Volcán Turrialba

Volcán Turrialba
Turrialba Volcano cone Sept 2005 .jpg
Volcán Turrialba ubicada en Costa Rica
Volcán Turrialba
Volcán Turrialba
Ubicación en Costa Rica
Volcán Turrialba ubicada en Provincia de Cartago
Volcán Turrialba
Volcán Turrialba
Ubicación en la Provincia de Cartago
Tipo Estratovolcán
Ubicación Flag of Costa Rica.svg  Costa Rica
 •  Coordenadas 10°02′00″N 83°46′00″O / 10.033333333333, 10°02′00″N 83°46′00″O / -83.766666666667
Altitud 3 340 msnm
Superficie
Cordillera Cordillera Volcánica Central
Última erupción 9 de noviembre de 2016[1]
Ruta Cartago-Turrialba
[ editar datos en Wikidata]

El volcán Turrialba es un estratovolcán complejo activo de Costa Rica, ubicado en el distrito de Santa Cruz, en el cantón de Turrialba, provincia de Cartago, a 24 km de la ciudad del mismo nombre. Es el más oriental de los volcanes de la cordillera Volcánica Central, y da nombre al Parque nacional que le envuelve, el Parque nacional Volcán Turrialba. Con su cumbre situada a 3340 msnm, es el segundo volcán más alto de Costa Rica, superado solo por el Volcán Irazú (3432 msnm). Su área consta de aproximadamente 500 km².

El Turrialba es uno de los volcanes más activos de Costa Rica. Su último ciclo eruptivo inició en octubre de 2014, presentando la mayor actividad entre mayo y junio de 2016, incluyendo al menos tres erupciones estrombolianas en dicho periodo, la más reciente el 20 de mayo de 2016, cuya pluma alcanzó los 3.000 m sobre el nivel del cráter, así como numerosas erupciones freáticas alternadas con episodios de calma. El 22 de septiembre de 2016 registró la erupción más potente que haya experimentado en los últimos 20 años.[2]

En las faldas del volcán se encuentra el Monumento Nacional Guayabo, el yacimiento arqueológico más importante del país, e importante sitio ceremonial durante la época precolombina. La presencia del hombre en la región del Turrialba parece remontarse al menos a 10.000 años. En la actualidad, la zona de Turrialba es de gran importancia para la actividad agropecuaria en Costa Rica, debido a la riqueza de los suelos, lo que la hace apta para el cultivo de todo tipo de hortalizas, así como para la ganadería de producción de leche y sus derivados, por los abundantes pastizales. Es además una de las zonas de conservación natural destacadas del país, por la belleza del paisaje y la abundancia de recursos naturales.

Toponimia

Columna de vapor visible en febrero del 2010.

El nombre del volcán Turrialba aparece escrito en documentos antiguos de diversas formas: Turiarba, Turrialva, Turriarva, Turi alba, Torralba, Torialba y Zuriarba. Una de las leyendas acerca del origen de su nombre, convierte a la palabra Turrialba en una derivación de "torre alba", nombre con que, según la leyenda, le dieron los españoles al observar la columna de humo blanco que emerge del cráter del volcán. Según el explorador alemán Alexander von Frantzius, la palabra Turrialba deriva del latín "turris alba", es decir, torre blanca.

No obstante, investigaciones etnohistóricas más recientes han determinado que el nombre es de origen indígena, posiblemente del idioma huetar. Según González, el prefijo Turru o Turu es frecuente en muchos vocablos en esta lengua: Turrúcares, Turrubares, etc, mientras que la terminación ral - posteriormente españolizada a ra - se halla en topónimos como Curriara, Mayara y Barra. Para el escritor y lingüista Carlos Gagini, la primera mención del nombre Turrialba data de 1569, escrito Turrialva o Turiarba, y en 1608 como Zurriarba. Para Gagini, la etimología proviene de azteca tullin, junco o tule, que los huetares pronunciaban turin, o bien, de una palabra compuesta del idioma tarasco, turiri, fuego, y aban, río, es decir, río de fuego, posiblemente en alusión a coladas de lava. Para Sandner, la palabra original era Turriarva.

Otra hipótesis plantea que la palabra de no es de origen huetar, sino que proviene del idioma cabécar, específicamente de una palabra con el sufijo batá, que en dicho idioma se utiliza para señalar condiciones extremas o últimas, haciendo alusión a que, de noroeste a sureste, el volcán Turrialba es el último de los grandes volcanes activos de la Cordillera Volcánica Central.

En otros documentos, la montaña ha sido llamada con otros nombres. Tristán menciona que en un documento de 1820, se le da el nombre de Pan de Suerre, en alusión al término Suerre, antigua civilización de la costa caribeña de Costa Rica, y nombre indígena del río Reventazón. Suerre también fue el nombre que, en la época precolombina, se les dio al conjunto montañoso del volcán Irazú y el Turrialba, así como Cuerizú fue el nombre precolombino del volcán Poás y el cerro Guararí, cono secundario del volcán Barva.[3]

Other Languages