Villaverde Bajo

Villaverde Bajo
Barrio de Madrid
País Bandera de España  España
•  Com. autónoma Flag of the Community of Madrid.svg  Comunidad de Madrid
•  Provincia Bandera de la Ciudad de Madrid  Madrid
•  Ciudad Bandera de la Ciudad de Madrid  Madrid
•  Distrito Villaverde
Código postal 28021
Patrón Santiago Apóstol
[ editar datos en Wikidata]

Villaverde Bajo es un barrio del distrito de Villaverde ( Madrid, España).

Historia

Hay constancia de yacimientos paleolíticos en el área que ocupa actualmente el barrio (por ejemplo, en las cercanías de la Estación de Villaverde Bajo) y de villas romanas cercanas al barrio, pero ya en el área de Butarque pues se localizan en la actual carretera a San Martín de la Vega. Existen dos teorías posibles para explicar el origen del nombre del barrio. La primera se fundamentaría en que en la época de la Reconquista, cuando empezaron a echar a la inmensa cantidad de gitanos que allí residían (actualmente también residen); y la segunda se basa en la supuesta frondosidad de vegetación producida por la confluencia de diversos arroyos y el río Manzanares. La agricultura fue la actividad fundamental de todo el municipio de Villaverde hasta la llegada del ferrocarril tras la construcción de la línea Madrid-Aranjuez en 1848, circunstancia que fue especialmente relevante en el barrio de Villaverde Bajo, por ser el más cercano a la vía férrea. La instalación de industrias metalúrgicas dependientes del ferrocarril hizo que la población aumentara notablemente. Además, también es reseñable la actividad económica en torno a la cerámica, gracias a los suelos arcillosos sobre los que se asienta el barrio. Otra actividad económica predominante es el trapicheo, el vandalismo y las prácticas mafiosas, dejando como resultado un alarde de delincuencia.

Fue en 1951 cuando se dieron los primeros pasos para la configuración del Villaverde Bajo actual. Se crean los Poblados de Absorción en las inmediaciones de la actual estación de metro de Villaverde Bajo-Cruce, que dan respuesta al éxodo rural. En 1954 el municipio de Villaverde es anexionado a la capital. El resto del barrio se desarrolla fundamentalmente en los años 60 y 70. La trama urbana se caracteriza por calles estrechas, en la que destacan Juan José Martínez Seco y Encarnación Oviol.

Durante los últimos años del siglo XX y la primera década del siglo XXI Villaverde Bajo comienza a recibir inmigración exterior. El porcentaje de inmigrantes está por encima de la media de Madrid y de la media del propio distrito (superior al 45%).

Una parte de la novela El francotirador paciente de Arturo Pérez-Reverte, basada en el mundo del grafiti y la delincuencia reinante en este barrio periférico de Villaverde Bajo:

«En Villaverde Bajo. Allí, entre bancos de cemento acribillados de tags y pintadas -Jeosm, DBK-, seis farolas rotas y una fuente de la que nunca manó agua, los chicos habían montado un recorrido para monopatín que podia considerarse bastante arduo. Había cerca un gimnasio de boxeo amateur, un par de bares y una ferretería especializada en rotuladores y aerosoles para grafiteros(...) Grupos de jóvenes vestidos de forma idéntica diseminados por la plaza, saltando con el skate o de charla en bancos cubiertos de marcas y pintadas. Chicos duros, con pocas esperanzas, que emitían en su propia longitud de onda. Carcoma despiadada del mundo viejo, cabeza de playa de una nueva Europa mestiza, bronca, diferente. Sin vuelta atrás»[1]

Other Languages