Yemayá

Iemanjá, Jemanjá, Yemayá
Yemoja Abayomi Barber.jpg
Estatua representado a Yemayá, en la Galería Nacional de Arte, de Nigeria.
Orishá
Apodo Donha Janaína, Yemaya Olokún
Venerada en Umbanda, Yoruba, Osha-Ifa.
Festividad 2 de Febrero y 7 de Septiembre
Atributos El mar (Kalunga grande), el hogar y la familia.
Patronazgo Reina del mar, representante de la fertilidad, protectora del hogar y la familia, de los barcos, los pescadores.
[ editar datos en Wikidata]

Yemayá, o Jemanjá, también llamada Yemanyá (Yemọya en Nigeria, Iemanjá o aún Dona Janaína en Brasil; ver sección Nombre) es la orishá del pueblo Egba, divinidad de la fertilidad originalmente asociada a los ríos y desembocaduras. Su culto principal se estableció en Abeokuta después de migraciones forzadas, tomando como soporte el río Ògùn de donde se manifiesta en cualquiera otro cuerpo de agua. También es reverenciada en partes de Sudamérica, Caribe y Estados Unidos. Siendo identificada en el merindilogun por los Odus Irosun y Ossá, es representada materialmente por el asentamiento sagrado denominado Igba Yemayá. Se manifiesta en a los iniciados sus misterios (eleguns) a través de posesiones o trances.

Celebrada en Ifé como hija de Olokun, la divindad de los mares, esa estrecha conexión fue enaltecida en el proceso de la diáspora africana resultando en una sobreposición de ambas en una misma figura como manifestaciones de un mismo principio, siendo el motivo para la asociación de Yemayá con los mares en el Nuevo Mundo. Con el sincretismo de otras divinidades y de influencias europeas, fue imbuida de incontables atributos y poderes en una gran variedad de cultos. Su arquetipo maternal se consolidó sobre todo como Madre de todos los Orishás. Yemayá, en las palabras de D. M. Zenicola, "representa el poder progenitor femenino; es ella que nos hace nacer, divinad que es maternidad universal, la Madre del Mundo".

En Brasil considerado el orishá más popular festejado con fiestas públicas, desarrolló profunda influencia en la cultura popular, música, literatura y en la religión, adquiriendo cada vez más una identidad consolidada por el Nuevo Mundo, conforme puede ser observado a través de su representación por diversos intelectuales, artistas y por el folclore que en su imagen reunieron las "tres razas". Figura en la Dona Janaína una personalidad la parte, seductora, sirena de los mares noroccidentales, con cultos populares simbólicos y accesibles que muchas veces no expresan necesariamente una liturgia. En esa visión, según Bernardo Yemayá "(...)es madre y esposa. Ella ama los hombres del mar y los protege. Pero cuando los desea, ella los mata y los hace sus esposos en el fondo del mar".

Nombre y Epítetos

Estatua de Yemayá en Montevideo, en Uruguay.

"Yemayá", nombre que deriva de la contracción de la expresión en yoruba Yèyé omo ejá ("Madre cuyos hijos son peces") o simplemente Yemọya en referencia a un río homónimo adorado en los primórdios del culto de este orishá. En Nigeria, Yemọya se pronuncia con el sonido de "djá" en la última sílaba. La versión hispana ampliamente más aceptada es la de Yemayá proveniente de la Santeria en Cuba. También es conocida como Aleyo en la misma región de Egbado, Ayetoro, Igan y Okoto.

En portugués es conocida por el nombre popular Dona Janaína a Mãe d'agua que tiene un origen más complicado: diversas fuentes lo asocian a un origen indígena pero no lo identifican. El diccionario Houaiss registra la explicación de la composición del nombre por Olga Cacciatore como de origen yoruba: iya, "madre" + naa, "que" + iyin, "honra".

M. C. Costa, en un artículo referente, localiza su origen en el diminutivo de Jana, expresión portuguesa para Anjana, ser mitológico conectado a las Xanas, una especie de hada o ninfa de la mitologia asturiana dotada de una belleza extraordinaria que vive en los ríos, fuentes, cascadas y bosques que tienen cursos de agua cristalina. "Jana" puede ser también referencia Guarani de Jara, pronúncia correcta de Iara, significando, según M. A. Sampaio, "señor, señora, dueño, dueña, propietario, propietaria. No quiere decir "señora de las aguas". Para ese término, sería Y-jara: Y- agua; jára, señor o señora." Tal alusión a la figura mitológica brasileña de Iara justificaría dos títulos en común, Madre d'Agua y Sereia, y su origen presenta el porqué ser mencionada como "Dueña". Esa asociación es observável ya en el inicio del siglo XX conforme verifica P. Iwashita en menciones a la Arthur Ramos, siendo aún frecuente en los cultos en la actualidad, como presentado en las investigaciones de A. Vallado. Inaê es segundo Édison Carneiro, aférese de Janaína, con más un "ê" eufônico.

Yemayá en su gran variedad de cultos asume diversos epítetos. Sigue una lista incompleta, excluyéndose también calidades y avatares (ver sección Calidades y Avatares): Ayaba ti gbe ibu omi, reina que vive en la profundidad de las aguas; Ibu gba nyanri, regato que retiene la arena; Oloxum (Olosun), regato rojo; Ibu Alaro, regato negro; Olimọ, dueña de la hoja de palmeira; Onilaiye, dueña del mundo; Onibode Iju, guardiana de la floresta; madre de Minihun (Iya ominihun), en referencia la minihun que es el nombre que se da a los niños que se cree concebidas gracias a Yemayá; Ayaba lomi lo, reina en el agua; Iyá Ori, madre de la cabeza Reina del Mar, Sereia. Otras referencias como Aiucá o Princesa del Aioká parecen corruptelas de Abeokuta, ciudad principal del culto de Yemayá, mientras Maria tendría origen en el sincretismo religioso con Nuestra Señora..

Other Languages
brezhoneg: Yemanja
català: Yemayà
Deutsch: Yemayá
English: Yemoja
Esperanto: Jemaja
français: Iemanja
עברית: ימאנז'ה
italiano: Yemaja
Nederlands: Yemayá
norsk nynorsk: Yemoja
polski: Jemaja
português: Iemanjá
русский: Йемайя
slovenščina: Jemadža
svenska: Yemanjá
Türkçe: Yemaja
中文: 叶玛亚