Zona erógena

Se llaman zonas erógenas a las partes del cuerpo humano cuyo estímulo tiene como resultado la excitación sexual. Existen diferencias individuales, de modo que distintas zonas del cuerpo pueden resultar erógenas, y ello en diferente grado, en cada persona. Suelen asociarse a las zonas que presentan más densidad de terminaciones nerviosas y, por ello, mayor sensibilidad además de a los órganos genitales.

Es habitual estimularlas de varias maneras, con caricias, besos, masajes, durante los preliminares del acto sexual; de este modo aumenta progresivamente la excitación de las personas implicadas, aunque también pueden ser estimuladas sin tener aquél como finalidad, como por ejemplo, durante la masturbación.

Anatomía

Varón y hembra humanos: rasgos anatómicos externos.

Se puede considerar que toda la piel es una zona erógena, aunque existen partes más propensas a producir excitación sexual si son acariciadas o besadas.

Zonas erógenas de los humanos: No específica y áreas específicas

Las zonas erógenas suelen ser aquellas cuya piel presenta una mayor cantidad de terminaciones nerviosas. Además de los genitales, también son erógenos los labios, la piel del cuello, las axilas, la cintura y la cara interna de los muslos. En la mujer, el pecho es también una zona erógena.

Zonas erógenas masculinas

El pene tiene numerosas terminaciones nerviosas, especialmente en el prepucio y en el glande. En algunas culturas, el prepucio es circuncidado justo al nacer el niño o a los pocos años de vida. Se discute si esta operación disminuye la sensibilidad del pene. El escroto aparece también entre las zonas que los hombres consideran más erógenas.

Otras zonas que los hombres consideran erógenas son, por este orden, los labios, con una puntuación de 7 en una escala de 10 puntos - en segundo lugar entre el pene, con 9 y el escroto, con 6,5 -, la parte interna de los muslos (5,8), el cuello (5,6), los pezones (4,8), el perineo (4,8), la nuca (4,5) y las orejas (4,3).[1]


Zonas erógenas femeninas

Las mujeres consideran el clítoris como la principal zona erógena de su cuerpo. Es un órgano cuya única función consiste en proporcionar placer sexual. Del mismo modo que el pene masculino, tiene más terminaciones nerviosas que cualquier otra zona del cuerpo y su estimulación produce una gran excitación que puede llegar al orgasmo.

Por debajo de él se encuentran la vulva (8,4), los labios de la boca (7,9), el cuello (7,5), los pechos (7,3), los pezones (7,3), la parte interna de los muslos (6,7), la nuca (6,2), las orejas (5) y las nalgas(4,7).[1]

Other Languages
беларуская: Эрагенныя зоны
беларуская (тарашкевіца)‎: Эрагенная зона
bosanski: Erogena zona
català: Zona erògena
Deutsch: Erogene Zone
français: Zone érogène
hrvatski: Erogena zona
italiano: Zona erogena
日本語: 性感帯
한국어: 성감대
lietuvių: Erogeninė zona
Nederlands: Erogene zone
português: Zona erógena
română: Zonă erogenă
srpskohrvatski / српскохрватски: Erogene zone
slovenščina: Erogena cona
српски / srpski: Ерогене зоне
svenska: Erogena zoner
українська: Ерогенні зони
中文: 性感帶