Virgen del Rosario

Nuestra Señora del Rosario
Bartolomé Esteban Perez Murillo 020.jpg
Virgen del Rosario con el Niño, de Bartolomé Esteban Murillo. Ca. 1650-1655. ( Museo del Prado, Madrid).
Venerada en Iglesia católica
Templo Véase sus santuarios
Festividad 7 de octubre
Patrona de -las Batallas
- Dajabón, República Dominicana, Casarabonela, Coronel Oviedo, ciudad de La Coruña
[ editar datos en Wikidata]

Nuestra Señora del Rosario o Virgen del Rosario es una advocación de María venerada por la Iglesia católica, que celebra el 7 de octubre la fiesta de la Bienaventurada Virgen María del Santísimo Rosario.

Historia

Según la leyenda, (pues la primera aparición histórica fue en 1531 México) a Domingo de Guzmán, Virgen María se le apareció en 1208 en una capilla del monasterio de Prouilhe (Francia) con un rosario en las manos, que le enseñó a rezarlo y que le dijo que lo predicara entre los hombres. Además, le ofreció diferentes promesas referidas al rosario. El santo se lo enseñó a los soldados liderados por su amigo Simón IV de Montfort antes de la Batalla de Muret, cuya victoria se atribuyó a la Virgen María. Por ello, Montfort erigió la primera capilla dedicada a esta advocación.[1]

En el siglo XV, la devoción al rosario había decaído. Alano de Rupe declaró que la Virgen se le apareció y le pidió que la reviviera, que recogiera en un libro todos los milagros llevados a cabo por el rosario; le recordó además las promesas que siglos atrás había dado a Santo Domingo.[2]

En el siglo XVI, San Pío V instauró su fecha el 7 de octubre, aniversario de la victoria en la Batalla de Lepanto, donde las fuerzas cristianas derrotaron a los turcos que invadían Europa (atribuida a la Virgen), denominándola Nuestra Señora de las Victorias; además, agregó a la letanía de la Virgen el título de Auxilio de los Cristianos. Su sucesor, Gregorio XIII, cambió el nombre de su festividad al de Nuestra Señora del Rosario.[2]

Como advocaciones, tanto la Virgen de Lourdes en su aparición de 1858 como la de Fátima en 1917 pidieron a sus videntes que rezasen el rosario. Gran parte de los papas del siglo XX fueron muy devotos de esta advocación, Juan Pablo II manifestó en 1978 que el rosario era su oración preferida[4] . Ella es patrona de las batallas, así como de multitud de ciudades y localidades repartidas por todo el mundo.

Desde el 10 de febrero de 2009 es patrona de la Unidad Militar de Emergencias (UME), cuerpo creado el 7 de octubre de 2005 en coincidencia con la festividad de Nuestra Señora del Rosario.[5]

En Guatemala, Virgen del Rosario del Templo de Santo Domingo, que posee cuatro siglos de historia, fue declarada Patrona de la Ciudad contra los terremotos en 1651. En la época conservadora, fue nombrada por Rafael Carrera, Patrona de Armas del Estado. Recibió la corona pontificia en 1934. Desde entonces fue llamada, Patrona Coronada de la Ciudad de Guatemala, por lo cual el Alcalde Oscar Berger la llamó Alcaldesa Perpetua en 1992. Estos datos resultan curiosos, dado que Guatemala tiene muchos patronos. Prueba de ello es que la misma Ciudad lleva el nombre de la Asunción, pero la la Primera y Principal Patrona de la Ciudad y la República es la Inmaculada Concepción, que se venera en el Templo de San Francisco, quien fue declarada como tal desde tiempos coloniales e incluso después de la Independencia.

Other Languages