Verónica (leyenda urbana)

El fantasma del espejo es una leyenda sobre un espíritu que aparece al ser pronunciado su nombre un número determinado de veces (variable según las versiones) frente a un espejo. En España se conoce al personaje como Verónica, María Sangrienta, María la Paralítica o La Vieja Del Quinto y en el mundo anglosajón como Bloody Mary. La leyenda suele aparecer vinculada a un juego o ritual adivinatorio.

No resulta fácil establecer el origen de la figura, ligada a la creencia, común en muchos lugares, de que las almas de los muertos se manifiestan en ocasiones en los espejos. Algunos han querido vincularla con santa Verónica.[1]

Ritual

El ritual se presenta en diversas configuraciones, implicando el uso de objetos cotidianos, como un libro (a menudo, la Biblia) o unas tijeras (en memoria de las que causaron la muerte a Verónica).[4]

Other Languages