Xipe Tótec

Xipe Tótec descrito en el Códice Borgia.[1]
Xipe Tótec sosteniendo el chicahuaztli con su mano izquierda; en su derecha sostiene un cuchillo. (Códice Borgia).

Xipe Tótec (en náhuatl: xipetotec ‘nuestro señor desollado’: xipehua ‘pelar, quitar la piel’, to- ‘nuestro’ y tecuhtli ‘señor’) ( AFI: / 'ʃipe 'totek/) es una representación de la cultura mexica.

Este es el Tezcatlipoca Rojo en la teogonía de la creación. Su región o dominio es el Este, donde sale el Sol. Es la parte masculina del universo, la región de la juventud y de la aurora, del maíz tierno. Representa la Renovación, el desprendimiento de lo que ya no es útil, la regeneración de la naturaleza espiritual en las personas, así como del suelo seco en suelo fértil.

Xipe Tótec usaba el chicahuaztli para dar inicio a los rayos para atraer lluvia enfocado en el crecimiento del maíz,[2]​ donde algunas veces el instrumento era representado como una serpiente.

Su origen es Yope, cultura de la cual fue tomada esta deidad.

Representación

Es el dios desollado de la mitología azteca. Xipe se asociaba con la piel humana porque era símbolo de la renovación de la piel. Deidad relacionada con la agricultura, la enfermedad, la primavera, las estaciones, el oeste y los orfebres. Representa la parte masculina del universo, la fertilidad, los sacrificios, del maíz tierno, la abundancia, la riqueza y el amor. Protector de los lapidarios y de los plateros, y castiga a quienes hurtan plata o alhajas.[3]

Se le representa llevando en la mano un chicahuaztli (un sonajero que llama a la lluvia). Asimismo, se le ve envuelto en la piel desollada de un humano y en figuras compuestas con atributos de algunos animales; por un lado está teñido de amarillo y por el otro de leonado.[4]

Lleva en la cabeza una especie de capillo de diversos colores con unas borlas que cuelgan hacia la espalda. Está ceñido con unas faldetas verdes que le llegan hasta las rodillas, decoradas con unos caracolillos pendientes. Los cabellos los lleva trenzados en dos partes y porta orejeras de oro. Sostiene un cetro en ambas manos a manera de cáliz de adormidera donde tiene su semilla, con un casquillo de saeta encima. La piel estirada de la cara completamente enmascarando la cara viva por debajo. Típicamente las manos de la víctima desollada colgaban inútilmente en las muñecas, todavía unidas por tiras de piel, y la piel se usaba con el lado ensangrentado hacia afuera.

Xipe, como todos los representantes del maíz, era un dios rojo. Fieles a nuestra visión de las cosas, nosotros identificamos al dios como el hombre que vive en el interior, sobre la piel que envuelve como una cosa externa. Xipe Tótec es representado ante nosotros inmediatamente como la «muerta» piel envolvente.[5]

Other Languages
العربية: كسيبي توتيك
català: Xipe-Totec
čeština: Xipe Totec
Deutsch: Xipe Totec
Ελληνικά: Σίπε Τότεκ
English: Xipe Totec
français: Xipe Totec
magyar: Sipe-Totek
italiano: Xipe-Totec
lietuvių: Šipė Totekas
Nāhuatl: Xīpe-Totec
Nederlands: Xipe-Totec
polski: Xipe Totec
português: Xipe-Totec
русский: Шипе-Тотек
svenska: Xipe Totec
українська: Шіпе-Тотек