Vicente Berdusán

Conversión del duque Guillermo de Aquitania (1673). Óleo de gran formato perteneciente a una serie sobre la vida de Bernardo de Claraval destinada a la decoración de los muros del Monasterio de Veruela. Actualmente se encuentra en el Museo de Zaragoza.

Vicente Berdusán y Osorio ( Ejea de los Caballeros, Aragón, 1632 - Tudela, Navarra, 1697). Pintor barroco español.

Biografía

Nació en enero de 1632 en Ejea de los Caballeros ( Zaragoza) en donde transcurrió su infancia. En 1640 quedó huérfano de padres y se trasladó a Tudela ( Navarra) donde su tío, el arquitecto y escultor Juan de Gurrea, asumió su tutela. En 1655 se casó con Margarita Saviñán Royo y de este enlace nacieron siete hijos. Asentado en Tudela, donde vivió y trabajó hasta su fallecimiento el 30 de enero de 1697, Berdusán abrió un taller de pintura que abasteció de pintura religiosa a un extenso territorio que tuvo su centro en el valle medio del Ebro y abarcó Navarra y Aragón, con extensiones hacia País Vasco y La Rioja.

Fue artista prolífico; hay documentadas más de trescientas obras firmadas y fechadas. Su formación tuvo lugar en Tudela con su tío el pintor Fernando de los Mozos. Con él estaría unos cuatro años de 1645 - 1648 traslandándose luego, quizá, a Madrid, al taller de Carreño, pues falta de Tudela hasta 1653. Allí aprende el lenguaje de los venecianos y flamencos que se estaba gestando en la escuela madrileña posterior a Velázquez. Toma de Francisco Rizi las escenografías y los paisajes arquitectónicos como de teatro, y de Carreño el color veneciano y la técnica de manchas aprendida de Tiziano. También se aprecia que conoce el tenebrismo, la pintura veneciana y la composición flamenca. Por eso, unas veces se acerca a Tiziano, otras a Rubens y su obra es un receptáculo de distintas influencias barrocas internacionales.

Fue un pintor de motivos religiosos con sólo alguna excepción, marcado por la Contrarreforma, por su sensibilidad y devociones.

Se trata de un artista de espiritualidad barroca, bajo la cual pinta los temas propios de la época: milagros, santos repartiendo limosna, éxtasis, apoteosis, predicaciones, vida de la Virgen y de Cristo, la Trinidad y los nuevos santos canonizados en 1622: Santa Teresa de Jesús, San Ignacio, San Francisco Javier, San Felipe Neri, San Carlos Borromeo, San Estanislao de Kostka, Ángeles en todas sus formas y también a la Inmaculada.

Pintó ciclos monásticos como es común en los artistas de entonces, con historias de la orden correspondiente con el fin de decorar los conventos.

Other Languages