Viñedo del valle del Loira

El viñedo del valle del Loira (en francés, Vignoble du Val-de-Loire) es una región vinícola francesa situada a lo largo del curso del río Loira, desde el Atlántico hasta el Macizo Central. Todas las regiones se encuentran en las orillas del Loira y de sus afluentes.

La mayor parte de la producción es vino blanco secos, semisecos, dulces e incluso licorosos, de uva chenin blanc, sauvignon blanc y melon de Borgoña. Pero también se hacen tintos ligeros (especialmente alrededor de la región de Chinon) con cabernet franc. Además, se producen rosados y espumosos. Los vinos del Loira, en general, tienden a exhibir un carácter afrutado con sabores frescos, especialmente de jóvenes.[2] Toda la región incluye 87 denominaciones, entre vinos de calidad (AOC y AOVDQS) y vinos del país.

Mapa de Francia con el río Loira remarcado.

Clima y geografía

El río Loira cerca de la ciudad de Champtoceaux en la región vitivinícola de Anjou.

Define esta región el río Loira, el más largo de Francia. El viñedo se extiende por ambas márgenes, en numerosos departamentos y zonas muy diferentes, en algunos casos muy alejadas entre sí. Entre Nantes y Sancerre hay cerca de 500 km. También hay vides plantadas en las orillas de afluentes del Loira como los ríos Allier, Cher, Indre, Loir, Sèvre Nantaise y Río Vienne.[1]

Es uno de los viñedos más occidentales y septentrionales, lo que determina que sus vinos tengan en común una notable frescura y delicadeza aromática. Los suelos son muy diversos: hay esquistos, arcillas con caliza o con sílex, terrenos arenosos y gravas. Los mejores vinos dulces se obtienen en los suelos esquistosos, lo que ocurre también en otras regiones, como Oporto.

El río Loira influye en el microclima de la región, añadiendo los pocos grados extra de temperatura que necesitan las uvas para crecer, a diferencia de otras regiones, al norte y al sur del valle del Loira, que se han mostrado desfavorables para la viticultura. El clima es muy variable. En la región de Nantes es oceánico y húmedo por su proximidad al Atlántico, lo que también supone menor frío que en áreas de las mismas latitudes situadas más al oeste. En Sancerre y la zona Centro, el clima es ya casi semicontinental. Puede ser muy frío durante la primavera, con el riesgo de helada. Y en el otoño, la lluvia puede hacer que las uvas se cosechen antes de estar maduras pero también puede ayudar al desarrollo de la podredumbre noble para los vinos dulces de la región.[2] La red fluvial ayuda a crear las necesarias brumas matinales para el desarrollo del hongo que se ralentizará cuando la niebla desaparezca por la acción de los rayos solares.

La altitud del viñedo es escasa en su conjunto. Va desde los 50 msnm de Anjou hasta los casi 500 msnm de Auvernia, pasando por los 120 msnm de Sancerre.

Other Languages