Vicente Aleixandre

Vicente Aleixandre
Vicentealeixandre.jpg
Vicente Aleixandre en 1977
Información personal
Nacimiento 26 de abril de 1898
Bandera de España Sevilla, España
Fallecimiento 13 de diciembre de 1984 (86 años)
Bandera de España Madrid, España
Lugar de sepultura Cementerio de La Almudena Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Española
Educación
Alma máter
Información profesional
Ocupación Poeta
Años activo Siglo XX
Lengua de producción literaria Español
Género Poesía Ver y modificar los datos en Wikidata
Movimientos Generación del 27
Miembro de
Distinciones
[ editar datos en Wikidata]

Vicente Pío Marcelino Cirilo Aleixandre y Merlo ( Sevilla, 26 de abril de 1898- Madrid, 13 de diciembre de 1984) fue un poeta español de la llamada Generación del 27. Elegido académico en sesión del día 30 de junio de 1949, ingresó en la Real Academia Española el 22 de enero de 1950. Ocupó el sillón de la letra O.

Obtuvo el Premio Nacional de Literatura en 1933 por La destrucción o el amor,[1] el Premio de la Crítica en 1963 por En un vasto dominio, y en 1969, por Poemas de la consumación, y el Premio Nobel de Literatura en 1977.

Biografía

Hijo de una familia de la burguesía española, su padre fue ingeniero de ferrocarriles víctima de una característica mala salud familiar: su hija Elvira murió con tres años, su hijo Fernando murió con año y medio y otra hermana de Vicente, Sofía, se malogró al nacer. Vicente viene al mundo en Sevilla en 1898 pero pasa su infancia en Málaga, donde comparte estudios con el futuro escritor Emilio Prados. Se traslada a Madrid donde cursa estudios de Derecho y Comercio. En 1919 se licencia en Derecho y obtiene el título de intendente mercantil. En 1917 conoce a Dámaso Alonso en Las Navas del Marqués, lugar donde veraneaba, y este contacto supone el descubrimiento de Rubén Darío, Antonio Machado y Juan Ramón Jiménez. Inicia de este modo una profunda pasión por la poesía. Ejerce de profesor de Derecho Mercantil desde 1920 hasta 1922 en la Escuela de Comercio, y en el verano de 1920 conoce en la Residencia de Estudiantes a la estadounidense Margarita Alpers, con la que sostiene una relación amorosa también en el verano de 1921, deshecha cuando esta tuvo que partir a California. Alpers estaba casada y es la destinataria de algunos de los poemas de Álbum; creía que su hija Juanita era de Aleixandre. Esta hija le escribió en 1965 para decirle que su madre había fallecido de cáncer.[2]

Su salud empieza a empeorar en 1922. En 1925 se le declara una nefritis tuberculosa, que termina con la extirpación de un riñón, operación realizada en 1932. Publica sus primeros poemas en la Revista de Occidente en 1926 y en 1928 empieza a leer a Freud, implicándose en el surrealismo poético. Establece contacto con Cernuda, Altolaguirre, Alberti y García Lorca. A lo largo de su vida ocultó su bisexualidad.[3] Su primera relación seria con una mujer, después de la que tuvo con Alpers, y que lo marcó profundamente, fue con la cabaretera María Valls, más conocida por su nombre artístico de "Carmen de Granada"; esta relación inspiró a Vicente Aleixandre dos poemas de Ámbito, "Amante" y "Cabeza en el recuerdo", y otro de Sombra del paraíso, "Cabellera negra"; le transmitió una blenorragia que agravó considerablemente su nefitis. Tras esta relación, y desde 1923, tuvo otra muy duradera, pero que no atrajo demasiado a Aleixandre, con la hispanista germana Eva Seifert, que lo introdujo en la poesía de Hölderlin; más bien fue ella la que se enamoró de él. En 1927 planta en su casa de Velintonia el famoso cedro que lo acompañará durante el resto de su vida.

En los años 1930, el poeta conoce al abogado socialista Andrés Acero y ambos inician una intensa relación amorosa que será interrumpida por el exilio a México de Andrés tras la Guerra Civil. En palabras de Molina Foix, "Aleixandre era muy pudoroso de su condición homosexual por el daño que pudiera hacer a su familia, sobre todo a su hermana, pero a mí me dijo que cuando muriese no le importaba que se supiera la verdad; consideraba que no era ningún desdoro".[7] También sostiene una relación amorosa con el decorador cinematográfico José Manuel García Briz, que es también un joven noble, hijo de la III.ª Condesa de Baynoa y hermano de los marqueses de Vista Alegre.

El 19 de junio de 1932 el doctor Pedro Cifuentes extirpa el riñón derecho a Vicente Aleixandre. Le visitan en su convalecencia Dámaso Alonso y Federico García Lorca. En los primeros días de la Guerra Civil, víctima de una denuncia, pasa veinticuatro horas en una cheka de la que es liberado por su amigo Pablo Neruda, cónsul de Chile a la sazón. Hacia 1935 frecuentan su casa Rafael Alberti, Federico García Lorca, Luis Cernuda, Pablo Neruda, Dámaso Alonso, Gerardo Diego, Manuel Altolaguirre, Miguel Hernández, José Antonio Muñoz Rojas y su amante Andrés Acero. De muchos de ellos dejará escrita una semblanza en 1958, en su libro Los encuentros, donde refleja lo que sintió la primera vez que los conoció. Un bombardeo destruye su casa y gran parte de su biblioteca. En 1937 su salud empeora notablemente: pierde diez kilos en pocos meses y pasa los dos últimos años de la guerra en cama con un riguroso tratamiento de inyecciones de calcio, vitaminas y baños de luz ultravioleta. Hace una gran amistad con el crítico literario José Luis Cano. Mantiene un largo epistolario con el pintor Gregorio Prieto. Después de la guerra, a pesar de sus ideas izquierdistas, permanece en España, en su misma casa, reconstruida en octubre de 1940. El padre ha muerto en ese mismo año tras ser purgado por el Frente Popular e investigado exhaustivamente por el bando vencedor. Y Aleixandre, en su exilio interior, se convierte durante los años de posguerra en uno de los maestros de los jóvenes poetas, con los que se cartea abundantemente y a los que recibe sin escatimar tiempo en su domicilio de Madrid, Wellingtonia (o Velintonia), 3 (ahora y desde el año 1978, renombrada en su honor calle Vicente Aleixandre[8] ). En el piso superior se instala su amiga, la poetisa lesbiana Carmen Conde, que se ha separado de su marido Antonio Oliver Belmás y tiene por pareja a una casada, Amanda Junquera Butler, esposa del catedrático de Historia moderna de España Cayetano Alcázar. A ambas mujeres dedicará Aleixandre el poema "Ofrecimiento" de su libro Nacimiento último. El poeta, quien por estos años no deja de repetir que "poesía es comunicación", no tenía inconveniente siquiera en enviar poemas inéditos a las revistas escolares que se lo pedían. Escribe entre 1939 y 1943 Sombra del paraíso, uno de sus libros más importantes, publicado en Madrid en 1944. Junto con Hijos de la ira, de su amigo Dámaso Alonso, también de ese año, constituye uno de los libros capitales de la corriente literaria que Alonso vino a bautizar como Poesía desarraigada, paralela al Tremendismo en la prosa, durante la Primera generación de posguerra. En 1943, por cierto, se difunde por México el rumor de que ha muerto, por lo que Emilio Prados le hizo la dedicatoria de su libro Mínima muerte, de 1944, como fallecido. Un joven poeta, Carlos Bousoño, redacta una famosa tesis doctoral sobre su obra y se convierte en uno de sus amantes; Aleixandre escribirá el prólogo del poemario de Bousoño, Primavera de la muerte (1946).

El 22 de enero de 1950 lee su discurso de ingreso en la Real Academia Española, que versa sobre el tema Vida del poeta: el amor y la poesía. Su amigo Dámaso Alonso leyó el discurso de contestación. Durante la década de 1950 pronuncia conferencias en diversas ciudades de España, Inglaterra y Marruecos. Las revistas Papeles de Son Armadans (1958), Ágora e Ínsula (1959) le dedican números de homenaje. Igualmente lo hacen, en los años 1960, algunas revistas hispanoamericanas.

En 1963, año en que recibió el Premio de la crítica, encabezó la firma de una carta al ministro franquista Manuel Fraga Iribarne solicitando una investigación sobre las agresiones y torturas a mineros asturianos y a sus esposas durante la Huelga de 1962. La misiva estuvo firmada por 120 intelectuales españoles. El ministro Fraga Iribarne publicó en respuesta una "carta abierta" a uno de los firmantes (el poeta José Bergamín), negando los hechos.

Los poetas de la posguerra, atraídos por su figura, frecuentaron su casa: Jaime Gil de Biedma, Francisco Brines, Carlos Bousoño, José Luis Cano, José Hierro, Francisco Nieva, el grupo Cántico (sobre todo Ricardo Molina) y los Novísimos, en especial Luis Antonio de Villena y Vicente Molina Foix.

El 6 de octubre de 1977 la Academia Sueca le concede el Premio Nobel de Literatura «por una obra de creación poética innovadora que ilustra la condición del hombre en el cosmos y en nuestra sociedad actual, a la par que representa la gran renovación, en la época de entreguerras, de las tradiciones de la poesía española».

Hospitalizado de urgencia el 10 de diciembre de 1984, en la Clínica Santa Elena, con hemorragia intestinal, muere en la noche del 13 de diciembre. Es enterrado en el panteón familiar del Cementerio de la Almudena de Madrid el sábado 15 de diciembre de 1984.[9]

Tras la muerte de su gran amigo Carlos Bousoño, se empezaron a hacer públicos los versos y las cartas de explícito contenido amoroso y homoerótico que Aleixandre le dedicó.[10]

Other Languages
azərbaycanca: Visente Aleyksandre
беларуская (тарашкевіца)‎: Вісэнтэ Алейксандрэ
Nederlands: Vicente Aleixandre
norsk nynorsk: Vicente Aleixandre
norsk bokmål: Vicente Aleixandre
Piemontèis: Vicente Aleixandre
português: Vicente Aleixandre
Simple English: Vicente Aleixandre
slovenčina: Vicente Aleixandre
oʻzbekcha/ўзбекча: Aleyksandre Visente
Tiếng Việt: Vicente Aleixandre
Bân-lâm-gú: Vicente Aleixandre