Zanarkand

Zanarkand es una ciudad del videojuego Final Fantasy X.

Muchos años antes de la trama del juego, Zanarkand era una de las dos mayores ciudades del mundo de Spira. Enzarzada en una lucha con la ciudad de Bevelle, finalmente fue sitiada. El ejército de Bevelle utilizaba máquinas de guerra devastadoras. Mientras, Zanarkand utilizaba como medio de defensa la magia negra y las invocaciones. En el sitio de Zanarkand perecieron todos los invocadores, salvo uno,el más poderoso, llamado Yu-Yevon. Invocó a un eón malvado y monstruoso, llamado Sinh, al cual no pudo controlar. Sinh lo devastó todo a su paso y redujo Zanarkand a un montón de cenizas. Desde entonces se lo considera un lugar maldito, y no volvió a ser reconstruido, salvo para la edificación de un templo sagrado de Yevon, erigido por el Clero de Bevelle.

Durante el juego, Zanarkand es un montón de ruinas, donde tan solo los monstruos habitan. En el medio de la ciudad se erige el templo, custodiado por un terrible guardián y por lady Yunalesca, a los cuales tendremos que derrotar en el transcurso del juego.

Other Languages