Vuelta al País Vasco

La Vuelta al País Vasco (en euskera: Euskal Herriko Itzulia) es una carrera ciclista profesional por etapas disputada en el País Vasco ( España) y Navarra ( España), en abril.

Fue creada en 1924 bajo el nombre de Gran Premio Excelsior, esta competición cesó entre 1936 y 1968 a causa de la Guerra Civil Española y los problemas económicos causados por ella. En 1969 se recuperó uniéndose a la organización de la Bicicleta Eibarresa. El diario La Voz de España apoyó la iniciativa y se convirtió en el principal patrocinador. Esta unión duró hasta el año de 1973. Para no complicar el palmarés de ambas pruebas, estos años se suelen considerar pertenecientes a la Vuelta al País Vasco. Desde el 2005 está inscrita en el programa UCI ProTour y sus sucesores, actualmente UCI WorldTour. En el año 2009 se acordó fusionar nuevamente la Euskal Bizikleta con la Vuelta al País Vasco, para relanzar la primera, hasta mínimo 2012.[1]

Actualmente está organizada por Organizaciones Ciclistas Euskadi tras su fusión con la Euskal Bizikleta (en 2009). Anteriormente (hasta 1980) lo estuvo por Unipublic, mismos organizadores que la Vuelta a España encargándose posteriormente Organizaciones Deportivas El Diario Vasco.[2]

En su palmarés destacan las victorias de numerosos vencedores del Tour de Francia, como Nicolas Frantz, Maurice Dewaele, Gino Bartali, Jacques Anquetil, Luis Ocaña, Stephen Roche y Alberto Contador, vencedores de la Vuelta a España como Giovanni Battaglin, Sean Kelly, Toni Rominger, Alex Zülle, Laurent Jalabert y Denis Menchov y del Giro de Italia como Danilo Di Luca y Nairo Quintana.

Historia

Años 1924 a 1935

Pasos previos

El gran precursor de la prueba, el periódico "Excelsior" compuso un potente comité organizador, en el que estaban integradas las más relevantes personalidades vizcaínas del deporte de la época. Su pretensión era organizar la carrera más importante que se había organizado en el estado español.

Sin duda lo más complicado fue atraer a ciclistas de primer nivel, que hasta entonces apenas habían disputado carreras en territorio español. No obstante hubo tres circunstancia fundamentales que facilitaron la labor, en primer lugar el tesón del comité organizador, en segundo lugar la colaboración de L'Auto y por último el interés comercial que suponía la Vuelta al País Vasco para la casa Automoto.[3]

1924

Todo ello dispuso que la nómina de participantes en su primera edición fuera de primer nivel, con los ciclistas del Automoto y su filial Christophe, tenían por entonces en sus filas a los mejores ciclistas franceses de la época. Entre ellos estaban los hermanos Pelissier, el mayor Henri y Francis, Victor Fontan, Jean Brunier, Henri Colle, Charles Lacquehay. La nómina de los foráneos se completaba con Simon Tequi de France Sport que se apuntó a última hora. Entre los nacionales destacaban los catalanes Miguel Mucio y Teodoro Monteys y los locales estaban Segundo Barruetabeña, Lucas Jauregui y José Luis Miner.

La organización dispuso de dos clasificaciones, la general y la nacional, a la que sólo podían optar los corredores españoles, el premio para el ganador de la primera era de 2.000 pesetas y de 1.000 pesetras para el nacional. Al mismo tiempo, todos los corredores podían disputar diversas primas en los pasos de algunos pueblos, que estos mismos organizaban.

1925-1935

Años 1936 a 1968

Finalmente la edición de 1936 tuvo que suspenderse a causa de la Guerra Civil Española, si bien en principio se había pensado en aplazarla, dados los acontecimientos que se estaban desarrollando no quedó otra que la suspensión.

Tras la Guerra Civil y dada cuenta el resultado de la misma se eliminó del calendario de pruebas ciclistas la Vuelta al País Vasco. Si bien es cierto que hubo numerosos intentos para retomar la misma, tanto desde San Sebastián, como desde Bilbao, ninguna de ellas cuajo.

Durante ese periodo de tiempo, hubo otras pruebas ciclistas como el Circuito del Norte y el G. P. Ayuntamiento de Bilbao, que mantenían vivo el espíritu de la Vuelta al País Vasco, dado que las mismas salían más allá de las fronteras del País Vasco.

No obstante fue en el año 1952 en el que se creó la Bicicleta Eibarresa, que si que suponía una auténtica Vuelta al País Vasco, ya que en sus etapas se recorría prácticamente la totalidad de su territorio vasco peninsular. Ahora bien llegados los finales de los años 60, la contratación de los mejores ciclistas del momento y la propia organización de la carrera suponían unos elevados costes que los organizadores no pudieron hacer frente.

En definitiva la mejor solución era involucrar a empresas e instituciones del resto del País Vasco, para superar esos problemas económicos y a iniciativa de Manuel Serdán la "Bicicleta Eibarresa" pasó a llamarse en 1969 "Vuelta al País Vasco-Bicicleta Eibarresa". El diario donostiarra La Voz de España apoyó la iniciativa y se convirtió en el principal patrocinador. La unión duró cuatro años, hasta 1973. Para no complicar el palmarés de ambas pruebas, estos años se suelen considerar pertenecientes a la “Vuelta al País Vasco”.

Años 1969 a 1973: unificación de la Vuelta al País Vasco con Bicicleta Eibarresa

Desde el 2009: unificación de la Vuelta al País Vasco con la Euskal Bizikleta

Tras la edición del 2008 el Diario Vasco dejó de ser el patrocinador principal con lo que dejaba a la prueba con graves problemas económicos. Su organización deportiva propuso una cesión de la carrera a Unipublic que estos rechazaron, teniendo que continuar Organizaciones Deportivas el Diario Vasco con la organización de la prueba.[4]

Debido a la crisis económica de 2008-2016, a partir de 2009 volvió a unirse con la Bicicleta Eibarresa (llamada desde el 2004 Euskal Bizikleta) a instancias del Gobierno Vasco que patrocinaba ambas pruebas, aunque con un porcentaje mucho mayor para la Euskal Bizikleta, de hecho la Euskal Telebista (radio-televisión pública vasca) era uno de los principales patrocinadores de la Euskal Bizikleta. Dicha unión trajo consigo que Organizaciones Deportivas El Diario Vasco se renombrase por Organizaciones Ciclistas Euskadi.[6]

Para no complicar el palmarés de ambas pruebas, estos años se suelen considerar pertenecientes a la Vuelta al País Vasco.

En 2010 Unipublic (cuyo 49% de las acciones desde el 2008 las tiene ASO, organizador del Tour de Francia entre otras)[4] confiando en que el Gobierno Vasco pudiera sufragar la parte del presupuesto que faltase en cada edición de las dos pruebas.

Tras el final del acuerdo con el Gobierno Vasco, volvieron a aparecer los problemas económicos del pasado. El acuerdo de dicho organismo consistía en una aportación de entre 350.000 y 400.000 € al año durante esos tres años, correspondientes al Gran Premio, que también incluía a la Clásica de San Sebastián. La prórroga no pudo hacerse operativa debido a la crisis económica de 2008-2016 con lo que dicho gobierno "solo" pudo aportar 200.000 € en principio reservados para la Vuelta a España.[13]

Other Languages