Victor de Aveyron

Víctor
Victor of Aveyron.jpg
Información personal
Otros nombres Víctor de Aveyron
Nacimiento 1787
en Aveyron, Francia
Fallecimiento 1828 (41 años)
en París, Francia
Nacionalidad Pakistaní
Características físicas
Altura Desconocida
Peso Desconocido
Familia
Padres Progenitores:
desconocidos
Tutor legal:
Dr. Jean Itard
Educación
Educación Tutor legal:
Dr. Jean Itard
Información profesional
Conocido por ser uno de los casos de niños salvajes más conocido
[ editar datos en Wikidata]
Multimedia externa
Película "El pequeño salvaje", que cuenta la vida de Víctor de Aveyron
Resumen de la película "El pequeño salvaje"
Atención: estos archivos están alojados en un sitio externo, fuera del control de la Fundación Wikimedia.

Víctor fue el nombre asignado por su tutor oficial a un preadolescente salvaje encontrado en la región francesa de Aveyron en los últimos años del siglo XVIII. Su caso fue el más seriamente estudiado y el mejor documentado de todos los de este tipo.

Su tutor legal, el doctor Jean Itard, elaboró el tratamiento para educar al niño.

Antecedentes

A finales de septiembre de 1799, tres cazadores encontraron en los bosques de Caune (en el Languedoc francés, cerca de los Pirineos) a un niño completamente desnudo, al que lograron capturar y al que dejaron al cuidado de una viuda, encerrado en una cabaña cercana. Aparentaba unos once o doce años y ya había sido avistado antes por la zona recogiendo bellotas o buscando tubérculos con los que alimentarse. Al cabo de una semana logró escaparse, retornando a las montañas, donde soportó el riguroso invierno de aquel año apenas cubierto con una camisola desgarrada. Por las noches se ocultaba, pero durante el día se acercaba a veces a algún pueblo de los alrededores, en uno de los cuales, del cantón de St. Sernin, se introdujo en una casa deshabitada, donde volvió a ser capturado. Allí se le atendió y se le vigiló durante varios días, siendo llevado luego al hospital de Saint-Afrique y posteriormente a Rodez, donde estuvo varios meses. Durante todo este tiempo se mostró salvaje y esquivo, impaciente e inquieto, siempre atento a la posibilidad de escapar nuevamente.

La noticia de su existencia se difundió rápidamente por la Francia recién salida de la revolución provocando todo género de conjeturas y expectativas. Un ministro del gobierno con inclinaciones científicas ordenó el traslado del muchacho a París, adonde llegó a finales de septiembre de 1800, con la esperanza de que el estudio de su caso pudiese ampliar los conocimientos sobre la mente humana.

Other Languages