Voluntad de Dios

Sacrificio de Isaac, talla de Alonso Berruguete. En este pasaje bíblico ( Génesis, 22), Dios prueba la obediencia de Abraham al ordenarle el sacrificio de su único hijo, que el mismo Dios le había concedido tras años de esterilidad de su matrimonio. Ofrecer tal sacrificio a Dios supone para Abraham renunciar a lo que para un patriarca es más importante en el mundo (la descendencia legítima), pero obedecer la voluntad de Dios es más importante que nada del mundo, y se dispone a degollar a Isaac. Comprobada tal disposición a la obediencia, Dios le ordena detenerse y cambiar la víctima del sacrificio por un animal.

El concepto de aceptación a la voluntad de Dios es también central para el islam (nombre que significa precisamente "sumisión"), que tiene a Abraham como patriarca y origen del pueblo árabe (a través de Ismael) al igual que del pueblo judío (a través de Isaac). De hecho, en la tradición musulmana es Ismael el hijo legítimo de Abraham y el que iba a ser sacrificado, mientras que en la tradición judeocristiana (que es la reflejada en el Génesis) es un hijo ilegítimo, y no interviene en el episodio del sacrificio.[1]

Voluntad de Dios o voluntad divina es un concepto teológico del cristianismo y las otras religiones abrahámicas ( judaísmo e islam).

La creencia en la existencia de Dios como un ser personal implica la atribución a Dios, en cuanto persona, de las tres cualidades de la personalidad en sentido ontológico: memoria ( memoria de Dios o memoria divina); inteligencia ( inteligencia de Dios o inteligencia divina) y voluntad ( libre albedrío).

Desde el punto de vista cristiano no se entiende tal atribución de cualidades humanas a Dios como una antropomorfización (construcción de Dios a imagen del hombre), sino a la inversa, dado que el hombre es el que fue creado por Dios a su imagen y semejanza; de modo que las cualidades humanas de persona ontológica son, utilizando la terminología platónica una sombra de las perfectísimas cualidades de la persona ontológica de Dios.

Aceptación del hombre a la voluntad de Dios

La conformidad con la voluntad de Dios es una Virtud cristiana.

Según la Fe Cristiana la persona que hace un buen uso de su libre albedrío, eligiendo hacer la Voluntad de Dios, está reconociendo que solo Dios puede proporcionarle la felicidad plena que anhela para si mismo y para sus hermanos. Reconoce también que solo Dios puede conducir a las almas al mejor destino eterno.

El religioso comprende esta situación como una manifestación de confianza en Dios al reconocerlo como a un padre amoroso que quiere caminar de la mano con nosotros, guiarnos, protegernos y llevarnos a la felicidad eterna: "El Cielo".

En sentido figurado es como si estuviéramos encadenados y esclavizados ( pecado) y hubiera una cantidad innumerable de llaves distintas (caminos) para abrir tales cadenas y solo Dios conoce la única llave que las abre (la Verdad). El que no hace la voluntad de Dios, se asemeja a aquel que va probando una a una las llaves pudiendo morir de hambre o sed en su intento, en cambio, el que hace la Voluntad de Dios, es como aquel que simplemente le pregunta al que conoce todas las llaves cual de ellas es la que corresponde, y luego simplemente la utiliza pudiéndose liberar y salir caminando.

Entonces, desde el punto de vista religioso, hacer la Voluntad de Dios te hace libre y no hacerla te hace esclavo. Según el cristianismo esa es una de las maravillas de Dios tan incomprensible para los no-religiosos pero tan bella y deseable para los que siguen a Dios con decisión donde en ella encuentran la más plena felicidad.

Según el cristianismo hacer la Voluntad de Dios es una elección libre de la persona de actuar conforme a la Voluntad Divina donándose a sí mismo a la causa de Dios al igual que Dios en la persona de Jesucristo se donó totalmente a nosotros para nuestra Salvación.

En sentido religioso hacer la voluntad de Dios es bueno para el alma porque logra ejercitar las virtudes cristianas de la Humildad, la Obediencia y de la Fe.


Other Languages
English: Will of God
Esperanto: Dia volo
hrvatski: Božja volja
Bahasa Indonesia: Kehendak Tuhan
Simple English: God's will