Verismo

El verismo literario es una tendencia surgida entre 1875 y 1896 en Italia y operada por un grupo de escritores, principalmente narradores y comediógrafos, que constituyeron una verdadera y propia escuela fundada sobre principios precisos. Viene aunada fundamentalmente para referirse a un tipo de personajes, situaciones y emociones reales (incluso de la vida de las clases sociales bajas). Se caracteriza por sus tramas sórdidas.

Verismo también denomina a una tradición operística post-romántica italiana, asociada a compositores tales como Pietro Mascagni, Ruggero Leoncavallo y Giacomo Puccini, quienes defendían traer el naturalismo de escritores como Émile Zola y Henrik Ibsen a la ópera.

Literatura

Influencias francesas

Honoré de Balzac había establecido los cánones de la tendencia realista posterior, afirmando que el romance debe inspirar a la vida contemporánea, poniendo en relieve la importancia del factor económico en las relaciones sociales, con una fuerte adhesión en el lenguaje y en el estilo a la realidad social representada. Por tanto el Naturalismo se proponía el estudio más objetivo y científico posible de la sociedad y de la psicología del hombre, abandonando todos los idealismos y focalizándose sobre conceptos más modestos. Los naturalistas partían de la premisa determinista, según la cual el comportamiento y los límites morales del hombre están condicionados por el ambiente. El escritor, representando los males de la sociedad y denunciándolos, favorece su corrección llevando a cabo, así, una importante función social y la constatación de la realidad social degradada en la que ella vive. El proletariado urbano puede ser fuente de un agudo pesimismo social y, sin embargo, este pesimismo puede ser atenuado por la esperanza en el progreso.

Los Hermanos Goncourt , en el prefacio a Germinie Lacerteux sostienen la necesidad de un romance que se adhiera a la realidad, que interese a un vasto público y que no deje de representar también los aspectos deteriorados de la realidad, para poder ser estudio literario de la sociedad. Émile Zola, en su ensayo sobre el romance experimental, formula la teoría de la nueva literatura: basada en la ciencia y en el progreso, estudio del determinismo en la sociedad, función de la literatura para favorecer el desarrollo social y cultural. Es competencia del romance experimental el comprender el mecanismo de las manifestaciones sociales, pasionales, intelectuales y los influjos de la herencia y del ambiente que el hombre produce y modifica y que, a su vez, condiciona al individuo. El romance debe proveer a los políticos la información necesaria para sanar las injusticias sociales, de hecho, los naturalistas pensaban que la rigurosa investigación científica de lo verdadero en las relaciones humanas era la premisa efectiva del progreso.

Contexto histórico

El naturalismo tiene una connotación sobre bases nacionales, de hecho, los naturalistas franceses se referían a un contexto urbano de proletariado industrial o a una sociedad rural en cuanto de alguna forma más homogénea. En la Francia de ese tiempo lógicamente se daban las diferencias de valores, contenidos y comportamientos entre la realidad rural y la metropolitana. Esto se verifica en cierta medida desde que Francia representa un substrato humano, tradicional y cultural bastante coherente, siendo después de siglos un estado nacional a pesar de las predecibles diferencias regionales. Del naturalismo francés ha iniciado el verismo italiano que, sin embargo, bien difícilmente pudiera trascender una realidad regional, la única a ser consolidada en el tiempo. De hecho, el largo fraccionamiento político ha producido profundos estragos en el tejido social, en las conciencias y en las tramas nacionales, solo recientemente reconstituidas. Los veristas deben así tomar conciencia de las discordantes realidades locales coexistentes, de una fuerte diferencia entre el norte, en los albores de la industrialización y agenciado a la realidad de otras laderas, y un centro-sur fuertemente retrasado y arruinado por el latifundio.

Al escritor verista se presenta un mundo campesino pobre y muy retrasado, visceralmente ignorante, supersticioso e íntimamente anclado a los prejuicios, aunque moralmente sano, a diferencia de los franceses, en los cuales los vicios y los problemas morales parecen suficientemente más difusos. Tal situación induce al verismo hacia un pesimismo sustancial, que ve en el progreso un mecanismo destinado a exprimir a los más débiles. Se vuelve así inevitable que el verismo, a causa de la contingente realidad italiana, de poco haberse constituido en estado unitario, pero de hecho fuertemente diferenciada de siglos de fraccionamiento político, se colorea inevitablemente de regionalismo, de hecho, la realidad italiana es demasiado variada para poder ser descrita completamente. El romance de esquema naturalista o verista es siempre de argumento contemporáneo o, de todos modos, no muy lejano en el tiempo. Las descripciones de los ambientes naturales o humanos son precisas y minuciosas. El evento se desarrolla en un ambiente generalmente restringido, estudiado y descrito con precisión, para tomar los tratos característicos que determinan el comportamiento de los personajes de los cuales se profundizan con precisión "científica" los precedentes, las eventuales taras familiares y las condiciones económicas. Ambientes y hechos son vistos con los ojos de los personajes y son transformados con un léxico y un estilo que tiende a reproducir de lo que se habla, ya que la lengua imita lo hablado conectado a las oportunas condiciones sociales y regionales, colorándose o contaminándose frecuentemente del dialecto. El naturalismo y el verismo repudian al narrador omnisciente del romance del siglo XIX (ottocento), y para realizar una investigación científica y verdadera sobre la sociedad, adoptan el canon de la impersonalidad narrativa, con base en la cual el narrador no debe participar emotivamente en los acontecimientos, comentando, condenando, aprobando, enjuiciando, de hecho, las consecuencias se revelan de modo espontáneo.

Autores italianos

Giovanni Verga, el más destacado autor verista italiano.

El interés de Giovanni Verga, el más importante de los veristas italianos, se focaliza sobre los "vencidos de la vida". El escritor se adhiere moralmente al coraje conque los hombres enfrentan la vida. Verga enuncia así "El ideal de la ostra", esto es el apego desde el nacimiento, a las antiguas costumbres, la resignación a la dureza de una vida algunas veces deshumana, la conciencia, radicada en todos, que esa sociedad cerrada, arcaica, frecuentemente estrecha, es la única defensa contra el nuevo que viene de fuera y que no está listo para aceptar, la obstinación a resistir a la adversidad no obstante todo, la fidelidad tiene sentimientos simples y valores antiguos, una rígida concepción de la jerarquía familiar, un sentimiento arcaico del honor, la constatación de que el que renuncia a todo aquello está destinado a sucumbir, ya que el progreso quema los colores que no son atractivos, pero no estamos preparados para vivirlo.

Tal visión es virilmente pesimista y trágica, porque Verga, positivamente, no cree en la Providencia y Dios está ausente de sus libros, pero no cree tampoco en un futuro mejor de conquistarse sobre la tierra, con la fuerza de los hombres. Vencido es alguien que quiera romper con el pasado de manera improvisada y sensacional, sin haberse preparado, mientras los matices que aceptan el propio destino con resignación consciente poseen sabiduría y moralidad. El descubrimiento de la humanidad de los plebeyos, el análisis de la implicación negativa del progreso mueve a Giovanni Verga a considerar el presente y el futuro con un pesimismo que lo induce a la crítica de la sociedad burguesa, pero también a la renuncia desafiante a todo tentativo de lucha. Verga teoriza un estilo antirromántico, cuyo fulcro es el canon de la impersonalidad (?).

Other Languages
Alemannisch: Verismus
български: Веризъм
català: Verisme
čeština: Verismus
dansk: Verisme
Deutsch: Verismus
Ελληνικά: Βερισμός
Esperanto: Verismo
euskara: Verismo
فارسی: وریسم
suomi: Verismi
français: Vérisme
hrvatski: Verizam
magyar: Verizmus
Հայերեն: Վերիզմ
italiano: Verismo
日本語: ヴェリズモ
ქართული: ვერიზმი
한국어: 베리스모
Latina: Verismus
Nederlands: Verisme
norsk bokmål: Verisme
polski: Weryzm
português: Verismo
română: Verism
русский: Веризм
sicilianu: Virismu
srpskohrvatski / српскохрватски: Verizam
Simple English: Verismo
slovenščina: Verizem
svenska: Verism
Türkçe: Verismo
українська: Веризм
中文: 真实主义