Zona Libre de Colón

Zona Libre de Colón
Aerial view Colón Free Trade Zone.jpg
Vista aérea de la Zona Libre de Colón
Tipo Organismo autónomo, zona franca
Industria comercio exterior
Fundación 1948
Fundador(es) Enrique A. Jiménez
Sede central Bandera de Panamá Ciudad de Colón, Panamá
Administración Surse Pierpoint
Ingresos Crecimiento US$ 16.000 millones ( 2010)
Sitio web www.zolicol.gob.pa
[ editar datos en Wikidata]

La Zona Libre de Colón (en ocasiones abreviada como Zolicol o ZLC) es una zona franca que se encuentra localizada en la costa caribeña de Panamá en la provincia de Colón, dentro de la ciudad de Colón aunque fuera de su jurisdicción municipal pues la ZLC es una entidad autónoma de Panamá. Se encuentra en la esquina sudeste de la Ciudad de Colón y ocupa 240 hectáreas (2.4 km2) de extensión, es la zona franca más grande del continente americano y la segunda del mundo, así como el primer centro de contenedores de América Latina.

Capta servicios y centros de importación, almacenaje, ensamblado, embalaje y reexportación de productos de todas partes del mundo, en especial aparatos eléctricos, productos farmacéuticos, licores, tabaco, mobiliario doméstico y de oficina, productos textiles, calzado, joyas y juguetes. Las principales importaciones provienen de Hong Kong, Japón y los Estados Unidos y con destino a países de Sudamérica, Centroamérica y el Caribe, con particular importancia Colombia, Venezuela y Brasil.

Fue creada por el Decreto Ley No. 18 de 17 de junio de 1948 como institución autónoma del Estado panameño, como un área para explotar las ventajas competitivas del país al encontrarse en la entrada del Canal de Panamá por el Océano Atlántico. La primera empresa en operar en la Zona Libre fue Motta Internacional, que hoy en día sigue siendo una empresa importante en ZLC. La entrada a la ZLC es abierta a los turistas extranjeros y restringida a los nacionales para evitar el contrabando, allí se venden artículos al por mayor y libre de impuestos de importación y exportación y operan más de 2.000 compañías. La Zona Libre de Colón recibió más de 250.000 visitantes en 2005. La ZLC en 2010 facturó alrededor de 16 mil millones de dólares al año de los que más de mil millones ingresaron a la economía de Panamá contribuyendo con el 8% del PIB del país.[1]

La Zona Libre de Colón está dividida en dos áreas. Una lleva el mismo nombre y en ella se concentran la mayoría de almacenes y vitrinas. La otra, France Field, es utilizada como centro de almacenamiento de mercancías y se encuentra cerca de los puertos Manzanillo International Terminal y Colon Container Terminal. El transporte de mercancías en la Zona Libre de Colón funciona a través de un sistema de transporte multimodal llamado Centro Logístico Multimodal de las Américas que integra los puertos marítimos Manzanillo International Terminal, Colon Container Terminal, Puerto de Cristóbal; el Ferrocarril de Panamá; y el Aeropuerto Enrique Adolfo Jiménez de Colón.[2]

En la Zona Libre de Colón se permite procesar y manufacturar en casi cualquier industria con la obligación de que el 80% de lo producido sea para exportación.[3] En cambio no hay restricción para reexportar bienes terminados, la mayoría de ellos hacia otras zonas francas.

La Zona Libre de Colón en el siglo XXI genera alrededor de 15.000 puestos de trabajo permanentes y 6.000 eventuales, de los cuales el 75% es para ciudadanos oriundos de la Provincia de Colón.[2]

Historia

Una de las entradas a la Zona Libre de Colón

Desde 1917, tres años después de la apertura del Canal de Panamá, se discutió la posibilidad de construir una zona franca en el área en Colón. La Cámara de Comercio de Colón planteó el proyecto de una zona franca en 1929, el proyecto fue tomado en cuenta después de la Segunda Guerra Mundial, en 1948.

Durante el conflicto internacional, muchos terratenientes panameños alquilaron terrenos para la construcción de centros de defensa y centros para proporcionar servicios para el movimiento de tropas estadounidenses; con el fin de la llegada de las tropas, comenzaron las dificultades. Con el fin paliar estas dificultades, Enrique A. Jiménez, presidente en 1945, tuvo la iniciativa de convertir en realidad el proyecto de zona libre, utilizando con ese fin la posición geográfica de los puertos y la vía fluvial interoceánica, paso crucial de la navegación mundial. Jimenéz recomendó la reconsideración del proyecto preparado por George E. Roberts, vicepresidente del First National City Bank de Nueva York, que contemplaba la creación de la Zona Libre de Colón y había sido presentado al gobierno ya en 1929.

Proyecto Interplaza en la Zona Libre de Colón

En 1946 el gobierno panameño contrató al estadounidense Thomas E. Lyons, un funcionario del Departamento de Comercio de los Estados Unidos y reconocida autoridad en el diseño de zonas libres, la realización de un estudio de viabilidad en el área sugerida por el proyecto.[5]

Las proyecciones de Lyons se cumplieron y cientos de empresas se mudaron a la ZLC. A partir de 1970 cuando Panamá se convierte en un centro bancario internacional más empresas se establecen en la zona franca, y en 1988 su área se expande a casi 300 hectáreas convirtiéndose en la zona franca más grande del hemisferio occidental y la segunda más grande del mundo siguiendo a Hong Kong. En la década de 1980 la zona franca empieza a tener competencia de otras zonas francas en Miami y el Caribe, y además se vio afectada por la crisis de la deuda en otros países de América Latina que redujeron sus importaciones.[5]

Bodegas y comercios en la Zona Libre de Colón

En la década de 1990 la Zona Libre de Colón recupera su fortaleza al convertirse en sede para América Latina de empresas de Japón y de países recientemente industrializados de Asia y en centro de reexportaciones hacia los Estados Unidos.[5]

El 87% de todas las importaciones de la Zona Libre durante 2004 provinieron principalmente de Hong Kong, Taiwán, Estados Unidos, Japón, Corea, Francia, México, Italia, Suiza, Reino Unido, Malasia y Alemania. En el mismo año, Colombia es el comprador más grande de mercancía, con casi el 16 por ciento de todas sus exportaciones. Otros compradores importantes son Venezuela, el propio mercado interno de Panamá, Guatemala, Ecuador, Costa Rica, República Dominicana, Estados Unidos, Chile, Honduras, Brasil, Nicaragua y El Salvador. Estos países adquirieron alrededor del 83% de todas las exportaciones de la Zona Libre de Colón.

En el siglo XXI una idea promovida por algunos empresarios es la de expandir algunos de los beneficios de la Zona Libre de Colón a la ciudad de Colón para mejorar las condiciones socioeconómicas de esta última. El proyecto es llamado Colón Puerto Libre.[6]

Other Languages