Wabi-sabi

Wabi-sabi (侘・寂 ?) es un término estético japonés que describe objetos o ambientes caracterizados por su simplicidad rústica.

El wabi-sabi combina la atención a la composición del minimalismo, con la calidez de los objetos provenientes de la naturaleza.

El wabi-sabi es un concepto que se refiere a la capacidad de ver la belleza en la imperfección.

Características

Corriente japonesa estética y de comprensión del mundo basada en la fugacidad e impermanencia. Deriva de la afirmación budista de las Tres Características de la Existencia.

Según Leonard Koren, autor del libro Wabi-Sabi: for Artists, Designers, Poets and Philosophers, se refiere a aquella belleza imperfecta, impermanente e incompleta. Algunas características de la estética wabi-sabi son la asimetría, aspereza, sencillez o ingenuidad, modestia e intimidad, y sugiere además un proceso natural.

El wabi-sabi ocupa la misma posición en la estética japonesa que en Occidente ocupan los ideales griegos de belleza y perfección.

Andrew Juniper afirma que:

Si un objeto o expresión puede provocar en nosotros una sensación de serena melancolía y anhelo espiritual, entonces dicho objeto puede considerarse wabi-sabi.

Richard R. Powell lo resume diciendo que:

Ello (el wabi-sabi) cultiva todo lo que es auténtico reconociendo tres sencillas realidades: nada dura, nada está completado y nada es perfecto.

Las palabras wabi y sabi no se traducen fácilmente. Wabi inicialmente refería la soledad de vivir en la naturaleza, lejos de la sociedad, mientras que sabi significaba "frío", "flaco" o "marchitado". Hacia el siglo XIV estos términos comenzaron a cambiar, adquiriendo connotaciones más positivas.

Wabi ahora connota simpleza rústica, frescura o quietud, siendo aplicable tanto a objetos naturales como hechos por el ser humano, o elegancia subestimada. También se puede referir a peculiaridades o anomalías que surgen durante el proceso de construcción y dotan de elegancia y unicidad al objeto. Sabi es la belleza o serenidad que aparece con la edad, cuando la vida del objeto y su impermanencia se evidencian en su pátina y desgaste, o en cualquier arreglo visible.

Desde un punto de vista del diseño o ingeniería, wabi se interpretaría como la cualidad imperfecta de cualquier objeto, debida a inevitables limitaciones en el diseño y construcción. Así, sabi podría ser interpretado como el aspecto de imperfecta fiabilidad o limitada mortalidad de cualquier objeto; de aquí la conexión etimológica con la palabra japonesa sabi, oxidarse.

Ambos conceptos, wabi y sabi, sugieren sentimientos de desconsuelo y soledad. Según la perspectiva budista Mahāyāna, estas son características positivas, al representar la liberación del mundo material y la trascendencia hacia una vida más sencilla. La propia filosofía Mahayana, sin embargo, advierte de que la comprensión verdadera no puede alcanzarse mediante palabras o lenguajes, por lo que aceptar el wabi-sabi en términos no verbales sería el enfoque más adecuado.

Los conceptos de wabi y sabi son originariamente religiosos, pero su actual uso en japonés es bastante informal[ cita requerida].

Other Languages
العربية: وابي سابي
català: Uabi-Sabi
Deutsch: Wabi-Sabi
English: Wabi-sabi
Esperanto: Ŭabi-sabi
eesti: Wabi-sabi
euskara: Wabi-sabi
suomi: Wabi-sabi
français: Wabi-sabi
magyar: Vabi-szabi
italiano: Wabi-sabi
日本語: わび・さび
한국어: 와비 사비
ਪੰਜਾਬੀ: ਵਾਬੀ-ਸਾਬੀ
português: Wabi-sabi
română: Wabi
русский: Ваби-саби
саха тыла: Ваби-саби
svenska: Wabi-sabi
українська: Вабі
Tiếng Việt: Wabi-sabi
中文: 侘寂