Valle de Santiago (municipio)

Valle de Santiago
Municipio
Escudo de Valle de Santiago, Guanajuato, México.svg
Escudo
Otros nombres: Antigua Camembaro, Ciudad de Las Siete Luminarias, Valle de Santiago
Mexico Guanajuato Valle de Santiago location map.svg
Ubicación de Valle de Santiago
Coordenadas20°23′34″N 101°11′29″O / 20°23′34″N 101°11′29″O / -101.19138888889
Cabecera municipalValle de Santiago
EntidadMunicipio
 • PaísBandera de México México
 • EstadoFlag of Guanajuato.svg Guanajuato
Presidente municipalPAN logo (Mexico).svg Manuel Granados Guzmán
Eventos históricos 
 • Fundación28 de mayo de 1607
Superficie 
 • Total820.1 km²
Altitud 
 • Media2209 m s. n. m.
 • Máxima1720 m s. n. m.
Población (2010) 
 • Total141 058 hab.
 • Densidad172,02 hab/km²
GentilicioVallense
IDH0.74750
Código postal38400–38467
Clave Lada456[1]
Código INEGI11042[3]
Código INEGI042
Sitio web oficial
[editar datos en Wikidata]

Valle de Santiago (en purépecha Kamembarhu Lugar del estafiate) es un Municipio Libre perteneciente al Estado de Guanajuato. Por la ubicación, se considera que perteneció a la zona de influencia del grupo etnolingüístico "Chupicuaro",[5]​ encontradas en las zonas arqueológicas y campos agrícolas del municipio.

Historia

Los descubridores

Desde sus inicios, la zona de Valle de Santiago fue refugio de algunas tribus recolectoras, las cuales utilizaban los volcanes y sus lagos como albergues temporales, esto se sabe por los vestigios que quedaron en la pedacera de sus tiestos y en las pinturas que dejaron en las cuevas que les sirvieron de abrigo. Las oleadas humanas venidas del norte algunas se asentaban en los lugares vacíos en las márgenes del gran lago que después fue el Bajío, otras seguían su paso dejando un mosaico cultural que se adivina por los vestigios arqueológicos en los distintos sitios. El Dr. Wigberto Jiménez Moreno asevera el asentamiento de tribus guamares antes de que se establecieran los purépechas.

Los fundadores

Desde fechas anteriores al 1607 Valle de Santiago ya había sido repoblado por los Purépechas o Tarascos y se cree que en la antigüedad, a más de 2,000 años fue poblada por tribus venidas del norte, aquí encontraron las condiciones de hacerse sedentarias. Fue fundado oficialmente el 28 de mayo de 1607 por Pedro Rivera, Cristóbal Martínez, Francisco Gómez, Silvestre Aguirre, Luís de Fonseca, Antonio de Estrada, Andrés de Cuellar, Francisco de Santoyo y Juan Martínez Guerrero, acompañados de centenares de indígenas lugareños y algunos de ellos traídos de la lejana Taximoroao para ayudar a cavar los canales del Laborío en que participaría sus aguas el río Lerma.

En el periodo colonial, los vallenses labraron la tierra, produjeron frutos que se consumían por hombres y bestias, en las minas de Guanajuato. En la lucha de Independencia los Vallenses aportaron su cuota de sangre para la liberación de México aquel 6 de julio de 1812 cuando declara Iturbide: " No puedo formar un cálculo exacto de los que murieron porque como estaban en distintas casas, calles y Plaza; es muy difícil pero creo llegaran y tal vez excederán de 300, con inclusión de más de 150 que mandé pasar por las armas." De esos vallenses sus casa fueron quemadas y sus familias dispersas y en Valle de Santiago no se había sabido de aquellas gentes que con tanto valor lo defendieron.

Dícese (comprobado) que aún se "regalaron" los lotes donde estaban sus moradas, incluso las más céntricas, por orden de Dn. Pascual de Liñan, Mariscal de los reales ejércitos de S.M Q.D.G., y Comandante General de las Provincias de Querétaro y Guanajuato. Cuando terminó la lucha de liberación, los mismo enemigos de los insurgentes, es decir los realistas acomodados en el mismo gobierno, reconocieron la grandeza del pueblo, vallense y fue el Gral. Luís de Cortazar siendo ya Gobernador de Guanajuato el autor de estas palabras:

Datos históricos

El nombre antiguo de Valle de Santiago era Camémbaro, el cual viene de la lengua purépecha, que significa "lugar de estafiate" (plantas salvajes que se encuentran en la zona).

La ciudad fue fundada en el año de 1607, un lunes 28 de mayo, por vecinos, venidos de la también reciente fundada Salamanca, así lo dice el historiador y geógrafo Dn. Pedro González, en su obra Geografía local del estado de Guanajuato publicada en 1904:

"El núcleo de los fundadores de la población, vino a constituirse uniéndose varias personas a Cristobal Martínez y a Juan Fernández, comisionados para medir las vecindades y solares, el día 28 de mayo de 1607; habiendo dado posesión de ellas a Pedro Rincón, Diego Tamayo, Pedro Rivera, Cristobal Martínez, Francisco Gómez, Silvestre de Aguirre, Luis de Fonseca, Antonio Estrada, Andrés de Cuellar, Francisco de Santoyo y Juan Martínez Guerrero", dos siglos después, el día 30 de junio de 1871, siendo gobernador constitucional del estado de Guanajuato el general Florencio Antillón, Valle recibiría el título de ciudad.[6]

Durante la lucha por la consecución de la Independencia de México, la ciudad de Valle y los vallenses participaron de manera activa. El día 16 de mayo de 1812 se envió un informe desde esta ciudad dirigido al Virrey Francisco Xavier Venegas, este documento fue publicado en la Gaceta del Gobierno de México y en él se detallaba la persecución a uno de los líderes insurgentes en esta zona del Bajío. Se trataba del que 10 años más tarde sería el primer emperador de México, el capitán Agustín de Iturbide enviado a detener al caudillo salmantino Albino García, quien con astucia sería perseguido, según narra este informe, por los ranchos de Parangueo, La Magdalena y San Jerónimo, estos últimos, un escondite y apoyo de García.

El líder insurgente, Albino García, efectuaría varios ataques desde nuestra ciudad, la usaría cómo escondite y en alguna ocasión destruiría algunos puntos estratégicos de la ciudad, Albino García fue aprehendido en ese mismo año y según Julio Zárate fue ejecutado por las fuerzas realistas en el portal viejo de Valle al lado de 130 insurgentes.[7]​ Hoy, una de nuestras calles lleva su nombre. El historiador Basilio Rojas en su libro Valle, el corazón del Bajío asegura que los insurgentes de Valle quedarían afectados emocionalmente por esta aprehensión pero no desanimados para continuar con la lucha, con este entusiasmo de buscar la independencia, narra Don Basilio, surge un vallense originario de la hacienda de Quiriceo, Lucas Flores, un hombre conocedor de la región que con valor prorrogó la lucha en la región, a pesar de los ataques del ejército realista y la destrucción de grandes partes del pueblo, Valle siguió en pie.

No podemos ignorar a Francisco Javier Mina, al mismo Hidalgo a su paso por el pueblo o al general Anastasio Bustamante, a los que Basilio Rojas recuerda, entre esos recuerdos aparecen en la época de la Revolución, ya en el siglo XX, algunos vallenses valientes que se unirían al villismo para enfrentar a las fuerzas de Venustiano Carranza, entre ellos Macario Silva y Carlos Guerrero.