Vocal

Las vocales (no-sordas) son mucho más visibles en un espectrograma que la mayoría de consonantes, porque su emisión va acompañada de la emisión de mayor energía sonora.

En fonética, una vocal (del latín vocalis) o monoptongo es un sonido de una lengua natural hablada que se pronuncia con el tracto vocal abierto, no habiendo un aumento de la presión del aire en ningún punto más arriba de la glotis. Esto contrasta con las consonantes, donde hay una obstrucción o cerrazón en algún punto del tracto vocal. Las vocales se consideran silábicas; un sonido equivalente, abierto, pero no silábico, se denomina semivocal.

En todas las lenguas, las vocales forman el núcleo de las sílabas, mientras que las consonantes forman el ataque o inicio y (en las lenguas que la tienen) la coda. Sin embargo, en algunas lenguas es posible formar núcleos silábicos mediante otros sonidos, como por ejemplo la l silábica de la palabra inglesa table [ˈteɪ.bl̩] (el trazo bajo la l indica que es silábica y el punto separa sílabas), o la r en la palabra serbia vrt [vr̩t] «jardín».

Existe un conflicto entre la definición fonética de 'vocal' (un sonido producido sin obstrucción del tracto vocal) y la definición fonológica (un sonido que forma la cumbre, o pico, de una sílaba)[2] De acuerdo con esta terminología, [j] y [w] se clasifican como vocoides, no como vocales.

La palabra «vocal», proviene del latín vocalis, que significa «con la voz», ya que, en la mayoría de las lenguas, las palabras, y por tanto el discurso, son imposibles sin vocales. El término «vocal» se usa habitualmente para referirse tanto para los sonidos vocálicos como a los signos escritos que los representan.

Articulación

Vocales
Véase también: IPA, Consonantes
Anterior Semianterior Central Semiposterior Posterior
Cerrada
Blank vowel trapezoid.svg
i •  y
ɨ •  ʉ
ɯ •  u
 •  ø̞
ɪ •  ʏ
•  ʊ
e •  ø
ɘ •  ɵ
ɤ •  o
ɪ̈ •  ʊ̈
ɤ̞ • 
ɛ •  œ
ɜ •  ɞ
ʌ •  ɔ
ä • 
a •  ɶ
ɑ •  ɒ
Casi cerrada
Semicerrada
Intermedia
Semiabierta
Casi abierta
Abierta
Donde los símbolos aparecen en parejas,
el de la derecha representa una vocal redondeada.
Rayos-X de las [i, u, a, ɑ]. de Daniel Jones.

Los rasgos articulatorios que distinguen los distintos sonidos vocálicos determinan su «cualidad» vocálica. Daniel Jones desarrolló el sistema de vocales cardinales para describir las vocales de acuerdo con tres características comunes «altura» (dimensión vertical, también llamada «abertura»), «localización» (dimensión horizontal) y «redondeamiento» (posición de los labios, también llamada «labialización»). En el cuadro vocálico que se encuentra a la derecha, se indican estos tres parámetros. Sin embargo, hay otros rasgos posibles, como la posición del velo (nasalidad), tipo de vibración vocal (fonación) y posición de la raíz de la lengua.

Altura (o abertura)

La altura vocálica recibe su nombre de la posición vertical de la lengua en relación con el paladar o a la abertura de los maxilares. En las «vocales altas», como [i] y [u], la lengua se sitúa en la parte superior de la boca, mientras que en las «vocales bajas», como [a], la lengua se sitúa en la parte inferior. En el AFI se prefieren los términos «vocal cerrada» y «vocal abierta» respectivamente, que describen la abertura relativa de la mandíbula. Sin embargo, la altura vocálica es una cualidad más bien acústica, no articulatoria, por lo que hoy en día se define no por la altura de la lengua o la abertura de la mandíbula, sino por la frecuencia relativa del primer formante (F1). Cuanto más alto sea el valor F1, más baja (más abierta) será la vocal; la altura, por tanto, es inversamente proporcional a F1.[3]

Las vocales medias genuinas no contrastan con las semicerradas ni con las semiabiertas en ninguna lengua, y los símbolos [e ø ɤ o] se usan habitualmente para representar vocales semicerradas o medias, como en el caso del español, donde [e] y [o] suelen representar vocales medias.

En inglés, por ejemplo, se contrastan seis alturas diferentes en las vocales, pero dichas alturas dependen de diferencias en localización, y muchas son partes de diptongos. En algunas variedades de alemán se contrastan cinco alturas vocálicas, independientemente de la duración u otros parámetros. El dialecto bávaro de Amstetten cuenta con 13 vocales largas, que distinguen cuatro alturas (cerrada, semicerrada, media y casi abierta) para las vocales anteriores no redondeadas, anteriores redondeadas y posteriores redondeadas, además de una vocal abierta central: /i e ɛ̝ æ̝/, /y ø œ̝ ɶ̝/, /u o ɔ̝ ɒ̝/, /a/. En general, el límite de contrastes de altura vocálica suele ser cuatro.

El parámetro de altura vocálica parece ser el rasgo primario de las vocales, ya que todas las lenguas usan la altura contrastivamente. No hay otros parámetros, como anterioridad-posterioridad o redondeamiento (ver más abajo), que se empleen en todas las lenguas. Algunas lenguas tienen un sistema vocálico vertical, en las que, al menos en el nivel fonológico, sólo se utiliza la altura para distinguir entre diferentes vocales.

Localización

Posiciones de la lengua para las vocales cardinales anteriores, se indica el punto más alto. La posición del punto más alto se usa para determinar la altura y localización vocálica.

La localización vocálica se refiere a la posición de la lengua durante la articulación de una vocal en relación con el adelantamiento o retraso de la lengua en la boca. En las vocales anteriores, como [i], la lengua se sitúa hacia delante en la boca, mientras que en las vocales posteriores, como [u], la lengua se sitúa hacia atrás. Sin embargo, las vocales se definen como anteriores o posteriores de acuerdo con la frecuencia relativa del segundo formante (F2), sin depender de la localización real de la articulación. Cuanto más alto es el valor F2, más anterior es la vocal.

El Alfabeto Fonético Internacional identifica cinco grados diferentes en la localización vocálica:

Aunque existen idiomas que conocen los cinco grados, como el inglés, no se conoce ninguna lengua que distinga los cinco tipos sin más diferencias en altura o redondeamiento.

Redondeamiento

El redondeamiento o «labialización» se refiere a si los labios están redondeados o no. En la mayoría de las lenguas, el redondeamiento es un rasgo de refuerzo en las vocales posteriores medias o altas, y no es distintivo. En general, cuanto más alta (cerrada) es una vocal, más intenso será el redondeamiento. Sin embargo, algunas lenguas tratan el redondeamiento y la localización por separado, como el francés o el alemán (con vocales anteriores redondeadas), la mayoría de lenguas urálicas (el estonio contrasta por redondeamiento la /o/ y las vocales anteriores), las lenguas túrquicas (con una /u/ no redondeada), y los idiomas vietnamita y coreano (con vocales posteriores no redondeadas).

En cualquier caso, incluso en lenguas como el alemán o el vietnamita, suele existir una correlación entre redondeamiento y localización: la vocales anteriores redondeadas tienden a ser menos anteriores que las anteriores no redondeadas, y las vocales posteriores no redondeadas tienen a ser menos atrasadas que las posteriores redondeadas. Es decir, la ubicación de las vocales no redondeadas a la izquierda de las vocales redondeadas en el cuadro de vocales AFI refleja su posición típica.

Existen diferentes tipos de labializazión. En las vocales posteriores medias y altas redondeadas los labios suelen protuberar hacia fuera, este fenómeno se conoce como «redondeamiento exolabial», ya que las superficies internas de los labios están visibles. Por otro lado, en las vocales anteriores medias y altas redondeadas, los labios suelen «comprimirse», con los márgenes de los labios hacia adentro y acercándose entre sí. Este fenómeno se conoce como «redondeamiento endolabial». Sin embargo no todas las lenguas siguen este modelo. La /u/ del japonés, por ejemplo, es una vocal posterior endolabial (comprimida). El sueco y el noruego son las únicas dos lenguas conocidas en las que este rasgo es pertinente (contrastivo), y cuentan con vocales cerradas anteriores redondeadas y vocales cerradas centrales redondeadas endolabiales y exolabiales, respectivamente. En muchos análisis fonéticos, ambos se consideran tipos de redondeamiento, pero algunos fonetistas no creen que sean subgrupos de un único fenómeno de redondeamiento, por lo que prefieren los términos independientes «redondeado» (exolabial), «comprimido» (endolabial) y «distendido» (no redondeado).

Nasalización

La nasalización se produce cuando parte del aire escapa a través de la nariz. En las vocales nasales, el velo desciende y parte del aire viaja a través de la cavidad nasal además de por la boca. Una vocal oral es una vocal en la que todo el aire escapa por la boca. El francés, el polaco, el portugués y el guaraní contrastan vocales orales y nasales.

Fonación

La sonoridad se refiere a si las cuerdas vocales vibran o no durante la articulación de una vocal. La mayoría de las lenguas cuentan exclusivamente con vocales sonoras, pero varias lenguas nativas americanas, como el cheyenne y las lenguas totonacanas, oponen vocales sonoras y sordas. Las vocales son sordas cuando susurramos. En japonés y en Francés del Quebec, las vocales que se encuentran entre consonantes sordas a menudo se desonorizan.

Los sonidos sonoros (o «voz modal»), los sonidos laringalizados (o «chirridos») y los sonidos murmurados («murmullos») son tipos de fonación que se usan contrastivamente en algunas lenguas. A menudo van ligados al tono o a distinciones de acento; en el idioma mon, las vocales pronunciadas en el tono alto se producen con voz laringalizada. En este tipo de casos, no está claro si es el tono, el tipo de sonoridad o la combinación de ambos, lo que se usa como contraste fonológico.

Raíz de la lengua adelantada

La raíz de la lengua adelantada ( ATR por sus siglas en inglés) es un rasgo común en gran parte del continente africano. El contraste entre la raíz de la lengua adelantada y retraída se asemeja acústicamente al contraste tenso/laxo, pero su articulación es diferente. Las vocales ATR conllevan una tensión perceptible en el tracto vocal.

Estrechamientos secundarios del tracto vocal

Las vocales faringalizadas aparecen en algunas lenguas; el sedang hace uso de este contraste, al igual que las lenguas tungusas. La faringalización es similar en articulación a la raíz de la lengua retraída, pero es acústicamente distinta.

Encontramos un mayor grado de faringalización en las lenguas caucásicas nororientales y en las lenguas joisanas, que podría denominarse epiglotalizada, ya que la obstrucción primaria se produce en la punta de la epiglotis.

El grado más avanzado de faringalización se encuentra en las vocales estridentes de las lenguas joisanas, en las que la laringe se eleva y la faringe se obstruye, de modo que, en lugar de las cuerdas vocales, lo que vibra es la epiglotis o el cartílago aritenoide.

Hay que tener en cuenta que, en ocasiones, los términos «faringalizada», «epiglotalizada» y «estridente» se usan indistintamente.

Vocales retroflejas

Las vocales retroflejas se caracterizan por una posición especial de la punta de la lengua, que se eleva hacia el paladar tomando una forma hueca que da a las vocales un timbre específico. Esta vocales aparecen en lenguas como el inglés(girl, car) o en algunos dialectos del chino (fenómeno conocido como «儿化音», pinyin: érhuàyīn).

Tensión

La tensión se usa para describir la oposición entre vocales tensas (como en el inglés leap, suit) y vocales laxas o relajadas (como en el inglés lip, soot). Tradicionalmente se pensaba que se trata del resultado de una tensión muscular mayor, sin embargo los experimentos fonéticos ha fracasado repetidamente en demostrarlo.

A diferencia de los otros rasgos de cualidad vocálica, la tensión sólo es aplicable en unas pocas lenguas que cuentan con esta oposición (principalmente lenguas germánicas, como el inglés); mientras que las vocales de otras lenguas (como el español) no pueden ser descritas en relación a la tensión de ninguna manera significativa. En la literatura acerca del inglés, «tensa» y «laxa» suelen usarse intercambiablemente con «larga» y «breve» respectivamente, ya que dichos rasgos van unidos en las variedades más comunes de inglés. Sin embargo, esta equivalencia no puede aplicarse a todos los dialectos del inglés ni a otras lenguas.

En la mayoría de las lenguas germánicas, las vocales laxas sólo pueden aparecer en sílabas cerradas, mientras que las tensas pueden aparecer en cualquier sílaba

Other Languages
Afrikaans: Klinker
Alemannisch: Vokal
العربية: حرف مصوت
asturianu: Vocal
беларуская: Галосныя
беларуская (тарашкевіца)‎: Галосныя
български: Гласен звук
বাংলা: স্বরবর্ণ
བོད་ཡིག: དབྱངས་ཡིག
brezhoneg: Vogalenn
bosanski: Samoglasnik
català: Vocal
کوردیی ناوەندی: بزوێن
čeština: Samohláska
Чӑвашла: Уçă сасăсем
Cymraeg: Llafariad
Deutsch: Vokal
Ελληνικά: Φωνήεν
English: Vowel
Esperanto: Vokalo
euskara: Bokal
estremeñu: Vocal
فارسی: واکه
suomi: Vokaali
Võro: Vabahelü
français: Voyelle
Nordfriisk: Wokaal
Frysk: Fokaal
Gàidhlig: Fuaimreag
galego: Vogal
हिन्दी: स्वर वर्ण
hrvatski: Samoglasnik
Kreyòl ayisyen: Vwayèl
Հայերեն: Ձայնավորներ
Bahasa Indonesia: Vokal (linguistik)
Iñupiak: Taiñġuraq
Ido: Vokalo
íslenska: Sérhljóð
italiano: Vocale
日本語: 母音
Basa Jawa: Vokal
ქართული: ხმოვანი
қазақша: Дауыстылар
한국어: 홀소리
Kurdî: Dengdêr
kernowek: Bogalen
Latina: Vocalis
Lëtzebuergesch: Vokal
Luganda: Enjatuza
Limburgs: Kleenker
lumbaart: Vucal
lingála: Moleli
lietuvių: Balsis
latviešu: Patskanis
मैथिली: स्वर वर्ण
македонски: Самогласка
Bahasa Melayu: Vokal
Nāhuatl: Tzilīnitl
Nederlands: Klinker (klank)
norsk nynorsk: Vokal
norsk bokmål: Vokal
ਪੰਜਾਬੀ: ਸਵਰ
Kapampangan: Kakatni
polski: Samogłoska
پنجابی: سوَر
português: Vogal
Runa Simi: Hanllalli
română: Vocală
armãneashti: Vocalu
русский: Гласные
sicilianu: Vocali
Scots: Vowel
sámegiella: Vokála
srpskohrvatski / српскохрватски: Samoglasnik
Simple English: Vowel
slovenčina: Samohláska
slovenščina: Samoglasnik
српски / srpski: Самогласник
Basa Sunda: Vokal
svenska: Vokal
Kiswahili: Vokali
தமிழ்: உயிரொலி
українська: Голосний звук
اردو: مصوت
oʻzbekcha/ўзбекча: Unli tovushlar
Tiếng Việt: Nguyên âm
walon: Voyale
Winaray: Tiringgan
ייִדיש: וואקאל
中文: 元音
Bân-lâm-gú: Bú-im
粵語: 元音