Villamalea

Villamalea
Municipio de España
Villamalea.svg

Villamalea ubicada en España
Villamalea
Villamalea
Ubicación de Villamalea en España.
Villamalea ubicada en Provincia de Albacete
Villamalea
Villamalea
Ubicación de Villamalea en la provincia de Albacete.
País Flag of Spain.svg  España
•  Com. autónoma Flag of Castile-La Mancha.svg  Castilla-La Mancha
•  Provincia Bandera provincia Albacete.svg  Albacete
•  Comarca La Manchuela
•  Partido judicial Casas-Ibáñez
•  Mancomunidad La Manchuela
Ubicación 39°21′43″N 1°32′23″O / 39.3619049, 39°21′43″N 1°32′23″O / -1.53978363388
•  Altitud 740 msnm
•  Distancia 51 km a Albacete
Superficie 127,99 km²
Población 4106 hab. (2015)
•  Densidad 32,41 hab./km²
Gentilicio villamalense,-sa
Código postal 02270
Pref. telefónico 967
Alcalde (2015) Cecilio González Blasco Logotipo del PSOE.svg
Patrón San Antón
Sitio web Página oficial del Ayuntamiento
[ editar datos en Wikidata]

Villamalea es un municipio español situado al sureste de la península ibérica, en la provincia de Albacete, dentro de la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha. En 2015 contaba con 4.106 habitantes, según los datos oficiales del INE.

Historia

Villamalea desde 1900 a 1931

Políticamente, el caciquismo cobró importancia relevante. El área geográfica de Villamalea estuvo controlada por la familia Ochando, una familia aristocrática de Albacete que se estableció a finales del siglo XIX y mantuvo durante cinco décadas el control de los partidos judiciales de Casas-Ibáñez y Alcaraz.

Con la llegada de la II República Española nacieron organizaciones de clase; partidos políticos y sindicatos de clase se crearon y desarrollaron, llegando a alcanzar el control de Villamalea a partir de las elecciones nacionales de 1936.

El campesinado pudo votar al alcalde de entonces, pero sometido al caciquismo, se veía obligado a satisfacer al propietario confiado por la familia Ochando, dueños de todas las tierras de la localidad.

Así, durante las tres primeras décadas el dominio de los propietarios fue total y absoluto, adoptando la forma del caciquismo; la gran mayoría de villamalenses dependían de los señores de las tierras, quienes les daban trabajo para mantener a su familia. Lejos quedaba aún el espíritu de iniciativa y de lucha del campesinado, que brotaría en la década de 1960 y 1970.

II República y Guerra Civil

La vida laboral de entonces era muy dura; España estaba a punto de sumergirse en el peor conflicto jamás vivido en el país durante el siglo XX, y las condiciones de salubridad y laborales eran extremas. Jornaleros y campesinos cobraban alrededor de tres pesetas al día por trabajar en pleno verano de sol a sol. Las difíciles condiciones higiénicas y sanitarias de la localidad se manifestaban en la escasez de agua potable, epidemias y enfermedades, que sumado a deficiencias alimentarias y un trabajo excesivo eran causa de muertes prematuras,[1] lo que conducía a los matrimonios a tener un número elevado de hijos, para tener más probabilidades de mantener algún descendiente con vida.

A nivel nacional, en 1928 se creó la Radio Comunista del PCE. Posteriormente, durante la II República Española, se creó el sindicato socialista UGT, los partidos republicanos y, una vez iniciada la guerra, la CNT. También aparecieron la Falange Española y las JONS que contó en Villamalea con un sector muy minoritario de afiliados adinerados (1934).

El PCE de Villamalea

La figura de Luis García López es fundamental al introducir el PCE en la localidad alrededor de 1928; fue entonces cuando aparecieron los primeros militantes del partido comunista: Germán Carrasco el bizco, Juan Soriano, Cesáreo García el abuelo, Antonio García el Marrajá, Antonio el Calavera y Eugenio Molinero, todos ellos jornaleros y de clase obrera. Durante mucho tiempo los jornaleros ocultaban su afiliación al partido comunista por temor a las represalias de la aristocracia y guardias locales, mientras seguían siendo explotados por los caciques en un panorama nacional que conducía a la Guerra Civil.

En cuanto a otros partidos de izquierda, el PSOE no arraigó demasiado y careció de implantación orgánica en Villamalea hasta la década de 1960 y 1970. Más radical fue el anarquismo que se reveló ante el caciquismo imperante. Bernardo Parra, vecino de Villamalea, fue quien lo introdujo en la localidad, aunque tuvo menos seguidores que el comunismo.

Germán Carrasco, El Bizco, líder campesino

Nacido en Villamalea en 1900, de familia de pequeños campesinos y con fuerte temperamento, vivió conflictos políticos contra el caciquismo impuesto en la villa y como defensor del marxismo, fue conocido en el pueblo por protagonizar diversas revueltas contra la Guardia Civil.Durante la Guerra Civil fue teniente en el Quinto Regimiento del Ejército Popular de la República, formado por militantes comunistas del PCE. Muere en 1937 luchando en el frente de Madrid.

Pídele a Dios pan, y luego pídeselo al Bizco, a ver quién te lo da primero.

Dicho popular de Villamalea

Los sucesos de enero de 1936

Un hecho que pone de manifiesto el contexto hostil y conflictivo a que se había llegado en Villamalea entre jornaleros y caciques tuvo lugar en enero de 1936; los fríos del invierno habían hecho que muchos campesinos se lanzaran al monte a por leña. La caravana de regreso fue interceptada por la Guardia Civil, que la condujo al ayuntamiento. Entonces, el Bizco y sus compañeros de partido forcejearon con la guardia y consiguieron desarmarlos y repartir la leña entre el pueblo. El desacato a las fuerzas del orden provocó un gran escándalo en la derecha, que vio la ocasión de escarmentar al popular paisano de Villamalea, al que consideraban un revolucionario nato; la noche de ese mismo día el Bizco fue detenido por cuatro guardias civiles de distintas localidades cercanas.

Al día siguiente un despliegue espectacular de las fuerzas del orden frente al Ayuntamiento donde estaba encarcelado el Bizco trataba de intimidar al vecindario, disgustado por la detención. La noticia corrió y los vecinos llegaron en decenas y se agruparon en la plaza de la iglesia, junto a la fuente, y al grito de "soltar al Bizco", el clima de tensión entre la gente empezaba a caldearse, apareciendo garrotes, palos, hoces y horcas. La respuesta masiva hizo retroceder a la Guardia Civil, que no cesaba de llamar a Casas-Ibáñez y Albacete, temerosos de que asaltasen el Ayuntamiento. A mediodía el Bizco fue finalmente puesto en libertad.

La izquierda se iba concienciando y agrupando, tomando cada vez más fuerza frente a la derecha de la época; en la II República Española, el Frente Popular (alianza de izquierdas y burguesía liberal) ganó las elecciones nacionales del 16 de febrero de 1936. Los conflictos entre republicanos y nacionales estaban a punto de estallar en julio con la Guerra Civil.

La Guerra Civil

El 17 de julio de 1936 estallaba la rebelión militar contra el Gobierno de la República. La noticia corrió como la pólvora junto a los pronunciamientos militares del general Francisco Franco y el resto de golpistas. Mientras, en Villamalea, se crearon comités del Frente Popular que organizaron diversos sectores de la vida económica y social, se creó una milicia popular y un consejo obrero encargado de repartir víveres, y productos que venían de la provincia. La minoría de derechas pasó a un segundo plano; el cura fue evacuado, la guardia llamada al frente, etc. Las riendas del pueblo fueron tomadas por Roque Ortiz, el primer alcalde de izquierdas en Villamalea.

Las primeras quintas de voluntarios se incorporaron a los frentes de la guerra. Los más jóvenes partían a luchar contra el fascismo de los nacionales, lo que supuso una escasez de mano de obra en años posteriores, obligando a las mujeres a cubrir dichas tareas.

Empezaron años de represiones de uno y otro bando. De 1936 a 1939 la miseria, el dolor, las matanzas y la destrucción asolaron España hasta que finalizó la guerra con la victoria de Franco.

La posguerra

Villamalea,Villamalea,donde la tierra se cultiva con sudor,

pueblo de obreros y de verdes viñas, y del Partido Comunista Español

Ven y verás que este pueblo es triunfador,

siempre serás recibido con amor


(Estribillo)

Villamalea, Villamalea ay que es mi tierra en la manchuela

Villamalea, Villamalea por ti daría mi vida entera

Villamalea, Villamalea llena de campo de trigo y cepas

Ni Villarta, ni Fuentealbilla, ni Madrigueras ni Alcorcón

yo me quedo en Villamalea ay por mi abuela con San Antón''


Todos bajamos en romería para brindar con San Isidro Labrador

la gente baila con la verbena y sus ropajes abanican con ardor

que viva las viñas , las mujeres, y el porrón

en tierras manchegas cultivadas con amor


(Estribillo)

—Pasodoble de Villamalea

La autoridad del bando nacional se impouso en toda España, y la represión contra los considerados traidores no se hizo esperar. En la villa, la derecha volvió a tomar el poder. Un terror hasta entonces desconocido se instaló en el pueblo; la fiebre antirrepublicana y anti Frente Popular, unida a la fobia anticomunista, estaban a la orden del día y las detenciones, los procesos y encarcelamientos se volvieron cotidianos.

El 2 de abril de 1939 se constituyó en Villamalea la Junta Local de las JONS, presidida por Claudio Moya, médico de derechas; fueron destituidos de sus cargos todos los funcionarios que hubo durante la guerra, al ser considerados desafectos al Régimen franquista. Todos los sindicatos del PCE y de UGT fueron anulados por el régimen., todo lo que se había hecho hasta entonces fue ilegalizado, pero el espíritu izquierdista, sin embargo, se agudizó en el pueblo. Entonces surgieron las famosas cooperativas, creadas por la unión de socios agrícolas y ganaderos, a favor de compartir y apoyarse el uno del otro.

Cooperativa vinícola San Antonio Abad

La Cooperativa vinícola San Antonio Abad fue fundada en 1946 por necesidades económicas. Tuvo una enorme repercusión económica y social y fue el eje central de la villa desde 1953. Durante más de veinticinco años actuó como caja de resonancia de la conciencia campesina, no sólo de Villamalea, sino también de parte de La Mancha y otras zonas.

Reorganización clandestina del PCE

En la década de 1950 se sentaron las bases de lo que ya se empezó años atrás; Mario Fernández asumió un papel importante en su reorganización. La primera oportunidad de los comunistas para involucrarse en la vida política fue a través de la Hermandad Local, organización sindical agraria que trataba de paliar el descontento entre clases. Su organización tenía asignadas funciones burocráticas referentes a tributaciones, seguros sociales, ayudas del estado, etc. Dentro de esta organización, la sección social estaba formada por miembros elegidos democráticamente, y precisamente esto fue un instrumento que permitió a los comunistas aproximar sus intereses a través de un marco legal; aun así, el PCE era totalmente ilegal en España.

Ramón Jiménez fue elegido para ello, siendo jefe de Hermandad correspondiente a la villa. Tras el éxito alcanzado en la Hermandad, los comunistas se animaron, mientras la Cooperativa San Antonio Abad se iba consolidando como entidad económica.

Other Languages
aragonés: Villamalea
العربية: فياماليا
català: Villamalea
English: Villamalea
euskara: Villamalea
فارسی: بییامالئا
français: Villamalea
magyar: Villamalea
interlingua: Villamalea
italiano: Villamalea
Bahasa Melayu: Villamalea
Nederlands: Villamalea
occitan: Villamalea
polski: Villamalea
português: Villamalea
română: Villamalea
русский: Вильямалеа
українська: Вільямалеа
Tiếng Việt: Villamalea
Winaray: Villamalea
Bân-lâm-gú: Villamalea