Virgen de Guadalupe (Extremadura)

Nuestra Señora Santa María de Guadalupe
Mb-guadalupe extremadura.jpg
"Hispaniarum Regina"
(Reina de la Hispanidad)[1]
Venerada enArchidiócesis de Toledo, Iglesia católica
TemploReal Monasterio de Santa María de Guadalupe, en Guadalupe (Cáceres, España)
Festividad8 de septiembre y 12 de octubre
Patrona de-Guadalupe
-Extremadura
-Reina de la Hispanidad
Fecha de la imagenSiglo XII
Ntra. Sra. Santa María de Guadalupe
(Conjunto del Real Monasterio de Santa María de Guadalupe)
UNESCO logo.svg Patrimonio de la Humanidad de la Unesco
PaísEspañaFlag of Spain.svg España
TipoCultural
Criteriosiv, vi
N.° identificación665
RegiónEuropa
Año de inscripción1993 (XVII sesión)

La Virgen de Guadalupe es una advocación mariana cuyo santuario está situado en la villa de Guadalupe (provincia de Cáceres, Extremadura, España), es patrona de la dicha villa y de Extremadura desde 1907,[3]

Además, el 12 de octubre de 1928 fue coronada canónicamente como «Reina de la Hispanidad» (Hispaniarum Regina) o «de las Españas» por el Primado de España (legado especial de Pío XI) en presencia del rey Alfonso XIII, cuya inscripción latina con el título está grabada en la lustrina de la imperial Corona, siendo la única portadora con dicha distinción oficial.[5]​ y a que, desde el siglo XVI, se extendió por Hispanoamérica la devoción a la Virgen de Guadalupe aparecida en México,siéndo Patrona de las Américas, así como de México y Filipinas por extensión devocional del término (venerada el 12 de diciembre, Día de Ntra. Sra. de Guadalupe).[6]​ Y aunque existen varias advocaciones marianas bajo el título de Virgen de Guadalupe, la primera de ellas, cronológicamente, es la Guadalupe extremeña (1326), provincia de Cáceres (España), donde se encuentran las raíces devocionales primigenias.

De esta forma, la Virgen de Guadalupe ostenta ambos títulos: Patrona de Extremadura (8 de septiembre, Día de Extremadura) y de la Hispanidad (tradicionalmente el 12 de octubre, Fiesta de la Hispanidad, coincidiendo con la Fiesta Nacional de España, que además también coincide con la Fiesta del Pilar, dando lugar a confusiones en la atribución del patronazgo).

En 1993 la Unesco declaró a todo el conjunto del monasterio y basílica de Guadalupe (en Extremadura) como Patrimonio de la Humanidad, mencionando la importancia de «la célebre estatua de la Virgen de Guadalupe, que se convirtió en un poderoso símbolo de la cristianización de gran parte del Nuevo Mundo».[8]