Wallis Simpson

Wallis
Duquesa de Windsor
Wallis Simpson -1936.JPG
Wallis Simpson en 1936
Información personal
Nombre secularBessie Wallis[1]​ por nacimiento Warfield
Nacimiento19 de junio de 1896[2]
Blue Ridge Summit, Pensilvania,
Flag of the United States.svg Estados Unidos
Fallecimiento24 de abril de 1986
(89 años)
Bois de Boulogne, París,
Flag of France.svg Francia
EntierroMausoleo Real de Frogmore, Berkshire, Bandera de Reino Unido Reino Unido
Familia
Casa realCasa de Windsor (por matrimonio)
PadreTeackle Wallis Warfield
MadreAlice Montague
CónyugeEarl Winfield Spencer Jr.
Ernest Aldrich Simpson
Eduardo VIII

Wallis, duquesa de Windsor, registrada al nacer como Bessie Wallis Warfield y más tarde, por matrimonio, llamada Wallis Spencer y después Wallis Simpson (19 de junio de 1896[2]​ - 24 de abril de 1986), fue una socialite estadounidense que, después de haberse divorciado dos veces, se casó en terceras nupcias, el 3 de junio de 1937, con el príncipe Eduardo, duque de Windsor, quien antes de su matrimonio había sido Eduardo VIII, rey del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte y emperador de la India.

El padre de Wallis murió poco después de su nacimiento, y Wallis, junto a su madre viuda, recibió el apoyo de algunos parientes ricos. Su primer matrimonio, con un oficial de la Marina de los Estados Unidos, se caracterizó por varios períodos de separación y finalmente terminó en divorcio. En 1934, durante el transcurso de su segundo matrimonio, supuestamente se hizo amante de Eduardo, por entonces príncipe de Gales. Dos años más tarde, después de la muerte de Jorge V y el ascenso al trono de Eduardo VIII, Wallis se divorció de su segundo marido y Eduardo le propuso matrimonio. El deseo del rey de contraer nupcias con una mujer que tenía dos ex maridos vivos provocó una crisis constitucional en el Reino Unido y sus dominios, lo que finalmente condujo a que abdicara al trono en diciembre de 1936 y se casara, según sus propias palabras, con «la mujer que amo».[3]​ Después de la abdicación, el antiguo rey fue nombrado duque de Windsor por su hermano, el rey Jorge VI. Eduardo se casó con Wallis seis meses más tarde, después de lo cual ella fue conocida formalmente como la duquesa de Windsor, sin el tratamiento de Su Alteza Real.

Antes, durante y después de la Segunda Guerra Mundial, muchas personas del gobierno y de la sociedad sospechaban que el duque y la duquesa de Windsor simpatizaban con los nazis. En el transcurso de las décadas de 1950 y 1960, la pareja vivió entre Europa y los Estados Unidos, disfrutando de una vida de ocio como celebridades sociales. Al morir el duque en 1972, la duquesa se recluyó y rara vez volvió a ser vista en público. Su vida privada fue la fuente de múltiples especulaciones y todavía sigue siendo una figura controvertida en la historia británica.

Biografía

Primeros años

Bessie Wallis Warfield era hija única y nació en Square Cottage, en el Monterey Inn, un hotel ubicado al otro lado de la carretera frente al Monterey Country Club, en Blue Ridge Summit, Pensilvania, Estados Unidos.[11]

Las fechas del matrimonio de sus padres y de su nacimiento permanecen confusas.[14]

Su tía Bessie Merryman quedó viuda en 1901 y al año siguiente Alice y Wallis se mudaron a su mansión en West Chase Street, 9 en Baltimore. Alice se volvió a casar en 1908 con John Freeman Rasin, Jr., hijo de un prominente miembro del Partido Demócrata de los Estados Unidos.[18]

Primer matrimonio

Earl Winfield Spencer Jr., primer esposo de Wallis, en 1920.

En mayo de 1916, durante la visita que hizo a su prima Corinne Mustin en Pensacola, Florida, Wallis conoció a Earl Winfield Spencer Jr., piloto de la Armada de los Estados Unidos.[26]

Un diplomático italiano la recordaba del tiempo que permaneció en China: «Su charla era brillante y tenía la costumbre de traer a colación el tema correcto de conversación con cualquier persona que entrara en contacto con ella y entretenerlos con ese tema».[29]

Wallis realizó un recorrido por China y se hospedó con Katherine y Herman Rogers, quienes seguirían siendo sus amigos mientras estuvo en Pekín.[4]

Segundo matrimonio

Para el momento en que se disolvió su matrimonio con Spencer, Wallis ya se había involucrado con Ernest Aldrich Simpson, un angloestadounidense ejecutivo de transporte marítimo y excapitán de la Guardia Coldstream.[35]

Los Simpson se instalaron temporalmente en una casa amueblada con cuatro criados en Mayfair.[37]

A través de una amiga suya, Consuelo Thaw, Wallis conoció a Lady Thelma Furness, hermana de Consuelo y en ese entonces amante de Eduardo, príncipe de Gales.[40]

Relación con Eduardo, príncipe de Gales

En diciembre de 1933, mientras Lady Furness se encontraba en Nueva York, Wallis se convirtió al parecer en amante del príncipe. Eduardo lo negó ante su padre, a pesar de que su personal llegó a verlos juntos en la cama, así como a encontrar «evidencia física de un acto sexual».[42]

Para 1934, el príncipe estaba perdida e irremediablemente enamorado, encontraba atractivas sus maneras dominantes y la abrasiva irreverencia hacia su posición; en palabras de su biógrafo oficial, se convirtió en «servilmente dependiente» de ella.[48]

En 1935, el jefe de la Sección Especial de la Policía Metropolitana de Londres le informó al comisionado que Wallis también tenía un romance con Guy Marcus Trundle, que «se decía era empleado de la Ford Motor Company».[52]

Crisis de abdicación

Jorge V murió el 20 de enero de 1936 y el príncipe de Gales subió al trono como Eduardo VIII. Al día siguiente rompió el protocolo real cuando observó la proclamación de su ascenso al trono desde una ventana del palacio de St James en compañía de Wallis, que a la sazón permanecía casada.[57]

El monarca del Reino Unido es también el gobernador supremo de la iglesia de Inglaterra y al momento de la propuesta de matrimonio —y hasta el año 2002— la iglesia de Inglaterra no permitía que volvieran a casarse las personas divorciadas cuyo excónyuge seguía vivo.[62]

Wallis le había presentado una demanda de divorcio a su segundo marido alegando que había cometido adulterio con su amiga de la infancia Mary Kirk y la sentencia condicional se le concedió el 27 de octubre de 1936.[64]

De vuelta en el Reino Unido, Eduardo consultó con el primer ministro Stanley Baldwin tratando de encontrar la forma de casarse con Wallis y conservar en el trono. Propuso un matrimonio morganático, donde él seguiría siendo rey aunque su esposa no sería reina, pero esto fue rechazado por Baldwin y los primeros ministros de Australia y Sudáfrica.[65]

Carta de abdicación de Eduardo VIII del Reino Unido.

Mientras tanto, Peregrine Cust, sexto barón Brownlow y Lord in Waiting del rey,[68]

El 10 de diciembre de 1936, Eduardo VIII firmó el Instrumento de abdicación en presencia de sus tres hermanos sobrevivientes, el duque de York —que ascendería al trono al día siguiente como Jorge VI—, el duque de Gloucester y el duque de Kent. Algunas leyes especiales aprobadas por los parlamentos de los dominios finalizaron el proceso de la abdicación al día siguiente y en el caso de Irlanda, un día después. El 11 de diciembre de 1936, Eduardo emitió una declaración pública que decía:[69]

Todos ustedes conocen las razones que me han inducido a renunciar al trono. Quisiera hacerles comprender que, al tomar esta resolución, no he olvidado en absoluto al país o al Imperio, a los cuales, primero como príncipe de Gales y más tarde como rey, he dedicado veinticinco años de servicio. Pero pueden creerme si les digo que me ha resultado imposible soportar la pesada carga de la responsabilidad y desempeñar mis funciones como rey, en la forma en que desearía hacerlo, sin la ayuda y el apoyo de la mujer que amo.[70]

Eduardo partió de Gran Bretaña a Austria, donde se alojó en el castillo Enzesfeld, la casa del barón y la baronesa Eugen y Kitty de Rothschild. Tuvo que permanecer alejado de Wallis hasta que no hubiera peligro de comprometer la concesión de un decreto absoluto en el proceso de divorcio. Cuando el divorcio se resolvió en mayo de 1937, Wallis volvió a usar su nombre de soltera Wallis Warfield. La pareja se reunió en el castillo de Candé, en Monts, Francia, el 4 de mayo de 1937.[71]

Tercer matrimonio: duquesa de Windsor

Un mes más tarde, el 3 de junio de 1937, Wallis y Eduardo se casaron en el castillo de Candé,[74]​ Ningún miembro de la familia real británica asistió.

Eduardo fue nombrado duque de Windsor por su hermano, Jorge VI; sin embargo, la patente real aprobada por el nuevo rey y apoyada por unanimidad por los gobiernos de los dominios,[82]

Según Diana Mitford, esposa del exlíder de la Unión Británica de Fascistas, Oswald Mosley, que conocía a la futura reina madre y a Wallis, pero solamente era amiga de esta última, la antipatía de la reina hacia su concuñada podía haber tenido una fuente más profunda. Lady Mosley escribió a su hermana, la duquesa de Devonshire, tras la muerte del duque de Windsor, «probablemente la teoría de sus contemporáneos [de los Windsor] de que Cake [un apodo de Mitford para la reina madre, que derivaba de su exclamación de alegría en la fiesta en la que Deborah Devonshire la conoció] estaba más bien enamorada de él [el duque] —como una niña— y se llevó al segundo mejor, puede explicar muchas cosas».[83]

Los duques vivieron en Francia los años anteriores a la guerra. En 1937, realizaron una visita de alto perfil a Alemania y se reunieron con el líder nazi Adolfo Hitler, quien, según informes, dijo de la duquesa que «habría sido una buena reina».[88]

Segunda Guerra Mundial

Tras el estallido de la guerra en 1939, a Eduardo se le asignó un puesto militar en el ejército británico destinado en Francia. Según el hijo de William Edmund Ironside, primer barón Ironside, Wallis siguió recibiendo a sus amigos relacionados con el movimiento fascista y les filtró detalles de las defensas francesas y belgas que obtenía del duque.[92]​ En agosto, un buque de guerra británico trasladó a la pareja a las Bahamas, donde Eduardo fue instalado como gobernador.

Wallis realizó competentemente su papel como la señora del gobernador durante cinco años. Sin embargo, odiaba Nassau, que calificó de «nuestra Santa Elena», en referencia al último lugar de exilio de Napoleón I.[98]​ Después de la derrota de la Alemania nazi, la pareja regresó a Francia y se retiró.

Vida posterior y fallecimiento

Los duques de Windsor con el presidente Richard Nixon durante un evento en la Casa Blanca en abril de 1970.

En 1946, Wallis se alojaba en Ednam Lodge, la casa del conde de Dudley, cuando algunas de sus joyas fueron robadas. Hubo rumores de que el robo fue planeado por la familia real británica, en un intento por recuperar las joyas que Eduardo había tomado de la Royal Collection, o por los propios duques de Windsor, como parte de un fraude contra la aseguradora —ya que el año siguiente la pareja realizó un gran depósito de piedras sueltas en Cartier—. Sin embargo, en 1960, Richard Dunphie confesó el delito. Las piezas robadas eran solo una pequeña parte de las joyas de los Windsor que habían sido compradas de forma privada, heredadas por el duque o que le fueron regaladas cuando era príncipe de Gales.[99]

Eduardo regresó a Inglaterra en febrero de 1952, para asistir al funeral de Jorge VI. Wallis no quiso asistir; en su estancia previa en Londres, el mes de octubre anterior, le había dicho a su marido: «Odio este país. Seguiré odiándolo hasta la tumba».[104]

En 1965, cuando los duques de Windsor visitaron Londres porque Eduardo necesitaba una cirugía ocular, la reina Isabel II y la princesa Marina, duquesa de Kent, los visitaron. Más tarde, en 1967, la pareja se unió a la familia real en Londres cuando Isabel II desveló una placa para conmemorar el centenario del nacimiento de la reina María.[106]

Cuando Eduardo murió de cáncer en 1972, Wallis viajó a Inglaterra para asistir al funeral,[113]​ Al final permaneció confinada a su cama y no recibía visitas a excepción de su médico y enfermeras.

La duquesa de Windsor murió en su casa en el Bois de Boulogne de París el 24 de abril de 1986.[115]

La mayor parte de su herencia fue a la fundación para la investigación médica del Instituto Pasteur, según las instrucciones de Suzanne Blum. La decisión tomó por sorpresa a la familia real y a los amigos de la duquesa, porque durante su vida nunca había mostrado algún interés en la caridad.[114]

Other Languages
asturianu: Wallis Simpson
български: Уолис Симпсън
bosanski: Wallis Simpson
français: Wallis Simpson
hrvatski: Wallis Simpson
Bahasa Indonesia: Wallis Simpson
italiano: Wallis Simpson
latviešu: Volisa Simpsone
македонски: Волис Симпсон
Nederlands: Wallis Simpson
norsk nynorsk: Wallis Simpson
română: Wallis Simpson
srpskohrvatski / српскохрватски: Wallis Simpson
Simple English: Wallis Simpson
slovenščina: Wallis Simpson
Türkçe: Wallis Simpson
українська: Волліс Сімпсон
Tiếng Việt: Wallis Simpson