Vuelo 3142 de LAPA

Vuelo 3142 de LAPA
Boeing 737-204C - LAPA - LV-WRZ (1998).jpg
Boeing 737-200 siniestrado en Aeroparque.
Fecha 31 de agosto de 1999
Causa Error humano: flaps no extendidos. Se ha determinado la responsabilidad tanto de pilotos como de ejecutivos de la empresa.
Lugar Ciudad de Buenos Aires, Argentina
Coordenadas 34°33′32″S 58°24′59″O / 34°33′32″S 58°24′59″O / -58.41638889
Origen Aeroparque Jorge Newbery
Destino Aeropuerto Ingeniero Taravella
Fallecidos 65 (2 en tierra)
Heridos 34
Implicado
Tipo Boeing 737-204C
Operador LAPA
Registro LV-WRZ
Pasajeros 95
Tripulación 5
Supervivientes 37
[ editar datos en Wikidata]

El vuelo 3142 de LAPA, de la aerolínea argentina LAPA, se estrelló en el Aeroparque Jorge Newbery de la Ciudad de Buenos Aires el 31 de agosto de 1999 a las 20:54 (hora local), cuando despegaba hacia la ciudad de Córdoba, protagonizando uno de los accidentes más graves de la historia de la aviación argentina.

Al iniciar la aeronave su carrera de despegue, comenzó a sonar una alarma a la que los pilotos hicieron caso omiso (era habitual que los aviones de LAPA se operasen con fallas menores). Esa alarma indicaba que los flaps se hallaban retraídos y que el avión no iba a poder despegar del suelo. Al carretear, hay límites de velocidad conocidos como velocidades características: A la velocidad V1, el piloto todavía puede detener la aeronave y abortar el despegue sin dejar la pista, V2 es la velocidad segura de despegue, comúnmente un 20% mayor que V1. El piloto debería haber abortado el despegue al alcanzar la V1 pero no lo hizo y continuó acelerando, alcanzando la V2 pero sin poder despegar por tener los flaps retraídos. Imposibilitados de frenar antes del fin de la pista por la velocidad que traían, continuaron la carrera fuera de ella, rompiendo luego las vallas del perímetro del aeropuerto, cruzando la avenida Ramón S. Castillo, arrastrando incluso en su trayecto a un automóvil que circulaba por ella, para terminar colisionando sobre unas máquinas viales y un terraplén. La pérdida de combustible sobre los motores calientes y el gas expelido por la rotura de una planta reguladora de gas existente en el lugar provocaron el incendio y destrucción total de la aeronave.

En el accidente murieron 65 personas y 34 resultaron heridas, 17 de ellas de gravedad y otras tantas levemente. Es el cuarto accidente más grave en la aviación argentina, considerando cantidad de víctimas fatales.

La Junta de Investigaciones de Accidentes de Aviación Civil (JIAAC) determinó que se había tratado de un error de los pilotos al olvidar configurar el avión correctamente para el despegue. Sin embargo, la investigación penal abierta se centró posteriormente en probar que la cultura organizativa de la empresa y la falta de controles por parte de las autoridades de la Fuerza Aérea fueron factores causales del accidente, permitiendo —por ejemplo— que el piloto volara con su licencia vencida. Es por ello que la acusación imputó a algunos de los máximos directivos de la empresa LAPA y a los funcionarios de la Fuerza Aérea responsables de los controles y obtuvo que la causa fuera elevada a juicio oral.

La sentencia dictada el 2 de febrero de 2010 absolvió a todos los funcionarios de LAPA procesados con excepción de Valerio Francisco Diehl (Gerente de Operaciones) y Gabriel María Borsani (Jefe de Línea de Boeing 737-200), a quienes condenó a tres años de prisión en suspenso, por considerarlos penalmente responsables del delito de estrago culposo agravado por cuanto «elevaron el riesgo permitido, al haber decidido ascender el 9 de diciembre de 1998 al piloto Weigel en el puesto de Comandante de avión B 737-200, desatendiendo las características de vuelo negativas que se presentaban en forma recurrente a lo largo de su carrera profesional, evidenciadas en su legajo técnico, las cuales se vieron reflejadas el día del accidente».[1]

Aeronave siniestrada

La aeronave que protagonizó el siniestro era un Boeing 737-204C, con motores Pratt & Whitney JT8D-9A, a la cual el fabricante le había asignado el número de construcción 20389 en la línea 251. Su primer vuelo lo realizó el 14 de abril de 1970, siendo entregada por Boeing a Britannia Airways el 17 de abril de dicho año, quien la registró con la matrícula del Reino Unido G-AXNB.

Casi 20 años más tarde, el 1 de febrero de 1990, el avión fue transferido a la aerolínea francesa TAT European Airlines, registrándose en Francia bajo el identificador F-GGPB.

Finalmente la aeronave fue entregada a LAPA el 21 de diciembre de 1996, quien la operó bajo el registro argentino LV-WRZ. Al momento del accidente contaba con 67 864 horas de vuelo y 41 851 ciclos de despegue/aterrizaje.

Other Languages