Web bug

Un web bug (también llamado baliza web o faro web, o por el término inglés web beacon) es una diminuta imagen, normalmente invisible, en una página web o en un mensaje de correo electrónico que se diseña para controlar quién lo lee. Normalmente se utilizan para realizar análisis web.[1]

Su tamaño es inapreciable, pudiendo ser un único píxel en formato GIF y de color transparente (invisible). Se representan como etiquetas HTML y pueden incluir código JavaScript.

El término web bug proviene del inglés bugging device, es decir micrófono oculto o "cucaracha" (bug significa "bicho").

Resumen

Un web bug es cualquiera de una serie de técnicas que se utilizan para realizar el seguimiento en una página web o correo electrónico que está leyendo, cuándo y desde qué computadora. También pueden ser utilizados para determinar si un correo electrónico se ha leído o enviado a otra persona, o si una página web se ha copiado en otro sitio web.

Algunos mensajes de correo electrónico y las páginas web no son totalmente independientes del entorno. Pueden referirse al contenido en otro servidor, en lugar de incluir el contenido directamente. Cuando un cliente de correo electrónico o un navegador web prepara la visualización de un correo electrónico o página web, normalmente envía una petición al servidor para enviar el contenido adicional.

Estas peticiones suelen incluir la dirección IP del ordenador solicitante, la hora en la que se solicitó al contenido, el programa que hace la solicitud y la existencia de las cookies previamente establecidas por ese servidor. El servidor puede almacenar toda esta información y asociarla con una ficha de seguimiento único adjunto a la solicitud de contenido.

Other Languages
български: Пикселен маркер
català: Web bug
Deutsch: Zählpixel
English: Web beacon
suomi: Web bug
français: Pixel espion
עברית: Web bug
한국어: 웹 버그
Nederlands: Webbaken
中文: 网络信标