Xavier Velasco

Xavier Velasco
Xavier Velasco.jpg
Información personal
Nacimiento7 de noviembre de 1964
(53 años)[1]
Ciudad de México
Nacionalidadmexicano
Lengua maternaespañol
Información profesional
Ocupaciónescritor
Lengua de producción literariaespañol
Géneronovela
Obras notablesDiablo guardián
DistincionesVI Premio Alfaguara en 2003
Web
Sitio web
Twitter
[editar datos en Wikidata]

Xavier Velasco (7 de noviembre de 1964, Ciudad de México) es un escritor mexicano, considerado uno de los exponentes más interesantes de la narrativa mexicana,.[2]

Biografía

En palabras del propio escritor, es un enamorado impenitente de la música, las motocicletas, la adrenalina y las palabras en esteroides, Velasco comenzó a escribir a los nueve años, como una forma de escapar a las aulas. Ejerce desde entonces la literatura como un vicio secreto, al que años después da curso a través de experimentar con la crónica y la forma de vida del rock. Tránsfuga de las carreras de Ciencias Políticas y Literatura, ejerce luego oficios variopintos, como el de director creativo (de lo cual dice haber extraído "algún dinero y ningún orgullo") y editor de una revista de aristócratas. Acostumbrado a dobles y triples vidas, Velasco desempeña al mismo tiempo los papeles de redactor publicitario, periodista, roquero, socialité, noctámbulo barriobajero y escritor subrepticio.

Escribió durante 16 años en el suplemento Sábado, del periódico unomásuno, fundado y dirigido por Fernando Benítez. Publicados sus escritos en los periódicos Novedades, El Universal, El Nacional, La Crónica, Milenio, Reforma y El País.[3]​ Fue en Sábado donde sus experimentos verbales alcanzaron mayores niveles de osadía. Entre sus columnas más leídas se halla Deshoras y penumbras (1995 - 2000), Epistolario (2000 - 2004), El funámbulo errante (2000 - 2003) y Pronóstico del clímax (2004 - ). En unas y otras el mexicano se ha mostrado consistentemente irreverente, así como fiel a la vocación de intensidad que hace de sus presentaciones públicas happenings memorables, masivamente concurridos, donde se dice colega y cómplice natural de las mujeres públicas.

Velasco permanece como escritor subterráneo hasta el año 2003, cuando es "descubierto" a la fama internacional a través del prestigioso Premio Alfaguara de Novela, obtenido antes por escritores como Manuel Vicent y Tomás Eloy Martínez, y que le es entregado en Madrid, España, en marzo de 2003, con una dotación de 175,000.00 dólares. Tras varios meses en las listas de ventas de España, México (tres años) y varios países de América Latina, la novela Diablo Guardián (picaresca punk, según el chileno Alberto Fuguet) se convierte en superventas hispanoamericano, con más de diez ediciones y 250,000 ejemplares vendidos.[4]

Obseso de la forma y esteta del vértigo, renuente a formar parte de movimiento literario alguno, Velasco ha visto su trabajo elogiado por escritores de la talla de Carlos Fuentes y Arturo Pérez-Reverte, quienes ya lo han citado como el futuro de la narrativa mexicana.[5]​ Actualmente reside en San Ángel, el barrio donde creció, en la zona sur de la Ciudad de México.

Desde marzo de 2000, colabora en el periódico Milenio, donde a partir de 2004 publica la columna Pronóstico del Clímax.

La influencias musicales de Velasco van de David Bowie a Chico Buarque, pasando por Chavela Vargas, Raphael, Iggy Pop, Sarah Vaughan, Wim Mertens y Antonio Carlos Jobim. Sus obras están profusamente pobladas de música, es posible extraer una banda sonora de cada una.


Other Languages