Virrey del Río de la Plata

El cargo de virrey fue la máxima autoridad local del virreinato del Río de la Plata. Su titular era nombrado por el rey de España, de quien dependía políticamente.

El cargo fue creado en 1776 junto con el respectivo distrito, a raíz de las reformas borbónicas implementadas por el rey Carlos III de España, siendo el primer virrey Pedro de Cevallos.

En 1810 el virrey Baltasar Hidalgo de Cisneros fue depuesto durante la Revolución de Mayo que inició el proceso independentista, por lo que se convirtió en el último virrey residente en Buenos Aires que ejerció su autoridad sobre la totalidad del virreinato. Las autoridades de esta ciudad no reconocieron a su sucesor, el virrey Francisco Javier de Elío, por lo que este tuvo que instalarse en Montevideo, que fue declarada capital del virreinato. Elío fue el último virrey con poder efectivo, aunque no el último gobernante, pues tras su mandato, Gaspar de Vigodet se convirtió en la máxima autoridad española en el Río de la Plata. Vigodet no tomó el título de virrey, pero sí otros inherentes a este cargo como eran los de Capitán General y Gobernador de las Provincias del Río de la Plata y Presidente de la Real Audiencia de Buenos Aires.

En 1825 Pedro Antonio Olañeta fue nombrado virrey por el rey Fernando VII, quien desconocía que Olañeta había fallecido meses antes como consecuencia de las heridas sufridas durante el combate de Tumusla.

Lista de virreyes

Imagen Virrey Período Obra de gobierno
Pedro de Cevallos.jpg Pedro Antonio de Cevallos Cortés y Calderón
( 1715 - 1778)
15 de octubre de 1777 - 12 de junio de 1778 Designado por Carlos III. Su obra más importante como virrey fue protagonizar una expedición hacia Colonia del Sacramento para expulsar a los portugueses de la zona, lográndolo con éxito.[2] y la internación de efectos (mercancías) al Virreinato del Perú, creándose las aduanas de Buenos Aires y Montevideo, lo que favoreció el desarrollo de Buenos Aires declarándola puerto oficial y legal (condición que antes ostentaban sólo dos puertos en Panamá y el Perú).
Juan José de Vértiz y Salcedo.jpg Juan José de Vértiz y Salcedo
Caballero Comendador de Puertollano, de la Orden de Calatrava y Teniente General de los reales ejércitos ( 1719 - 1799)
12 de junio de 1778 - 7 de marzo de 1784 Designado por Carlos III en reemplazo de Cevallos. Desarrolló la economía regional colonizando tierras deshabitadas e instalando intendencias por todo el virreinato. Fundó la Real Audiencia de Buenos Aires, la Cuna u Hospital de Niños Expósitos (14 de noviembre de 1779), el Real Colegio de San Carlos (3 de noviembre de 1783) y realizó el primer censo, que contabilizó 37000 porteños.[3]
Virrey Loreto.jpg Nicolás Francisco Cristóbal del Campo
II marqués de Loreto ( 1725 - 1803)
7 de marzo de 1784 - 4 de diciembre de 1789 Designado por Carlos III luego de la renuncia de Vértiz. Fue el primer presidente de la Audiencia Pretorial y Cancillería Real (Real Audiencia de Buenos Aires), que abarcaba los territorios de Buenos Aires, Paraguay, Cuyo y Tucumán.
Nicolás de Arredondo
( 1740 - 1802)
4 de diciembre de 1789 - 16 de marzo de 1795 Designado por Carlos IV. Inició el empedrado de las calles de Buenos Aires y fortificó Montevideo. Dispuso consejos vecinales a fin de que mantuvieran la moralidad y combatieran el delito. Protegió la industria ganadera y dio apoyo a los estancieros. En 1794 se instaló el Consulado de Comercio de Buenos Aires, que funcionaba a modo de tribunal de comercio.[4]
Coat of Arms of Pedro Melo de Portugal 2.svg Pedro Melo de Portugal y Villena
Caballero de la Orden de Santiago, gentilhombre de cámara de Su Majestad, primer caballero de la reina y Teniente General de los Reales Ejércitos ( 1734 - 1797)
16 de marzo de 1795 - 15 de abril de 1797 Designado por Carlos IV. Continuó con la política reformadora de sus predecesores y comenzó a defender la capital virreinal y Montevideo de los avances portugueses y británicos en la zona. Debido a ello contrajo una enfermedad que le provocó la muerte el sábado 15 de abril de 1797. Su cuerpo fue conducido a Buenos Aires y depositado en el monasterio de las monjas Capuchinas, del que había sido constante protector.
Real Audiencia de Buenos Aires 15 de abril - 2 de mayo de 1797 Ejerció interinamente por un corto tiempo, y por lo tanto no se realizaron reformas. Ante la ausencia de un reemplazante en Hispanoamérica, la Real Audiencia tenía la responsabilidad de esperar la llegada del mismo manteniendo el orden.
Antonio Olaguer Feliú.png Antonio Olaguer Feliú
Caballero de la Real Orden de Carlos III y mariscal de campo de los reales ejércitos ( 1742 - 1813)
2 de mayo de 1797 - 14 de mayo de 1799 Virrey interino por la muerte de Pedro Melo de Portugal y Villena. Hasta entonces se desempeñaba como Subinspector General de las tropas del virreinato y también había sido el cuarto gobernador de Montevideo. Se enfrentó a los avances británicos y portugueses en la zona. Autorizó la entrada de buques extranjeros y neutrales al puerto de Buenos Aires para estimular el comercio virreinal, afectado por la situación inestable europea.[5]
Avilés1.jpg Gabriel Miguel de Avilés y del Fierro
IV marqués de Avilés ( 1735 - 1810)
14 de mayo de 1799 - 20 de mayo de 1801 Designado por Carlos IV, dio libertad a los indios de los pueblos de las Misiones, adjudicándoles tierras y ganado y confiriéndoles el decreto que les permite poseer su propio pecunio.
Joaquin del Pino.jpg Joaquín del Pino Sánchez de Rozas Romero y Negrete
( 1729 - 1804)
20 de mayo de 1801 - 11 de abril de 1804 Designado por Carlos IV, falleció en ejercicio del cargo. Entre su obra se destaca haberle dado el cargo de gobernador de Misiones a Santiago de Liniers, éste aprovechó la situación para enfrentarse con los portugueses a causa de las usurpadas Misiones Orientales pero Del Pino no le dio el apoyo necesario y lo relevó de su cargo en julio de 1802.
Rafael de Sobremonte.jpg Rafael de Sobremonte y Núñez
III marqués de Sobremonte ( 1745 - 1827)
23 de abril de 1804 - 10 de febrero de 1807 Designado por Carlos IV. Como resultado del rechazo a la Primera Invasión Inglesa ( 1806), un cabildo abierto de Buenos Aires resolvió que el virrey entregara el poder político a la Real Audiencia y el mando militar a Liniers, héroe de la reconquista de Buenos Aires quien fue nombrado en su reemplazo.
Santiago de Liniers.jpg Santiago Antonio María de Liniers y Bremont
( 1753 - 1810)
10 de febrero de 1807 - 30 de junio de 1809 Virrey interino, confirmado por Carlos IV y más tarde destituido por la Junta Suprema Central. Francés, accedió al poder ratificado por el cabildo abierto luego de su triunfo en la Primera Invasión Inglesa. Sin embargo, a causa de su nacionalidad (francesa) en plenas Guerras Napoleónicas fue depuesto de su cargo.
Baltasar Hidalgo de Cisneros.jpg Baltasar Hidalgo de Cisneros y La Torre
( 1755 - 1829)
30 de junio de 1809 - 25 de mayo de 1810 Designado por la Junta Central fue depuesto por la Revolución de Mayo. Durante su gobierno no se desarrollaron obras de gran importancia, debido a la situación que imperaba en España, no obstante evitó que la noticia llegara a Buenos Aires, aunque finalmente llegó el 17 de mayo de 1810.
General Francisco Javier de Elío (Museo del Prado).jpg Francisco Javier de Elío
( 1767 - 1822)
12 de enero - 18 de noviembre de 1811 Designado por el Consejo de Regencia, su autoridad no fue aceptada por el gobierno de Buenos Aires por lo que le declaró «rebelde y revolucionario» y trasladó la capital del virreinato a Montevideo. El 20 de octubre de 1811 se firmó un Tratado de Paz con las autoridades de Buenos Aires por el que estas reconocían a las Provincias del Río de la Plata como parte integrante de la nación española y a Fernando VII como su único soberano. Cuando aún no se había cumplido un año de su designación, el Consejo de Regencia ordenó su regreso a la Península, quedando el mando en manos del gobernador de Montevideo, Gaspar de Vigodet.

Capitán general sin categoría de virrey

Imagen Capitán general Período Obra de gobierno
Vigodet.png Gaspar de Vigodet
( 1747 - 1834)
18 de noviembre de 1811 - 23 de junio de 1814 Designado por el Consejo de Regencia como máxima autoridad en el Río de la Plata con los cargos de Capitán General y Gobernador de las Provincias del Río de la Plata y Presidente de la Real Audiencia de Buenos Aires, aunque sin el título de «virrey». Resistió un asedio de 20 meses en Montevideo hasta que, finalmente, la ciudad cayó en manos del gobierno de Buenos Aires. Vigodet fue entonces arrestado y conducido a Río de Janeiro.
Other Languages