Vilanova del Camí

Para otros municipios llamados Vilanova, véase Vilanova
Vilanova del Camí
Municipio de España
Flag of Vilanova del Camí.svg
Bandera
Escut de Vilanova del camí.svg

Iglesia de San Hilario

Iglesia de San Hilario
Vilanova del Camí ubicada en España
Vilanova del Camí
Vilanova del Camí
Ubicación de Vilanova del Camí en España.
Vilanova del Camí ubicada en Provincia de Barcelona
Vilanova del Camí
Vilanova del Camí
Ubicación de Vilanova del Camí en Provincia de Barcelona.
País Flag of Spain.svg  España
•  Com. autónoma Flag of Catalonia.svg  Cataluña
•  Provincia Flag of Barcelona (province).svg  Barcelona
•  Comarca Anoia
Ubicación 41°34′24″N 1°38′17″E / 41.573333333333, 41°34′24″N 1°38′17″E / 1.6380555555556
•  Altitud 302 msnm
•  Distancias 2 km a Igualada
23 km a Manresa
25 km a Villafranca P.
42 km a Tárrega
49 km a Barcelona
Superficie 10,30 km²
Núcleos de
población
1
Población 12452 hab. (2015)
•  Densidad 1214,17 hab./km²
Gentilicio Vilanoví / Vilanovina
Código postal 08788
Alcalde (2007) Vanesa González[1] ( V365)
Sitio web Página del municipio
[ editar datos en Wikidata]

Vilanova del Camí es un municipio español situado en la comarca del Anoia, en la provincia de Barcelona, Cataluña. Tiene una población de 12.649 habitantes y una extensión de 10,54 km². La mayor parte de la población está concentrada en el mismo municipio, aunque también existen núcleos separados: Can Titó y Els Moletons.

Historia

Vilanova del Camí tiene una historia reciente. La unificación de los dos núcleos de población que originaron el municipio de Vilanova del Camí no se produjo hasta finales de 1830. Cuando hablamos de los inicios del municipio tenemos que hablar de dos poblaciones diferentes: Quadra de Vilanova, que jurisdiccionalmente pertenecía a Montbui, y el otro, el de Vilanova del Camí, que era de los Claramunt.

Las primeras casas se construyeron junto a un centro fortificado que actuaba de torre de avanzada del castillo de Claramunt, punto de mira sobre Igualada, villa con condominio real que representaba un enemigo de los intereses feudales.

Este castillo o casa fortificada es citada documentalmente en 1206, aunque la primera vez que encontramos mencionado el nombre de Vilanova del Camí es en un documento del siglo XIV (1324). En este mismo siglo conocemos la existencia de una comunidad judía y tenemos las primeras referencias de la iglesia de San Hilario.

A partir del siglo XVIII, pasadas las penurias de la guerra y las epidemias de los siglos posteriores, la población de Vilanova del Camí inició un crecimiento. Nuestra economía, que siempre había estado basada en la agricultura, se vio diversificada con la construcción de molinos. Durante el siglo XVIII, Vilanova del Camí obtiene dos independencias: la primera, la jurisdiccional, en 1727, cuando el duque de Medinaceli le otorga la segregación de La Pobla de Claramunt y se crea un municipio independiente, por otro, la eclesiástica, en 1779, cuando la iglesia de San Hilario pasa a ser parroquial y deja de ser sufragánea de la Pobla. La crisis industrial igualadina -la industria fue otra de las bases económicas de Vilanova- influyó en la caída demográfica que situó la población de Vilanova, a principios del siglo XIX, en la raya de los 450 habitantes. Esta evolución demográfica manifiesta una vez más la dependencia del municipio hacia las industrias igualadinas. Esta tendencia se empezará a romper a finales de siglo con la llegada del tren, que comportará la instalación de yeseras y tejerías junto al ferrocarril.

La evolución del siglo XX irá también a remolque de Igualada. Las necesidades de la nueva industria del género de punto comportaron una fuerte inmigración que en los años 60 y 70 encontró en los terrenos de Vilanova un suelo barato para hacer sus viviendas. En 1950 encontramos 656 habitantes, mientras que en 1998 la población sobrepasa los 10.000. La población experimentó pues un crecimiento espectacular, y eso supuso en un principio el desarrollo de nuevos barrios que la mayoría de veces carecían de la más mínima infraestructura. Con la llegada del estado de derecho, desde el Ayuntamiento se emprendieron las medidas pertinentes para que el municipio dejara de ser un barrio dormitorio de Igualada y pasara a tener una personalidad propia, dotando Vilanova de todos los servicios necesarios, desde la construcción de alcantarillado y plazas públicas en la edificación del mercado cubierto, la biblioteca, el ambulatorio, el edificio de entidades, el polideportivo y las piscinas de Can Titó, etc.

La Vilanova actual

Vilanova del Camí emprende al inicio del nuevo milenio un nuevo reto de futuro basado en tres ámbitos: el crecimiento urbanístico sostenible, el desarrollo cultural a través del centro polivalente de Can Papasseit y la recuperación medioambiental, con la puesta en marcha de un proyecto pionero denominado "Defensa del río Anoia", que reformó toda la zona del río y la convirtió en un espacio destinado al ocio y al deporte del que disfrutan los vilanovinos y vilanovinas pero también los vecinos de la Conca d'Òdena , especialmente los que comparten fachada con el río.


La Llei de Barris, 2007-2011, supuso para Vilanova del Camí una oportunidad histórica que el municipio no ha dejado escapar. Un impulso social, económico y urbano de dos núcleos vitales para la comunidad, el Camp del Rei y el casco antiguo. El esfuerzo conjunto de la Generalitat y de la propia administración local, que han invertido 8 millones de euros, ha permitido entre otras acciones, la urbanización del corazón de la ciudad: la plaza de la iglesia, y las calles Onze de Setembre, Jacint Verdaguer y Santa Lucía y ahora también la calle Major, que debe convertirse en un eje comercial.

El crecimiento económico del municipio pasa, en buena parte, por la oferta de suelo industrial del municipio. Construido por el INCASOL en el año 2009, el polígono Riera de Castellollí, supuso la creación de 31 nuevas hectáreas de suelo industrial en el municipio que se suman a las 37 del polígono Pla de Rigat.

En 2009 y 2010, gracias a la inversión que el Gobierno Central hizo en Vilanova del Camí a través del Fondo Estatal para el Empleo y la Sostenibilidad Local, el municipio experimentó unas mejoras muy importantes. Más de dos millones de euros que sirvieron para urbanizar la calle Santa Lucía, el de San Isidro y la plaza del barrio de La Luna y la plaza de los Miquelets. Las ayudas del gobierno central sirvieron también para construir el centro cívico del barrio La Paz y el almacén de la brigada municipal.

En 2010, las ayudas sirvieron para financiar diferentes proyectos municipales de desarrollo sostenible relacionados con el medio ambiente, la innovación económica y las iniciativas sociales. Con la ayuda del gobierno central Vilanova invirtió en el cableado de fibra óptica, la renovación de una parte muy importante del parque informático municipal, la instalación de telefonía IP en el ayuntamiento, la instalación de placas solares térmicas los vestuarios del campo de fútbol, la rehabilitación del edificio de Can Muscons y la construcción del centro cívico del barrio del Camp del Rey. Debido a diversas inversiones de carácter innovador, en el año 2010, el Ministerio de Innovación y Ciencia del Gobierno de España distinguió con el título de "Ciudad de la ciencia y la innovación" al municipio de Vilanova del Camí, siendo una de las 10 ciudades de menos de 20.000 habitantes de España distinguidas con tal premio. Durante el 2011, los esfuerzos económicos de la Vilanova del Camí se destinarán a la remodelación del Casal de la Gent Gran con sala polivalente, inversión incluida en la Llei de Barris.

Other Languages