Victoria Ocampo

Victoria Ocampo
Victoria Ocampo y Sur.jpg
Victoria Ocampo con un ejemplar de su revista Sur.
Información personal
Nombre de nacimientoRamona Victoria Epifanía Rufina Ocampo
Nacimiento7 de abril de 1890
Bandera de Argentina Buenos Aires, Argentina
Fallecimiento27 de enero de 1979
(88 años)
Bandera de Argentina Beccar, Argentina
Causa de la muerteCáncer de laringe Ver y modificar los datos en Wikidata
Lugar de sepulturaCementerio de la Recoleta, Argentina Ver y modificar los datos en Wikidata
NacionalidadArgentina
Familia
CónyugeLuis Bernardo de Estrada (1912-1914; separados en 1922)
Julián Martínez (1914-1929)
Educación
Educada en
Información profesional
Ocupaciónescritora, ensayista, traductora, intelectual, editora
Años activaSiglo XX
Empleador
SeudónimoVictoria Ocampo
Lengua de producción literariaespañol, francés e inglés
Miembro de
Distinciones
  • Comendador de la Orden del Imperio británico
  • Premio María Moors Cabot (1965)
  • Prix du Rayonnement de la langue et de la littérature françaises (1965) Ver y modificar los datos en Wikidata

Ramona Victoria Epifanía Rufina Ocampo CBE (Ciudad de Buenos Aires, 7 de abril de 1890Beccar,[2]

Nacida en una familia aristocrática,[4]

Sus viajes le permitieron contactar con exponentes de la literatura y el ámbito intelectual. Alentada por Waldo Frank y Eduardo Mallea, fundó la revista y editorial Sur en 1931, que promovió las obras literarias de autores nacionales e internacionales como Federico García Lorca o Virginia Woolf hasta el cese parcial de su publicación en 1971.[5]

En 1941, se instaló en su residencia Villa Ocampo —hoy perteneciente a la UNESCO—, que se convirtió en lugar de recepción de figuras como Rabindranath Tagore, Albert Camus, Graham Greene, Ígor Stravinsky, Saint-John Perse, Pierre Drieu La Rochelle, Roger Caillois, Ernest Ansermet o Indira Gandhi.[6]

Única latinoamericana en una de las sesiones de los Juicios de Núremberg, militó en la oposición al peronismo, por lo cual fue arrestada durante 26 días en 1953.[7]

Fue presidenta del Fondo Nacional de las Artes desde 1958 a 1973 y recibió diversas distinciones así como doctorados honoris causa por varias universidades y la Orden del Imperio Británico concedida por la reina Isabel II. En 1977, se convirtió en la primera mujer elegida miembro de la Academia Argentina de Letras.[6]

Ascendencia

Manuel Ocampo, su abuelo.

La familia Ocampo desciende de un paje gallego de Isabel la Católica, uno de los primeros habitantes de la isla de Santo Domingo.[9]

Según el genealogista Narciso Binayán Carmona, por parte de la familia de su madre era descendiente del conquistador, explorador y colonizador español Domingo Martínez de Irala (1509-1556); sus antepasados tenían un remoto origen mestizo guaraní, que compartía con muchos próceres de la Independencia y con grandes personajes paraguayos y argentinos.[11]

Uno de los tíos abuelos de Victoria, Enrique Ocampo, fue conocido por matar de un tiro a Felicitas Guerrero luego de descubrirla en un romance con Samuel Sáenz Valiente. Victoria relató la historia en el primer tomo de su autobiografía:

Se encontraron con Felicitas tendida en el suelo, ensangrentada, y a Enrique con un revólver en la mano y cara de loco. No sabemos a ciencia cierta si se mató o lo mataron como a un perro rabioso... Mi abuela contaba que nunca olvidaría el grito de su madre cuando vio la cara deshecha del hijo».[12]

Los padres de Victoria, Manuel Silvio Cecilio Ocampo (3 de noviembre de 1860-18 de enero de 1931) y Ramona Máxima Aguirre —apodada «La Morena»— (8 de enero de 1866-10 de diciembre de 1935), pertenecientes a la clase alta,[14]

La biógrafa de Victoria Ocampo, María Esther Vázquez, comentó que su padre era

un hombre alto, buen mozo, refinado y distinguido. Ingeniero especializado en la construcción de puentes y caminos, que levantó en el interior del país, fue un padre de familia conservador, preocupado por ella y amante de sus hijas. De humor bueno y amable, había en él cierta tendencia natural a la melancolía.

Con respecto a la madre, Vázquez elogió sus condiciones para ejecutar el violín, su pasión por las plantas y la definió como

una madre perfecta, cariñosa y protectora que suele resolver los problemas grandes y pequeños de la familia.

Victoria siempre recalcó el sentido de honestidad de su padre y las rígidas normas que imponía su madre.[14]

Other Languages