Vulcano (Star Trek)

Vulcanos
Especie Humanoide
Planeta natal Vulcano
Gobierno Miembros de la Federación Unida de Planetas
Primera aparición Star Trek: La serie original
Signo de saludo vulcano.

Los vulcanos (llamados también vulcanianos) son una especie humanoide perteneciente al universo ficticio de Star Trek, originarios del planeta Vulcano (situado a 15 años luz del planeta Tierra) y conocidos por su estilo de vida basado en la razón y la lógica. A simple vista, se distinguen físicamente de la especie humana por la forma puntiaguda de sus orejas y cejas.

En el pasado los vulcanos fueron una especie apasionada y violenta, incluso más que los humanos, pero con la adopción de la lógica, la meditación y la supresión de emociones, lograron formar una sociedad próspera y avanzada en tecnología.

Vulcano forma parte de la Federación Unida de Planetas y es uno de sus fundadores, junto con humanos, andorianos y tellaritas.

Biología

Características físicas

Al igual que la mayor parte de las razas en el universo Star Trek, los vulcanos tienen apariencia antropomorfa; sin perjuicio de ello, una serie de características los diferencian de los seres humanos:

  • Orejas y cejas puntiagudas.
  • Gran fortaleza y resistencia física, poseyendo una fuerza diez veces mayor que la de un humano, y siendo capaces de estar varios días sin comer o beber. Están especialmente adaptados para la supervivencia en ambientes tórridos, dado los grandes desiertos y altas temperaturas de ciertas regiones del planeta Vulcano.
  • Gran resistencia al sueño y a las bebidas alcohólicas.
  • Sangre verde, debido a que está basada en cobre y no en hierro como la sangre humana.
  • Corazón a la altura del hígado humano.
  • Párpados interiores que protegen sus ojos, siendo esta una adaptación evolutiva para enfrentar la alta radiación solar de las zonas desérticas de su planeta.
  • Gran sentido auditivo, así como un desarrollado olfato, que los hace sensibles a muchos olores imperceptibles para otras especies. Debido a ello, durante el contacto con razas de otros planetas, los vulcanos suelen emplear inhibidores nasales.
  • Esperanza de vida superior a los 200 años.
  • Aparentemente pueden sobrevivir 24 horas una vez extirpado su cerebro (ocurre en el episodio 6 de la tercera temporada de la serie original, llamado El cerebro de Spock).

A pesar de las muchas diferencias biológicas, existe compatibilidad genética entre humanos y vulcanos, siendo Spock el híbrido más conocido.

Habilidades telepáticas

Los vulcanos tienen capacidades telepáticas. Si bien no pueden leer la mente a distancia (como hacen los betazoides), por medio del proceso de fusión mental son capaces de unir su mente a la de otro individuo, para lo cual ponen una mano sobre el rostro de la otra persona, gesto acompañando de un gran esfuerzo de concentración. Durante muchos años, la técnica fue mal vista por la sociedad vulcana, e incluso considerada sancionable. Finalmente, acabó siendo aceptada, sin perjuicio de que aún cause rechazo entre las autoridades del planeta.

La fusión mental, llevada a cabo sin la preparación y la concentración necesarias, puede originar el síndrome de Pa’nar, enfermedad que afecta las vías sinápticas y que con el tiempo causa la muerte. Las autoridades vulcanas, dado el rechazo que tienen a la fusión mental, no han considerado al síndrome dentro de las prioridades del Consejo médico vulcano. Con todo, ha sido estudiado y se dispone de algunas medicinas capaces de ralentizar sus síntomas, pero que no curan el mal. La única solución es recurrir a una nueva fusión mental con un experto en el proceso.

Suceptibilidad al trelium-D

Son especialmente sensibles al mineral llamado trelium-D, el cual los afecta como una neurotoxina destructora de los tejidos neuronales que controlan las emociones, volviendo al sujeto aquejado violento e irracional. Existe un tratamiento, pero debe ser suministrado en corto plazo, antes de que la afección se vuelva irreversible. El mineral y su peligrosidad para los vulcanos fueron descubiertos y estudiados a mediados del siglo XXII, tras verse afectada la nave vulcana Seleya, hecho documentado gracias a los datos recogidos por la nave terrestre Enterprise (NX-01).

Sexualidad

Entre los vulcanos, el apareamiento tiene lugar cada siete años, previa llegada de los síntoma del pon farr, proceso que produce un desequilibrio neuroquímico cerebral que puede derivar en locura y obsesión, y que además quita el apetito e interrumpe el sueño y la meditación diaria. Llegado el pon farr, un vulcano tiene ocho días para saciar su necesidades sexuales antes de alcanzar un momento crítico que puede causarle la muerte. El pon farr puede aparecer antes de tiempo a causa de microbios que alteran el organismo vulcano, y, en raras ocasiones, puede afectar telepáticamente a otras especies.

Debido a que durante su transcurso pierden el control de sus emociones, los vulcanos consideran tabú al pon farr, siendo reacios a comentarlo o tratarlo con miembros de otra especie.

Other Languages
català: Vulcanià
čeština: Vulkánci
עברית: וולקנים
hrvatski: Vulkanci
Bahasa Indonesia: Vulcan (Star Trek)
italiano: Vulcaniani
日本語: バルカン人
македонски: Вулканци
Nederlands: Vulcan (Star Trek)
polski: Wolkanie
português: Vulcanos
русский: Вулканцы
Simple English: Vulcan (Star Trek)
slovenčina: Vulkánci
српски / srpski: Vulkanci
українська: Вулканці
中文: 瓦肯人