Voleibol sentado

Voleibol sentado.

El voleibol sentado es una variante de voleibol para atletas en situación de discapacidad. Su vistosidad y consiguiente popularidad es comparable con las del voleibol y el vóley playa.

El juego y la técnica es la misma que la de voleibol, solo en los aspectos relativos a la movilidad de los jugadores:

  • Se exige a los jugadores que conforman el equipo unos grados de discapacidad mínimos.
  • Los jugadores tienen que permanecer sentados, manteniendo la pelvis en contacto con el suelo, y la elevación en el momento de jugar el balón es falta.
  • El campo y las distintas zonas coinciden con las de voleibol, solo por sus dimensiones:
    • 10 m de largo y 6 m de ancho.
    • La línea de ataque se adelanta a 2 m de la red.
    • La altura de la red es menor: 1,15 para hombres y 1,05 mujeres

A nivel internacional, el voleibol sentado está regido por la Organización Mundial de Voleibol para Discapacitados.

Historia

El deporte para discapacitados tiene sus orígenes alrededor de 1850. En 1956 las autoridades deportivas danesas introducen por primera vez el voleibol sentado. En 1970 se disputan las primeras competiciones internacionales y en 1978 fue aceptado por la Federación Internacional de Deportes para Minusválidos (ISOD).

En 1980 se incorpora a los Juegos Paralímpicos de Verano en Arnhem. Anteriormente se disputaba ya el voleibol (de pie) que fue retirado en 2000.

Other Languages