Vudú

Ceremonia vudú en Haiti.

El vudú es una religión originaria de África Occidental, donde actualmente sigue siendo practicada por miembros de las etnias Ewe, Kabye, Mina y Fon de Togo y Benín. También se conoce como vudú a la variante que se originó del sincretismo que se produjo en el área del Caribe entre las creencias que poseían los esclavos trasladados desde el África Occidental y la religión cristiana católica practicada mayoritariamente en esas tierras.[1] La variante caribeña se trata de una religión teísta de un sistema animista, provisto de un fuerte componente mágico. Por su vinculación directa con la cosmología y los sistemas de creencias neolíticos, su estudio resulta de gran interés en el campo de la paleoantropología. El vudú se encuentra entre las religiones más antiguas del mundo.[ cita requerida]

El tráfico de esclavos hacia América produjo un fuerte fenómeno de sincretismo entre esta compleja y bien esquematizada mitología yoruba (junto a las de otras culturas africanas) y las creencias cristianas, así como con las religiones nativas de los lugares a donde se transportó a los esclavos. De aquí surgiría el vudú haitiano y un gran número de derivativos: la Regla de Ocha o Santería en Cuba, la Santería en República Dominicana, el Candomblé, Macumba, la Umbanda y Quimbanda en Brasil, así como las manifestaciones africanistas en Colombia, Puerto Rico y los demás países del área del Caribe y Sudamérica, etcétera. Algunos de estos derivativos han llegado a Europa en décadas recientes, sobre todo de la mano de emigrantes retornados.

El vudú en América

Parafernalia vudú en Puerto Príncipe, Haití.
Representación artística de un zombi en un campo de caña de azúcar al anochecer.

La existencia del vudú en América constituye un nítido ejemplo de evolución sincrética entre la religiosidad teísta-animista originaria del Golfo de Guinea, las creencias cristianas de los esclavistas y reminiscencias locales de los pueblos Taínos[ cita requerida], primeros pobladores de las islas caribeñas. Se inició en el siglo XVII cuando muchos africanos del Golfo de Guinea fueron llevados como esclavos hasta Haití y otras islas del Caribe. El vudú también se encuentra muy extendido en regiones tradicionalmente esclavistas de Estados Unidos hasta la abolición de la esclavitud, especialmente en Nueva Orléans, a donde llegó a finales del siglo XVIII de manos de inmigrantes haitianos. En Haití fue notable la utilización como religión oficial del país por parte del gobierno de los Duvalier para reforzar el poder de su gobierno, dada la popularidad de esta creencia y su importancia en la historia del país. Se suele considerar como uno de los antecedentes de la Revolución Haitiana la ceremonia del sacerdote vudú Boukman llevada a cabo el 14 de agosto de 1791 en Bois-Cayman.

En sus principios careció de un clero y de ritos regulares establecidos ( liturgia), debido a a su condición de religión perseguida por los propietarios esclavistas, que los obligaban a sus esclavos a convertirse al cristianismo.

Del vudú americano se derivan otras religiones como la santería, muy extendida en Cuba de naturaleza aún más mistificada por las corrientes cristianas o la Umbanda del Brasil, con un mayor predominio del elemento africano. La santería cubana y dominicana —una de las máximas expresiones sincréticas del mundo— usa símbolos y santos católicos para representar a sus loas y ritos antiguos de origen africano, similares a los del vudú.

El vudú ha sido un fuerte referente en la cultura popular, debido a la atribuida capacidad de los bokor para resucitar a los muertos y hacerlos trabajar en su provecho ( zombis), así como la de provocar la muerte a voluntad.

De igual interés popular han resultado otros elementos folclóricos como los muñecos de vudú, que son una especie de pequeños fetiches (que pretenden ser representaciones de personas) con forma humanoide fabricados con diversos materiales, los cuales se cree que están vinculados al espíritu de una determinada persona. Se dice de esos muñecos que lo que se les haga a ellos le sucede a quien el muñeco representa. Es frecuente encontrar referencias en la literatura o en el cine en el que estos fetiches se usan en rituales de magia negra, en los cuales se clavan agujas al muñeco en algún lugar del cuerpo o se le aplica algún tipo de martirio, y así la persona vinculada sufrirá algún mal o una maldición. Cabe señalar, sin embargo, que en varios casos, se suele poner como factor de trascendencia en dichos rituales el que su apariencia externa sea lo más parecida posible a la de persona con quién se vinculan, lo que sugiere que, para los fines de manipular o torturar, necesitarían un vínculo más ligado al mundo terrenal que al espiritual.

Existe una amplia literatura y filmografía al respecto, que frecuentemente tiende a deformar y demonizar este conjunto de prácticas religiosas.

Otra creencia que ha recibido atención mediática es la de la figura del loup-garou o lougarou ( hombre lobo,[5]

Other Languages
Afrikaans: Voedoeïsme
aragonés: Vudú
العربية: فودو
asturianu: Vudú
azərbaycanca: Vudu
беларуская: Вуду
български: Вуду
bosanski: Vudu
català: Vodú
čeština: Vúdú
dansk: Voodoo
Deutsch: Voodoo
Ελληνικά: Βουντού
Esperanto: Voduo
فارسی: وودوو
suomi: Voodoo
français: Vaudou
Frysk: Voodoo
Gaeilge: Vúdú
galego: Vodú
עברית: וודו
हिन्दी: वूडू
Fiji Hindi: Voodoo
hrvatski: Vudu
Kreyòl ayisyen: Vodou
Հայերեն: Վուդու
Bahasa Indonesia: Voodoo
íslenska: Vúdú
italiano: Vudù
ქართული: ვუდუ
Kongo: Vodu
қазақша: Вуду
한국어: 부두교
Lëtzebuergesch: Voodoo
lietuvių: Vudu
latviešu: Vudū
Bahasa Melayu: Voodoo
Mirandés: Bodun
Nederlands: Voodoo
norsk nynorsk: Voodoo
norsk bokmål: Voodoo
occitan: Vodó
polski: Voodoo
română: Vaudou
русский: Вуду
sicilianu: Vudu
srpskohrvatski / српскохрватски: Vudu
Simple English: Voodoo
slovenčina: Vudu
српски / srpski: Вуду
svenska: Voodoo
Kiswahili: Voodoo
தமிழ்: வூடூ
Türkçe: Vudu
українська: Вуду
oʻzbekcha/ўзбекча: Vudu
Tiếng Việt: Vodun
中文: 伏都教