Vaso

Iced Tea Glass (Tumbler).svg
Chico bebiendo (el gusto) (1627), Frans Hals. Museo de Schwerin (Alemania).

El DRAE, tras proponer como etimología de vaso la voz latina «vasum», anota como significado o acepción principal el de pieza cóncava de diferentes tamaños capaz de contener algo.[1]

Por extensión, se denomina también vaso a la cantidad de materia vertida en un recipiente (generalmente líquido), contenida en este recipiente, aunque no es oficialmente una medida. En términos generales es sinónimo de vasija y de recipiente.[2]

Se considera al vidrio el material por excelencia para la elaboración de vasos. Así lo reflejan algunos idiomas como el inglés, el alemán o el francés en los que, respectivamente, se utiliza la misma palabra para vaso y vidrio: glass, glas, verre.[3]

Precedentes y evolución histórica

El primer vaso que utilizó el hombre primitivo unía sus manos formando un cuenco o copa. Luego, llegarían recipientes más sofisticados como cuernos, cáscaras de frutos, trozos de madera vaciados, hasta que la alfarería se puso al servicio de todo tipo de necesidades domésticas.[5]

Other Languages
العربية: كأس
беларуская: Шклянка
беларуская (тарашкевіца)‎: Шклянка
brezhoneg: Gwerenn (lestr)
català: Got (vas)
čeština: Sklenice
dansk: Drikkeglas
Deutsch: Trinkglas
Ελληνικά: Ποτήρι
emiliàn e rumagnòl: Bicér
Esperanto: Glaso
euskara: Edalontzi
فارسی: استکان
suomi: Juomalasi
galego: Vaso
Avañe'ẽ: Kagua
עברית: כוס (כלי)
हिन्दी: गिलास
hrvatski: Čaša
magyar: Pohár
Bahasa Indonesia: Gelas (wadah)
Ido: Glaso
italiano: Bicchiere
ಕನ್ನಡ: ಗ್ಲಾಸು
한국어: 유리잔
Lëtzebuergesch: Glas (Drénkgeschir)
lumbaart: Bicier
Nederlands: Drinkglas
norsk nynorsk: Drikkeglas
polski: Szklanka
Runa Simi: Q'ispillu qiru
română: Pahar
sicilianu: Biccheri
svenska: Dricksglas
Tagalog: Baso
Türkçe: Bardak
українська: Склянка
vèneto: Goto
ייִדיש: גלעזל