Xerófila

El árbol de Josué es un ejemplo de xerofita.

Los adjetivos xerófilo y xérico, y el sustantivo xerófito (del griego xero-: seco, -fitos: planta, -filo: amigo) se aplican en botánica a la vegetación y asociaciones vegetales específicamente adaptadas para la vida en un medio seco. Es decir, plantas adaptadas a la escasez de agua en la zona en la que habitan, como la estepa o el desierto.[3]

Características

Presentan rasgos que les permiten sobrevivir en ausencia de un suministro abundante.

  • Raíces largas, que constituyen una extensa red superficial, como ocurre en los cactus, para aprovechar las lluvias esporádicas; o que profundizan en la tierra hasta alcanzar niveles freáticos o simplemente húmedos.
  • Hojas con "poros" o estomas, u hojas reducidas a espina o simplemente hojas ausentes, trasladándose la función fotosintética a los tallos.
  • Metabolismos fotosintéticos especialmente adaptados al ahorro de agua, como el CAM (Crassulacean Acid Metabolism).[5]

Los jardines formados por xerófitos se denominan xerojardines.

Other Languages
беларуская: Ксерафілы
català: Xerofília
čeština: Xerofil
Deutsch: Xerophilie
Ελληνικά: Ξηρόφιλος
English: Xerophile
français: Xérophile
हिन्दी: शुष्कपसंदी
Bahasa Indonesia: Xerofili
Nederlands: Xerofiel
polski: Kserofil
português: Xerofilia
română: Xerofil
русский: Ксерофилы
Simple English: Xerophile
українська: Ксерофіли