Vuelo suborbital

Bola de cañón de Newton.

Un vuelo suborbital es el realizado a 100 km de altura o más, pero durante el cual no se circunvala la Tierra en su totalidad.[1]

Vuelos suborbitales frente a viajes espaciales

Estrictamente los vuelos suborbitales son vuelos espaciales por abandonar la atmósfera terrestre, cuyo límite se ha convenido en situar a 100 km de altura. De esta forma el primer vuelo tripulado de Estados Unidos fue un vuelo suborbital entre la costa del océano Atlántico a la del Pacífico, el realizado por Alan Shepard en el primer despegue del Programa Mercury el 5 de mayo de 1961 (23 días después del vuelo orbital del cosmonauta soviético Yuri Gagarin), con una duración de solo quince minutos, convirtiendo así a la URSS en la vencedora de esta fase de la carrera espacial.

Del mismo modo, el primer vuelo de una astronave creada para realizar viajes de turismo espacial fue también suborbital, el SpaceShipOne el 4 de octubre de 2004.[1]

Sin embargo, la opinión general es que un vuelo suborbital no es un auténtico viaje espacial y la gesta de Yuri Gagarin la igualó John Glenn y no Alan Shepard o el posterior de Virgil I. Grissom, que viajaron antes que aquel al espacio.[2]

Other Languages