Valle de Tempe

Valle del Tempe.

Tempe ( griego moderno:Τεμπη = Tempí) es un valle de Grecia situado en la región de Tesalia, unos 35 Kilómetros al noreste de Larisa situado entre los montes Olimpo al norte y el Osa al sur formando la cuenca inferior del río Peneo, enmarcado en precipicios que alcanzan los 500  m el valle se estrecha en ciertos puntos a solo unos 25 m; la longitud total de todo el valle es de unos 30  km aunque sólo se denomina tradicionalmente Tempe a su sección inferior de unos 10 km en donde el Peneo antiguamente formaba una laguna y en la actualidad forma un pequeño delta antes de desembocar en el inmediato Θερμαïκóς Κóλπος ( Golfo Termaico) del mar Egeo.

Entre sus principales localidades se destacan Gónnoi y Omolion (esta última hacia la latitud de los 39°52′55″N 22°37′46″E / 39°52′55″N 22°37′46″E / 22.62944).

El pequeño valle aún mantiene su notable atractivo paisajístico, el cual se encuentra realzado por construcciones antiguas entre las que se destaca la iglesia Agia (Santa) Paraskevi próxima a una fuente a la cual acuden peregrinos.
En la actualidad el Tempe es cruzado por la ruta nacional griega Nº1 (=Eurorruta 75) y -mediante un importante túnel construido en el año 2004- por la línea de ferrocarril que comunica a Salónica con Atenas.

Historia y mitología

Estaba defendido por cuatro fortalezas: Gonos, Condilón, Carax y Tempe. Modernamente se le llama Licóstomo ("Boca del Lobo")

Durante las guerras médicas, los griegos defendieron el paso de Tempe con un millar de hombres ( 480 a. C.), pero al enterarse de la existencia de otro paso montañoso, se retiraron a las Termópilas.

El valle del Tempe era el principal paso entre Macedonia y la Grecia meridional razón por la cual el rey Perseo lo hizo guarnecer con fortificaciones en el 171 a. C.

Míticamente, la génesis u orografía del valle del Tempe era atribuida por los antiguos griegos a Poseidón.

Sin embargo dada su especial fertilidad el valle estaba consagrado al dios Apolo y a las musas, motivo por el cual los habitantes de Delfos recogían en éste los laureles —considerados sagrados— para realizar las «laureas» o coronas que se daban a los triunfadores en los Juegos Píticos.[2] ubicaba en Tempe el sitio de nacimiento de Eurídice.

La belleza del Tempe fue celebrada por Virgilio en sus Églogas, y, sobre todo, en sus Geórgicas.

Evocando a Virgilio, los escritores románticos y neoclásicos de los siglos siglo XVIII y XIX utilizaron la palabra «tempe», de forma retórica, como sinónimo de lugar bucólico, feraz y ameno.

Other Languages
català: Tempe
Ελληνικά: Τέμπη
English: Vale of Tempe
suomi: Témpi
italiano: Valle di Tempe
Nederlands: Tempedal
norsk nynorsk: Témbi
norsk bokmål: Tempe (Hellas)
srpskohrvatski / српскохрватски: Dolina Tempe
svenska: Tempedalen
中文: 坦佩谷