Ámbito territorial de los Estados Unidos

En verde, Estados Unidos

Se conoce como territorio de Estados Unidos aquellas áreas bajo jurisdicción y soberanía por parte del Gobierno de los Estados Unidos, entre las que se incluye las aguas, archipiélagos o extensión territorial y Bases Navales de la Armada estadounidense.[1]

Dependiendo del estatus territorial, las divisiones políticas pueden variar.

Gestión política

Constitución

Copia original de la primera página de la Constitución de Estados Unidos

El Artículo IV de la Constitución indica que cada territorio está sujeto bajo la soberanía estadounidense (sin ser necesario estar ubicado dentro de las fronteras o pertenecer a cualquier Estado). Dicho apartado incluye los límites territoriales y marítimos no incluidos en ningún Estado y por ende en la Unión.

El Congreso mantendrá el orden y mantendrá las medidas necesarias para cumplir la legislación y hacer respetar el Territorio u otras propiedades de Estados Unidos; la presente Constitución no se aplicará como perjuicio o reclamo territorial por parte de Estados Unidos o cualquier Estado en particular.

Congreso de Estados Unidos

El Congreso dispone de poderes gubernativos dentro de las fronteras estadounidenses.[4]​ La legislación del Congreso no está sujeta a ningún control sobre los territorios a excepción de las zonas cedidas.

Corte Suprema

A causa de las polémicas de los Casos insulares de 1901, la Corte Suprema optó por amparar a otros territorios "ex proprio vigore" bajo la Constitución.[7]

Departamento de Estado del Interior

El Departamento del Interior es el encargado de los asuntos internos en su territorio con responsabilidades en todos los gobiernos locales.[8]​ Sin embargo no es de su responsabilidad la administración civil salvo en el caso de las reservas nativoamericanas (regidas por la Bureau of Indian Affairs) y de las islas.