Wenceslao Carrillo

Wenceslao Carrillo

Consejero de Gobernación
5-28 de marzo de 1939

Director general de Seguridad
31 de diciembre de 1936-20 de mayo de 1937
Predecesor Manuel Muñoz Martínez
Sucesor Antonio Ortega Gutiérrez

Información personal
Nacimiento 9 de octubre de 1889
Valladolid, España
Fallecimiento 7 de noviembre de 1963
Charleroi, Bélgica
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Partido político PSOE
Familia
Cónyuge María Rosalía Solares Martínez
Hijos Santiago José
Información profesional
Ocupación Político, obrero fundidor, periodista
Miembro de
[ editar datos en Wikidata]

Wenceslao Carrillo Alonso-Forjador[1] ( Valladolid, 9 de octubre de 1889 - Charleroi, 7 de noviembre de 1963) fue un político, sindicalista y periodista socialista español, padre del dirigente del Partido Comunista de España Santiago Carrillo.

Biografía

Obrero fundidor en Gijón, afiliado a la Unión General de Trabajadores (UGT) con catorce años, y a las Juventudes Socialistas de España (JSE) casi desde su fundación por Tomás Meabe. Militante del PSOE desde 1905.

Activo miembro de la UGT, fue detenido en numerosas ocasiones entre 1910 y 1917. Abandonó su puesto como trabajador y dirigente sindical en Asturias por una plaza de redactor en El Socialista en 1923. Al mismo tiempo accedió a la dirección de UGT y fue partidario de impulsar acuerdos con la dictadura de Primo de Rivera antes que enfrentarse al dictador, convencido como otros dirigentes sindicales de las bondades del proyecto paternalista de este. En 1929 comenzó a criticar abiertamente la dictadura, al tiempo que UGT iniciaba a alejarse del régimen.

En 1931 se presentó, y fue elegido, concejal del Ayuntamiento de Madrid, siendo uno de los miembros del mismo que proclamó la Segunda República en la Puerta del Sol. En las elecciones generales de 1931,[2] fue elegido diputado al Congreso por la provincia de Córdoba, y reelegido en todas las consultas posteriores.

Siendo miembro ya de la ejecutiva del PSOE, y después de sufrir la represión durante los primeros meses de 1936, tras la sublevación militar que dio lugar a la Guerra Civil fue nombrado subsecretario de Gobernación en el gobierno de Francisco Largo Caballero. Ocupó más tarde diversos cargos gubernamentales, participando en el golpe de Casado contra Juan Negrín, y formando parte como consejero de Gobernación del Consejo Nacional de Defensa, creado para forzar un acuerdo con Franco en el final de la guerra. Este hecho le granjeó la enemistad de su hijo, Santiago Carrillo, miembro entonces de las Juventudes Socialistas Unificadas y dirigente después del Partido Comunista de España.[3]

Antes de la caída de Madrid, consiguió huir y se instaló en Bélgica. Fue dirigente de la UGT en el exilio durante cuatro años tras el final de la Segunda Guerra Mundial.[4]

Other Languages