Vigilia Internacional en Memoria de las Víctimas del Sida

La Vigilia Internacional en Memoria de las Víctimas del sida (en inglés: International Candlelight Vigil Memorial), es un programa del Consejo Global de Salud bajo el nombre de International Candlelight AIDS Memorial, que promueve la intervención de comunidades y personas de todo el mundo en actividades relacionadas con la lucha contra el sida mediante su participación en una vigilia mundial que se realiza el tercer domingo de mayo y es conducido por los coordinadores voluntarios por todo el mundo. En 2006, sobre 900 coordinadores llevaron a cabo el evento en 110 países, siendo visitados por más de diez de millones de personas.

Es una de las campañas más grandes y más antiguas de movilización de los pueblos para el conocimiento de sida en el mundo.La primera Vigilia Internacional en memoria y solidaridad con las personas afectadas por el VIH, se llevó a cabo el 2 de mayo de 1983 en Nueva York y San Francisco. Los organizadores deseaban honrar el recuerdo de aquellas personas que habían fallecido debido a esta "misteriosa" enfermedad y brindar su apoyo a aquellos vivían con sida y a sus familias. Diversas organizaciones se unen cada año en esta campaña para recordar a las víctimas del sida y tratar de concienciar a la sociedad.

Objetivos y transcendencia

En aquellos lugares donde la cultura o la religión convierte al sida en un tema tabú, este evento permite entablar un debate y enseñar como prevenir y tratar la enfermedad.

El objetivo principal es recordar a las personas que fallecieron por causas relacionadas con el VIH , además de destruir el estigma que se generó en torno a esta infeccion. Además se trata de educar, implicar, concienciar y sensibilizar a la sociedad y crear un con la comunidad sobre la prevención, el cuidado y el tratamiento para la infeccion. Además se logra unir a los profesionales y estudiantes con otras organizaciones y profesionales del mismo campo. Además el acontecimiento crea un sentido de la solidaridad global y genera expectación a nivel mundial.

En muchos países subdesarrollados la educación y las infraestructuras que puede atraer este evento ayudan mucho a la comunidad. Además en aquellos lugares donde la cultura o la religión convierte al sida en un tema tabú, este evento permite entablar un debate y enseñar como prevenir y tratar la enfermedad. Por ello numerosas organizaciones se unen todos los años al proyecto.

Por otro lado, en otros países este evento se utiliza como propaganda política o religiosa falseándose el verdadero sentido del evento. Las relaciones que esta campaña presenta con actividades gubernamentales y de fe le ha llevado en algunas ocasiones a recibir críticas por parte de ciertos segmentos sociales y otras organizaciones no gubernamentales.

Other Languages