Volatilidad (finanzas)

Para volatilidad en química, véase Volatilidad (Química)

En matemática financiera, la volatilidad es una medida de la frecuencia e intensidad de los cambios del precio de un activo o de un tipo definido como la desviación estándar de dicho cambio en un horizonte temporal específico. Se usa con frecuencia para cuantificar el riesgo del instrumento. La volatilidad se expresa típicamente en términos anualizados y puede reflejarse tanto en un número absoluto (50$ ± 5$) como en una fracción del valor inicial E (50$ ± 10%).

Para un instrumento financiero cuyo precio sigue un paseo aleatorio gaussiano (o proceso de Wiener) la volatilidad se incrementa según la raíz cuadrada del tiempo conforme aumenta el tiempo. Conceptualmente, esto se debe a que existe una probabilidad creciente de que el precio del instrumento esté más alejado del precio inicial conforme el tiempo aumenta. Matemáticamente, este es un resultado directo de aplicar el lema de Itō al proceso estocástico.

La volatilidad histórica es la volatilidad de un instrumento financiero basado en retornos históricos. Esta frase se usa particularmente cuando se desea distinguir entre la volatilidad efectiva de un instrumento en el pasado de la volatilidad actual debida al mercado *.

Volatilidad para agentes del mercado

La volatilidad es vista con frecuencia como negativa en tanto que representa incertidumbre y riesgo. Sin embargo, la volatilidad puede ser positiva en el sentido de que puede permitir obtener beneficio si se vende en los picos y se compra en las bajas, tanto más beneficio cuanto más alta sea la volatilidad. La posibilidad de obtener beneficios mediante mercados volátiles es lo que permite a los agentes de mercado a corto plazo obtener sus ganancias, en contraste con la visión inversionista a largo término de comprar y mantener.

También es posible comerciar con la volatilidad directamente, mediante el uso de instrumentos derivados como las opciones. Véase Arbitraje de volatilidad.

Podemos obtener rentabilidad de nuestras operaciones de dos maneras: Al alza o posicionándonos "largos", que consiste en comprar acciones en previsión de una tendencia alcista, para su posterior venta en rangos de precios más altos que los de compra. En el caso de estar inmersos en una tendencia bajista también podemos obtener beneficios operando a la baja o "corto", vendiendo acciones a precios altos para recomprarlas a precios más bajos; determinados brokers están vinculados a este tipo de operaciones "en corto" a comisiones crediticias (derivadas del 'alquiler' de los títulos al vender previamente a la compra).

Other Languages
башҡортса: Волатильность
čeština: Volatilita
Deutsch: Volatilität
қазақша: Құбылмалылық
Nederlands: Volatiliteit
norsk bokmål: Volatilitet
svenska: Volatilitet
українська: Волатильність
中文: 波动性