Vuelta al País Vasco 2013

2012 << Vuelta al País Vasco 2013 >> 2014
Detalles
PaísEspañaFlag of Spain.svg España
Fecha1 al 6 de abril
Edición53ª
Válida paraUCI WorldTour 2013
Etapas6 etapas
Lugar de inicioElgoibar
Lugar de llegadaBeasain
Distancia total833 km
Velocidad media38,463 km/h
Primero Jersey yellow.svgBandera de Colombia Nairo Quintana
SegundoBandera de Australia Richie Porte
TerceroBandera de Colombia Sergio Henao
Montaña Jersey red.svgBandera de España Amets Txurruka
Regularidad Jersey white.svgBandera de Colombia Nairo Quintana
Metas volantes Jersey blue.svgBandera de España Amets Txurruka
EquiposJersey yellow number.svgBandera de España Movistar

La 53.ª edición de la Vuelta al País Vasco, se disputó en 2013 entre el 1 y el 6 de abril, estuvo dividida en seis etapas: cinco en ruta y la última en contrarreloj, por un total de 833,1 km.

La prueba se integró en el UCI WorldTour 2013.

El ganador final fue Nairo Quintana (quien además se hizo con la etapa reina)[5]

En las otras clasificaciones secundarias se impusieron Amets Txurruka (montaña[8]

Recorrido

Nairo Quintana, ganador de la edición 2013.

Como suele ser habitual se adelantó parte del recorrido al finalizar la edición anterior.[13]

Descripción de las etapas

1.ª etapa
La primera parte de la etapa discurrió por la comarca del Alto Deva para tras una vuelta volver a Elgoibar para dirigirse al duro y estrecho puerto de Azurki por la vertiente de Endoia[17]
2.ª etapa
Etapa clásica de la Vuelta al País Vasco con final en Vitoria, la única con previsible llegada masiva de un grupo numeroso. Se adentra en Álava a través de Salinas de Léniz[14]
3.ª etapa
Clásica etapa con final en las inmediaciones del barrio de La Arboleda en el Valle de Trápaga aunque esta vez con una modificación sustanciosa en su final endureciéndolo considerablemente al cambiar el orden de las ascensiones a La Arboleda respecto al último final en esa zona en la edición del 2005.[29]
4.ª etapa
Tradicional llegada a Éibar con final en Arrate tras paso por Usartza (1.ª categoría) y anteriormente por Ixua (1.ª categoría)[12]
5.ª etapa
La etapa con más puertos o altos puntuables de esta edición con hasta 10. Al poco de comenzar se ascendió el puerto de Urraki[38]
6.ª etapa
Como viene siendo habitual la contrarreloj final pasó por los puntos claves de la etapa anterior. Así a la salida de Beasain se dirigieron a la "parte alta de Ormáiztegui" para repetir a continuación los primeros kilómetros del circuito utilizado el día anterior con el alto de Liernia, Ceráin y Olaberria (esta vez no puntuable) para tras su descenso dirigirse a Beasain[13]

Reacciones

Tras conocerse el recorrido Samuel Sánchez, líder del Euskaltel Euskadi, declaró que: “Es la Vuelta al País Vasco más dura de los últimos años” destacando la penúltima etapa y la contrarreloj de Beasain.[41]

A pesar de no acabar en alto similar opinión tuvieron de la etapa de Beasain Haimar Zubeldia y Gorka e Ion Izagirre conocedores de esa zona del Goyerri,[44]

Por su parte Beñat Intxausti describió la subida irregular de La Lejana: "La Lejana es una subida en escalera, con tres rampas de 600 metros, cortas, pero duras, modelo clásicas. Es más duro Arrate, pero igual hay más diferencias en la Lejana". Coinciendo en la dureza de la etapa de Beasain pronosticando que "Si se va un grupo pequeño puede hacer más daño que Arrate y La Lejana".[45]

Alberto Contador, líder del Saxo Tinkoff y ganador en dos ocasiones de la Vuelta al País Vasco, conocedor del terreno por su etapa amateur también hizo hincapié en las etapas de Beasain (la de en línea como la contrarreloj): Las etapas de Beasain yo creo que van a marcar la carrera, más incluso que los dos finales en alto. Sin embargo, también advirtió: En una Vuelta como ésta todas las etapas son importantes. Igual la de Vitoria es la más tranquila, pero el resto van a ser todas superimportantes. Cualquier corte puede hacerte perder segundos importantísimos al final.[46]

La prensa especializada alabó el aumento de dureza global respecto a las últimas ediciones[47]

Otros hechos destacados

Por primera vez en su historia no pasó por Navarra ni siquiera unos kilómetros. Si bien no hay una obligación de los lugares por donde la carrera ha de pasar ha sido tradicional, y siempre ocurrió hasta esta edición, que Álava, Guipúzcoa, Vizcaya y Navarra tuviesen al menos un inicio y final de etapa condicionando a veces el recorrido por ello.

Destacó el kilómetraje de la contrarreloj final ya que habitualmente suele rondar los 10-15 km y esta vez se fue hasta los 24 km igualando la marca de la contrarreloj de Zalla (realizada en 2006, 2009 y 2011) aunque con la sustanciosa diferencia de que en aquella a pesar de subir los altos de Avellaneda (no puntuable), el puerto de Bezi (de 3.ª categoría -pero como suele ser habitual en las contrarrelojes de esta carrera sin catalogar en la crono-) y el alto de La Herrera (no puntuable) discurrían mayoritariamente por carreteras principales[39]

Por último, cabe destacar la recuperación de puertos duros de 1.ª categoría como Azurki y Urraki que llevaban casi 10 años sin subirse a nivel profesional que sustituyeron, en cierta manera, a los puertos tradicionales en esta carrera, e incluso en la Vuelta a España a su paso por el País Vasco, de Urkiola y Orduña. Cabe destacar que al menos se subía uno de ellos (Urkiola u Orduña) en la mayoría de las ediciones y son aisladas ocasiones, como en el 2012 y en esta del 2013 en la que no se subió ninguno de ellos si bien en esta se compensó su falta con los puertos mencionados.