Verdad

Alfred Stevens: La Verdad y la Falsedad

El término verdad informalmente se usa para significar la coincidencia entre una afirmación y los hechos, o la realidad a la que dicha afirmación se refiere[1] El término se usa en un sentido técnico en diversos campos como la ciencia, la lógica y matemáticas o la filosofía.

El uso de la palabra verdad abarca asimismo la honestidad, la buena fe y la sinceridad humana en general; también el acuerdo de los conocimientos con las cosas que se afirman como realidades: los hechos o la cosa en particular;[3]

Las cosas son verdaderas cuando son «fiables», fieles porque cumplen lo que ofrecen.[5]

El término no tiene una única definición en la que estén de acuerdo la mayoría de los estudiosos y las teorías sobre la verdad continúan siendo ampliamente debatidas. Hay posiciones diferentes acerca de cuestiones como:

Este artículo procura introducir las principales interpretaciones y perspectivas, tanto históricas como actuales, acerca de este concepto.

La pregunta por la verdad es y ha sido objeto de debate entre teólogos, filósofos y lógicos a lo largo de los siglos considerándose un tema concerniente al alma y al estudio de una llamada psicología racional dentro del campo de la filosofía.

En la actualidad es un tema de investigación científica así como de fundamentación filosófica:[6]

  • La investigación científica de la función cognitiva[8]
  • Interesa a la lingüística pues el lenguaje es expresión de la propia verdad.
  • Interesa a la antropología filosófica, pues parece evidente que los seres humanos prefieren la verdad a la falsedad al error o la mentira y prefieren la certeza a la duda.
  • Interesa a la Historia, por cuanto el aprecio hacia la verdad y la condena de la mentira o del error varía en intensidad según las épocas y las culturas, pues tanto el concepto de verdad como su valoración no siempre es el mismo a lo largo de la historia y según las diferentes culturas.
  • Interesa a la ciencia en cuanto tal[9] en su pretensión de conocimiento válido.

La importancia que tiene este concepto es que está arraigado en el corazón de cualquier supuesto personal, social y cultural. De ahí su complejidad.

Los portadores de verdad

Cuando decímos que algo «es verdad», ¿qué tipo de entidad es ese algo? Esto es: ¿qué tipo de entidades son las portadoras de verdad? Suelen considerarse como tales:[10]

Cada una con sus ventajas y sus problemas. La postura adoptada a favor de una u otra dependerá, a veces, de inclinaciones filosóficas más generales:

  • Los que rechazan la posibilidad de un conocimiento verdadero tenderán a rechazar cualquier sentido de verdad que no sea la experiencia en sí misma y para sí mismo.[11]
  • Los que rechazan la existencia de entidades mentales tenderán a rechazar a las creencias como portadoras de verdad;
  • Los que simpatizan con el nominalismo tenderán a simpatizar con las oraciones-caso como portadoras de verdad;[12]
  • Los que rechazan la existencia de entidades abstractas tenderán a rechazar las proposiciones como portadoras de verdad.
  • Los que valoran la verdad moral sobre la mentira, tienden a considerar la verdad como ejercicio de virtudes tales como la fidelidad, la honestidad, la sinceridad en el decir, etc.; una persona es veraz en cuanto que muestra su autenticidad en la coherencia de su modo de existir en el mundo y su interpretación histórica cultural.

Cuando hablamos de cosas, de realidades, hablamos fundamentalmente de ontología. Y nuestro criterio deberá ser la verdad ontológica.[13]

Cuando hablamos de proposiciones, hablamos fundamentalmente de lógica. Y nuestro criterio deberá ser la verdad formal.

Cuando hablamos de creencias, hablamos fundamentalmente de epistemología y nuestro criterio deberá ser la verdad lógica y/o semántica como verdad epistemológica.

Cuando hablamos de moralidad hablamos de la veracidad de una persona. Hablamos de una virtud moral. La verdad como tarea de un hacer individual como también social e histórico.

Cuando hablamos de oraciones-caso, hablamos fundamentalmente de afirmaciones de creencias expresadas por medio del lenguaje cultural y social y nuestro criterio deberá incluir, además de todo lo anterior, las normas de la gramática: de la sintaxis en cuanto al sentido lógico; de la semántica en cuanto al sentido epistemológico; y de la pragmática en cuanto al sentido antropológico, cultural y social y aplicación al caso concreto.[14]

La verdad cabalga entre todos estos campos del conocimiento y por medio de todas sus posibles relaciones; lo que hace comprensible la enorme dificultad de definir un concepto unívoco.

Como suele suceder con los grandes conceptos y las palabras que los expresan, todos sabemos lo que son y sabemos usar los términos que los significan, con tal que no tengamos que explicarlo. El concepto de verdad es en este sentido paradigmático.

Una distinción fundamental

Cuando hablamos de realidad decimos de ella que es verdadera frente a ser aparente, ser inexistente, etc.[17]

En los demás casos decímos de una creencia, de una proposición, de un enunciado, que es verdadero. La atribución y referencia es la posesión de una propiedad, como predicado de la creencia, proposición o enunciado, no de lo real. Predicamos que la creencia, proposición o enunciado es conforme o correspondiente o....(?) en relación a la realidad conocida.[18]

Así pues, ¿es la noción de verdad múltiplemente ambigua, o hay una noción primaria en la que está ligada justamente a una de estas clases de elementos? Las opiniones difieren, pero cabe establecer una amplia división entre aquellas teorías que consideran a la verdad como una propiedad de representaciones de algún tipo (sean estas lingüísticas o mentales) —y que incluyen por tanto a oraciones, enunciados y proposiciones—, y aquellas teorías que consideran a la verdad como una propiedad de las proposiciones, concebidas éstas como elementos representados o expresados en el pensamiento o en el habla. Las disputas entre los teóricos de la verdad quedan a veces oscurecidas por su incapacidad de discernir esta cuestión.

Enciclopedia Oxford de Filosofía. op. cit. Cursivas en el original

Asimismo se consideran o pueden considerarse portadores de verdad:

Lo que aporta a todo lo anterior una variedad de perspectivas y valores acerca de la Verdad.

Other Languages
Afrikaans: Waarheid
Alemannisch: Wahrheit
aragonés: Verdat
العربية: حقيقة
مصرى: حقيقه
asturianu: Verdá
башҡортса: Хәҡиҡәт
Boarisch: Woarheit
беларуская: Ісціна
беларуская (тарашкевіца)‎: Ісьціна
български: Истина
বাংলা: সত্য
bosanski: Istina
буряад: Үнэн
català: Veritat
нохчийн: Бакъдерг
کوردیی ناوەندی: ڕاستی
čeština: Pravda
Чӑвашла: Чăнлăх
Cymraeg: Gwirionedd
dansk: Sandhed
Deutsch: Wahrheit
Ελληνικά: Αλήθεια
English: Truth
Esperanto: Vero
eesti: Tõde
فارسی: حقیقت
suomi: Totuus
français: Vérité
Frysk: Wierheid
Gaeilge: Fírinne
贛語: 真理
galego: Verdade
Avañe'ẽ: Añete
ગુજરાતી: સત્ય
Fiji Hindi: Sachchaai
hrvatski: Istina
interlingua: Veritate
Bahasa Indonesia: Kebenaran
Ilokano: Kinaagpayso
Ido: Verajo
íslenska: Sannleikur
italiano: Verità
日本語: 真理
Patois: Chuut
ქართული: ჭეშმარიტება
한국어: 진리
Kurdî: Rastî
Кыргызча: Чындык
Latina: Veritas
Limburgs: Waorheid
lietuvių: Tiesa
latviešu: Patiesība
मैथिली: साँच
македонски: Вистина
മലയാളം: സത്യം
монгол: Үнэн
मराठी: सत्य
Bahasa Melayu: Kebenaran
नेपाल भाषा: सत्य
Nederlands: Waarheid
norsk nynorsk: Sanning
norsk bokmål: Sannhet
Novial: Veritate
Nouormand: Véritaé
occitan: Vertat
ਪੰਜਾਬੀ: ਸੱਚ
Pälzisch: Waahaid
polski: Prawda
Piemontèis: Vrità
پنجابی: سچ
português: Verdade
Runa Simi: Chiqap
română: Adevăr
русский: Истина
русиньскый: Правда
संस्कृतम्: सत्यम्
саха тыла: Кырдьык
srpskohrvatski / српскохрватски: Istina
Simple English: Truth
slovenčina: Pravda (filozofia)
slovenščina: Resnica
chiShona: Chokwadi
Soomaaliga: Run
shqip: E vërteta
српски / srpski: Истина
svenska: Sanning
Kiswahili: Ukweli
தமிழ்: உண்மை
తెలుగు: నిజం
Tagalog: Katotohanan
Türkçe: Gerçek
татарча/tatarça: Хакыйкать
українська: Істина
oʻzbekcha/ўзбекча: Haqiqat
Tiếng Việt: Chân lý
walon: Vraiye
Winaray: Kamatooran
хальмг: Үнн
ייִדיש: אמת
Vahcuengh: Caenleix
中文: 真理
Bân-lâm-gú: Chin-lí
粵語: