Zona de Asentamiento

Mapa de la Zona de Residencia.

La Zona de Residencia o Zona de Asentamiento (en ruso: Черта оседлости, chertá osédlosti) fue la región fronteriza occidental del Imperio Ruso en la que el asentamiento de judíos estaba permitido, extendiéndose la jurisdicción de la zona a lo largo de la frontera con Europa Central.

También puede ser traducida como “empalizada de asentamiento”, derivado del concepto “cercado” o “empalizada” como zona fronteriza.

Comprendiendo solo el 20% del territorio de la Rusia Europea, la Zona de Residencia corresponde a las fronteras históricas de la República de las Dos Naciones, e incluyendo lo que hoy en día es Lituania, Bielorrusia, Polonia, Moldavia, Ucrania, y partes occidentales de Rusia. Además, varias ciudades dentro de la Zona de Residencia estaban excluidas de la misma. A un número de judíos cualificados se les permitía vivir fuera de la Zona de Residencia.

Historia

La Zona de Residencia fue creada por Catalina la Grande en 1791, después de intentos fallidos de sus predecesores, destacándose la Emperatriz Isabel I, para expulsar a los judíos de Rusia si no se convertían a la Ortodoxia rusa. Las principales razones para su creación fueron económicas y nacionalistas. Mientras que la sociedad rusa tradicional se había dividido en nobles, siervos y clérigos, el progreso industrial hace que emerja la clase media, que será rápidamente copada por los judíos, que no pertenecían a ninguna de esas clases. Limitando el área de residencia, el poder imperial intenta asegurarse el crecimiento de una clase media no judía.

La institución de la Zona de Residencia cobra especial importancia para las autoridades rusas después de la segunda partición de Polonia en 1793. Mientras que la población judía rusa, hasta ese momento, estaba limitada, la anexión de los territorios polaco-lituanos incrementa sustancialmente la población judía. En su punto culminante, la Zona de Residencia, incluyendo los nuevos territorios polacos y lituanos, tenía una población judía por encima de los 5 millones, que representaba el mayor componente (40%) de judíos del mundo en ese momento.

Entre 1791 y 1917, cuando la Zona de Residencia cesó oficialmente de existir, hubo varias reconfiguraciones de fronteras, por lo que ciertas áreas fueron abiertas y cerradas para el asentamiento judío, como el Cáucaso. Así mismo, a los judíos se les prohibió vivir en comunidades agrícolas (así como en Kiev, Sebastopol y Yalta, y fueron forzados a vivir en pequeños pueblos de provincias, realizando la construcción de shtetls (del Yidis שטעטל shtetl "pueblo pequeño/ciudad pequeña"). Mercaderes judíos del primer gremio, gente con educación superior o especial, artesanos, soldados, repartidos de acuerdo con la Carta de Reclutamiento de 1810, y sus descendientes, tenían el derecho de vivir fuera de la Zona de Residencia. En algunos periodos, dispensas especiales fueron dadas a judíos para vivir en las grandes ciudades imperiales, pero estas fueron cortas, y algunos miles de judíos fueron expulsados a la Zona de Residencia desde San Petersburgo y Moscú a finales de 1891.

Durante la Segunda Guerra Mundial, toda el área de la antigua Zona de Residencia en toda su extensión estuvo bajo el dominio de la Alemania Nazi en el Frente Oriental, con el resultado de lugares de exterminación masiva por parte de los autodenominados Einsatzgruppen en uno de los grandes planes operativos de exterminio sistemático de judíos, como parte del Holocausto. Esto llevó a la casi desaparición de la vida judía en el área donde antes estuvo la mayor concentración de judíos.

Other Languages