Washington Redskins

Washington Redskins
Washington Redskins wordmark.svg
Redskins uniforms12.png
Sede Washington D. C.
Bandera de Estados Unidos Estados Unidos
Fundación 1932; 84 años
Presidente Bruce Allen
Propietario(s) Daniel Snyder
Colores Borgoña, Oro, Blanco,
    
Entrenadores
Entrenador jefe Jay Gruden
Liga
Liga NFL
Conferencia Conferencia Nacional
División NFC Este
Títulos
Super Bowls 3 ( 1983, 1988 y 1992)
Ligas 2 NFL ( 1937 y 1942)
Campeonatos de conferencia 5 NFC (1972, 1982, 1983, 1987 y 1991)
Campeonatos de división 14 NFL Este (1936, 1937, 1940, 1942, 1943 y 1945)
NFC Este (1972, 1983, 1984, 1987, 1991, 1999, 2012 y 2015)
Estadios
Estadios anteriores

En Boston

En Washington D. C.

  • Griffith Stadium (1937-1960)
  • RFK Stadium (1961-1996)
    • anteriormente conocido como D.C. Stadium (1961-1968)
Estadio actual
  • también conocido como Jack Kent Cooke Stadium (1997-1999)
Apodos
The Skins
Historia del equipo
Boston Braves (1932)
Boston Redskins (1933-1936)
Washington Redskins
Web oficial
[ editar datos en Wikidata]

Los Washington Redskins ( español: Pieles Rojas de Washington) es un equipo de fútbol americano profesional con sede en el área de Washington D. C. Juega en el estadio FedEx Field, localizado en Landover, condado de Prince George ( Maryland). Sus oficinas centrales y campos de entrenamiento están ubicadas en el Redskin Park en Ashburn, condado de Loudoun ( Virginia), cerca del Aeropuerto Internacional de Dulles. Son miembros de la División Este de la National Football Conference (NFC), que forma parte de la NFL.

De acuerdo a la revista Forbes, los Redskins son la segunda franquicia más valiosa en la NFL, valuada en aproximadamente en $1.538 millardos de dólares, habiendo sido rebasados por sus rivales los Dallas Cowboys en 2007.[2]

En total, los Redskins han jugado en 11 Campeonatos de la NFL y han ganado 5 de ellos, incluyendo 3 de 5 Super Bowls en los que han jugado. 4 de esas 5 apariciones en Super Bowl fueron bajo el liderazgo de Joe Gibbs, entrenador admitido en el Salón de la Fama de la NFL en 1996.

Los Redskins son uno de solo dos equipos en la NFL con una banda musical. El otro equipo es Baltimore.[3] Los Redskins también fueron uno de los primeros equipos en tener una canción de batalla, “ Hail to the Redskins.”

Historia de la franquicia

Los Redskins en Boston

Los Boston Braves de "fútbol americano", cuyo dueño fue George Preston Marshall, ingresaron en la National Football League en 1932 después de que se retirara el equipo Newark Tornadoes[6]

En 1933, el equipo se trasladó al Fenway Park y cambiaron su nombre a Boston Redskins.[11] Battles se lesionó en la décima jugada del juego y Green Bay ganó el campeonato por 21-6. Los Redskins se mudaron a Washington la siguiente campaña debido a la falta de apoyo de los aficionados en Boston.

La Era Baugh

En sus primeros años en Washington, los Redskins compartieron el Griffith Stadium con el equipo de béisbol Senadores de Washington. En 1937 firmaron a un quarterback innovador novato de la Universidad Cristiana de Texas y futuro miembro del Salón de la Fama llamado Sammy Baugh.[5] En una era donde era relativamente raro lanzar pases hacia el frente, ellos usaron el pase del balón como su principal método de ganar yardas. "Slingin' Sammy" Baugh también jugó en numerosas posiciones incluyendo las posiciones de cornerback y punter.

En 1937 con Baugh al mando, los Redskins ganaron el título de la División Este y regresaron al juego por el Campeonato de la NFL en su primer año en la capital de Estados Unidos contra los Osos de Chicago. Sammy Baugh lanzó 3 pases para anotación y ganaron por un marcador de 28-21.[12]

La integración y los ejecutivos

El temprano éxito del equipo atrajo a los fans de Washington D. C. Sin embargo, después de 1945, los Redskins comenzaron una lenta debacle. Esto fue en parte culpa de la tendencia de Marshall a la microgerencia del equipo. De 1946 a 1968, solo tuvieron 3 campañas con marca ganadora.[10]

Marshall se negó a integrar a jugadores de color a su equipo, a pesar de los presiones del Washington Post y del Gobierno Federal. Finalmente en 1962, el Secretario del Interior Stewart Udall le dio un ultimátum: si no firmaban a un jugador negro, el gobierno podría echarlos del District of Columbia Stadium.[13]

Mitchell se uniría a estrellas de color como al wide receiver Charley Taylor, al corredor Larry Brown (quien usaba un auricular ya que era casi completamente sordo), y al back defensivo Brig Owens. Aparte llevaron a cabo dos de los mejores traspasos de los años 60’s, ganando al colorido quarterback Sonny Jurgensen de las Águilas de Filadelfia y al linebacker Sam Huff de los New York Giants.[14] Pero aun con esas contrataciones no fueron capaces de rendir lo esperado. A pesar de que el equipo era más popular que nunca, tuvieron muchas dificultades durante toda la década de los años 60’s.

Con los ejecutivos, Marshall se vio forzado a reducir sus funciones debido a un deterioro mental en 1962, y los accionistas del equipo tuvieron dificultades para tomar decisiones sin su jefe. Marshall murió en 1969, y los accionistas restantes vendieron el equipo a Edward Bennett Williams, un residente de Washington y uno de los más estimados abogados de Estados Unidos.[15]


También en 1969, el D.C. Stadium fue renombrado como el Robert F. Kennedy Memorial Stadium, y contrataron al futuro miembro del Salón de la Fama Vince Lombardi -quien ganó fama dirigiendo a Green Bay- para ser su nuevo entrenador.[16]

Renacimiento

Dos años después, Williams firmó al antiguo coach de los Los Angeles Rams George Allen como entrenador. Allen siempre fue parcial hacia los jugadores veteranos en vez de los novatos de alto perfil, por lo tanto sus equipos fueron conocidos como los Over-the-Hill Gang, por el promedio de edad de los elementos que participaron. Su eslogan fue “El Futuro Es Ahora”, y sus jugadores pronto probaron que él estaba en lo correcto.[17]

Allen ayudó a fomentar la rivalidad con los Dallas Cowboys, la cual se ha convertido en uno de los encuentros más candentes de la NFL.[19]

En 1981, el nuevo dueño Jack Kent Cooke firmó al coordinador ofensivo de San Diego, Joe Gibbs, como su vigésimo entrenador. Gibbs llevó al equipo a cuatro Super Bowls, ganando tres de ellos.[20]

El quarterback Joe Theismann, el corredor John Riggins, y el wide receiver Art Monk obtuvieron mucha publicidad, pero los Redskins fueron uno de los pocos equipos en tener una famosa línea ofensiva. El coach de la línea ofensiva Joe Bugel, quien más tarde llegaría a ser entrenador de los Cardenales de Arizona, los apodó “Los Cerdos”, no porque fueran grandes y gordos sino porque les "saldrían raíces en el lodo" en el campo de juego.[22] En años posteriores hubo otros “cerdos” notables como Jim Lachey, Raleigh McKenzie, y Mark Schlereth. Los tigh ends Don Warren y Clint Didier, así como Riggins, fueron conocidos como "Cerdos Honorarios".

La primera victoria en un Super Bowl (su primer campeonato de la NFL en 40 años), fue en el Super Bowl XVII, el 30 de enero de 1983, en Pasadena, California,[23] En vez de las pulgadas necesarias Riggins consiguió 43 yardas y la anotación para ponerse al frente en el marcador. La imagen de Riggins corriendo por encima del único tackleador probable Don McNeal se ha convertido en uno de los momentos culminantes de la historia de los Super Bowls. Una anotación más tarde, los Redskins ganaron su primer título de Super Bowl por marcador de 27-17.

La campaña de 1983 comenzó con una derrota por 31-30 con Dallas en el juego inaugural en un juego de Lunes por la noche)[12]

La campaña de 1987 comenzó con una huelga de jugadores que duró 24 días, reduciendo los 16 partidos de la temporada a 15. Los juegos de las semanas 4, 5 y 6 los ganaron con jugadores de reemplazo. Los Redskins ganaron el distintivo de ser el único equipo cuyos jugadores no cruzaron los “piquetes de huelga”.[27]

Los Redskins ganaron su más reciente Super Bowl el día 26 de enero de 1992, en el Super Bowl XXVI celebrado en Minneapolis, Minnesota. Esa temporada de 1991, fueron el equipo mas dominante de la liga y vencieron a los Bills de Buffalo por 37 puntos contra 24.[28]

La Era Snyder

En 1997, el dueño Jack Kent Cooke murió en la víspera de la inauguración del nuevo estadio en Landover, Maryland, y fue bautizado en su honor. En su testamento, Cooke dejó al equipo a la Fundación Jack Kent Cooke, con instrucciones de venderlo. Su hijo, John Kent Cooke, no pudo reunir suficiente dinero para la compra y el equipo fue comprado por Daniel Snyder.[29]

En 1999, Washington llegó a los playoffs por primera vez desde la salida de Gibbs ganando el Este de la Nacional. Vencieron a los Leones de Detroit por 27-13 en un juego de comodines como locales,[12]

Snyder, quien creció como fan de los Redskins e hizo su fortuna en la mercadotecnia ha realizado muchos movimientos muy controversiales desde que compró al equipo, incluyendo vender el nombre del estadio en una licitación corporativa. FedEx ganó y ahora el estadio se llama FedEx Field. El hábito mas criticado de Snyder ha sido contratar y despedir entrenadores, comenzando con el despido de Norv Turner, despidiendo a su reemplazo Marty Schottenheimer después de solo una campaña, y en 2002, contratando al entrenador de los Lagartos de Florida Steve Spurrier para reemplazar a Schottenheimer. Spurrier renunció al final de la temporada del 2003 faltándole tres años más en su contrato.

Para el 2004, Snyder logró sacar de su retiro a Joe Gibbs para contratarlo como entrenador y presidente del equipo. Su regreso vino con una promesa de Snyder de disminuir su intervención en las operaciones de Washington.[30] Snyder también expandió el estadio a 91,665 asientos (la cifra más alta de la liga). El regreso de Gibbs no pagó dividendos en su primera campaña (2004) terminando con una marca de 6 victorias y 10 derrotas.

A pesar de una defensiva bastante buena el equipo no fue igual a la ofensiva. El quarterback Mark Brunell fue adquirido en pretemporada de los Jaguares de Jacksonville; no rindió en su primera temporada y fue sustituido a media temporada por Patrick Ramsey. Del otro lado algunas de las nuevas contrataciones de Gibbs como el cornerback Shawn Springs y el linebacker Marcus Washington, jugaron muy bien. Aparte Washington escogió a Sean Taylor de los Huracanes de Miami durante el draft en la primera campaña de Gibbs.

Snyder ha convertido a Washington en una máquina de hacer dinero. Eso le permitió gastar mucho dinero en la agencia libre. Esas primeras contrataciones no fueron buenas Bruce Smith, Deion Sanders), pero la calidad de los agentes libres contratados por mejoró firmando o canjeando jugadores estrellas como Cornelius Griffin, Santana Moss, y Clinton Portis.

Los Washington Redskins enfrentando a los New York Giants.

2005

El equipo en una sesión de entrenamiento.

Antes de la temporada 2005, Los Redskins devolvieron al receptor Laveranues Coles a los New York Jets y adquirieron a Santana Moss a cambio.

Usaron su primera selección en draft del 2005 para firmar al cornerbackde la Universidad de Auburn Carlos Rogers. Y utilizaron su siguiente selección de draft (negociada con Denver para adquirir también al quarterback de Auburn Jason Campbell. El resto de sus selecciones incluyeron al corredor de poder de UCLA Manuel White, Jr., a los linebackers de los Cardenales de Louisville Robert McCune y de Stanford Jared Newberry, y al corredor de poder del Citadel College Nehemiah Broughton.

Esperando mejorar después del desastroso ataque aéreo, Gibbs agregó al antiguo coordinador ofensivo de Jacksonville Bill Musgrave como su entrenador de quarterbacks. Por primera vez Joe Gibbs usó la formación escopeta en su ofensiva.

El equipo ganó sus primeros tres juegos incluyendo una victoria sobre Dallas un lunes por la noche pero se desplomáron, perdiendo tres partidos en noviembre lo cual disminuyó las oportunidades de calificar a post-temporada. Sin embargo cinco victorias al final de la temporada les permitió terminar con marca de 10-6, calificando a post-temporada como equipo comodín. Comenzaron los playoffs como visitantes contra el campeón de la Sur de la Nacional Tampa Bay el día sábado 7 de enero del 2006. Ganaron por marcador de 17-10,[12] acabando con las esperanzas de los “skins” de lograr su primer campeonato de la Conferencia Nacional desde 1991.

Tres récords de equipo fueron rotos en la campaña del 2005 . Clinton Portis fijó la marca de más yardas terrestres en una temporada con 1,516, superando la marca de Stephen Davis del 2001 con 1,432 yardas. Y las 1,483 yardas aéreas de Santana Moss rompieron la marca de Bobby Mitchell impuesta en l963 de 1,436 yardas por recepción. Chris Cooley y sus 71 recepciones rompieron el récord de Jerry Smith para un tight end de los Redskins..

2006

Jason Campbell se convirtió en el quarterback titular a mediados de la campaña del 2006.

La inconsistencia de la ofensiva durante la temporada del 2005 resultó en la contratación del coordinador ofensivo Al Saunders como coordinador de la ofensiva. Saunders venía de una formación similar a la de Gibbs ya que el mentor de ambos fue Don Coryell y se pensó que la ofensiva sería más eficiente con el al frente. Saunders seria el que decidiría la mayoría de las jugadas a la ofensiva. Debido a eso se creyó que Gibbs asumiría el puesto de entrenador / director ejecutivo de los Redskins en el 2006 y podría manejar asuntos personales y le daría más tiempo de trabajar en los equipos especiales y la defensiva, mientras Saunders dirigiría la ofensiva. Gibbs agregó al que fuera coordinador defensivo de Buffalo Jerry Gray a su plantilla como entrenador de la defensiva secundaria y de los cornerbacks. Gibbs perdió al entrenador de quarterbacks Bill Musgrave cuando fue contratado por los Halcones de Atlanta el verano del 2006.

Después de ganar solo tres de los primeros nueve juegos en el 2006, Gibbs, en un esfuerzo de salvar lo que quedaba de la temporada mandó a la banca al quarterback titular Mark Brunell para darle oportunidad a la primera selección del draft Jason Campbell. Perdió su primer partido como inicialista contra Tampa Bay, pero obtuvo su primera victoria en la NFL en contra de las Panteras de Carolina, sacando a los “skins” de una racha de tres juegos perdidos. Terminaron la campaña con una marca perdedora de 5-11 después de perder en casa con Nueva York por 34-28. Washington finalizó en el fondo del Este y fueron los únicos de la división que no calificaron a post-temporada. Esto marcó la segunda temporada perdedora de Gibbs en su regreso como entrenador a Washington.

Los analistas no se ponen de acuerdo en que fue exactamente lo que salió mal esa temporada del 2006. Algunos dicen que fueron las contrataciones en la agencia libre como el profundo fuerte Adam Archuleta y el receiver Brandon Lloyd. Otros apuntan a la desconexión entre las filosofías ofensivas de Gibbs y Saunders: Gibbs prefiería un esquema terrestre poderoso mientras que Saunders deseaba un estilo agresivo orientado mas al juego por pase. Muchos observaron el colapso del sistema defensivo de Gregg Williams, mientras que otros apuntaron al fracaso de jugadores específicos en la porosa defensiva secundaria como los backs defensivos Carlos Rogers, Sean Taylor , y Archuleta, permitiendo la cantidad más alta de la liga de pases de TDs con 30 y acumulando la menor cantidad de intercepciónes con 6. La defensiva se derrumbó del lugar 7 en 2005 al puesto 29 en 2006.

En la temporada 2012 los Redskins ganaron la división con el novato quarterback Robert Griffin III después de 14 temporadas sin ganarla, a pesar de eso fueron eliminados por los Seattle Seahawks en la primera ronda de los playoffs.

Other Languages