Valle de Abdalajís

Valle de Abdalajís
Municipio de España
Bandera de Valle de abdaljís.optimizado.svg
Bandera
Escudo de Valle de Abdalajís.svg

Valle de Abdalajís ubicada en España
Valle de Abdalajís
Valle de Abdalajís
Ubicación de Valle de Abdalajís en España.
País Flag of Spain.svg  España
•  Com. autónoma Flag of Andalucía.svg  Andalucía
•  Provincia Flag Málaga Province.svg  Málaga
•  Comarca Comarca de Antequera/Valle del Guadalhorce.[1]
Ubicación 36°56′02″N 4°40′52″O / 36.9338678, 36°56′02″N 4°40′52″O / -4.6810366
•  Altitud 358 msnm
•  Distancia 50 km a Málaga
Superficie 21 km²
Población 2615 hab. (2015)
•  Densidad 126,86 hab./km²
Gentilicio Vallestero/ a
Código postal 29240
Alcalde Víctor Manuel Castillo González ( PP)
Sitio web http://www.valledeabdalajis.es/
Valle de Abdalajís.svg
Localización de Valle de Abdalajís respecto a la provincia de Málaga.
Fuente: IAE - SIMA
[ editar datos en Wikidata]

Valle de Abdalajís es un municipio español de la provincia de Málaga, Comunidad Autónoma de Andalucía. Está situado al sur de la Comarca de Antequera y al norte del Valle del Guadalhorce, comarcas en la que se integra según diferentes delimitaciones.

El gentilicio es vallesteros o vallunos. En el año 2009 contaba con 2842 habitantes (1396 hombres, 1446 mujeres).[2] Su término municipal tiene una superficie de aprox. 21.4 km² y una densidad de 135,33 hab/km² y se encuentra situado a una altitud media de 358 msnm.

La ciudad tiene su origen en la antigua Nescania romana, aunque varios yacimientos repartidos por el término municipal atestiguan que la zona estuvo habitada con anterioridad. De su pasado conserva un extenso patrimonio arqueológico. De su entorno físico destaca la Sierra de Abdalajís.

Geografía

Sierra de Valle de Abadalajís.

El término municipal de Valle de Abdalajís, con 21.17 km², se encuentra situado entre las comarcas de Antequera y del Guadalhorce, al sur de la primera y al norte de la segunda y a 340 metros de altitud sobre el nivel del mar, en la provincia de Málaga. Se encuentra rodeado, en su mayor parte, por los términos municipales de Antequera, y en menor medida, Álora. En el entorno del Valle de Abdalajís tiene un gran protagonismo la sierra de la que el pueblo recibe su nombre. Ésta forma parte de la cordillera Penibética y actúa como telón kárstico calizo, formado en el periodo Jurásico.

En la vertiente opuesta del Arroyo de las piedras (generador del Valle que aporta la otra parte del nombre al municipio), el paisaje está formado por un relieve más suave, de lomas y ondulaciones cubiertas de olivares y cereales, entre las que destaca el cerro del Camello o el del Castillo.

Cercano al casco urbano, están los núcleos de población de Antequera -21 km-, Álora, La Joya, Los Nogales, La Higuera (pedanías, las tres últimas, de Antequera), y a unos 50 km, la ciudad de Málaga.

Relieve

Casi todo el municipio se sitúa entre los 200 y los 1000 msnm, con grandes diferencias de altitud debidas a lo abrupto de su geografía. Su sierra - Sierra de Abdalajís-, situada al oeste del municipio, forma parte de la Cordillera Antequerana, también llamada Arco Calizo Central Malagueño (cadena montañosa perteneciente a los Sistemas Béticos). De entre sus picos destacan La Sierra de Abdalajís, de 1.195 m; La Huma, de 1.191 m; el pico de La Capilla, 1.186 m; y el pico El Charcón, con 1.015 m. El relieve en general es abrupto y montañoso, con excepción de algunas formas onduladas y el valle formado por el Arroyo de las Piedras. La sierra caliza, de origen Jurásico posee interesantes formaciones kársticas como lapiaces, torcas, simas, grutas, cuevas y tajos.

Parapente

Al este de la localidad se encuentran una serie de lomas predominantemente arcillosas, con suaves cerros, como el cerro del Camello, el cerro del Castillo o el de Los Candilitos (llamado así por la cantidad de plantas Aristolochia baetica, o Candilitos, existentes en esa zona). Separando ambas elevaciones se encuentra el valle formado por el Arroyo de las Piedras. Éste tiene su origen en dos cabezas, que nacen -ambas- en la Sierra de la La Joya. Discurren a lo largo del término municipal de Antequera, uniéndose para formar un único arroyo cerca del municipio. En el término municipal del valle recibe las aguas de 3 afluentes: El Arroyo del Búho, el Arroyo de los Yesos (llamado así por la concentración de este tipo de roca en su cuenca) y el Arroyo de la Cañada. Más tarde, ya en el término municipal de Álora el arroyo efluye en el Río Guadalhorce.

Por su localización, orografía y por las condiciones climatológicas existentes en la zona hacen al municipio y a su entorno un lugar idóneo para la práctica de cualquier deporte de naturaleza, como el vuelo libre (ala Delta y Parapente...). Por la idoneidad de su enclave y las excelentes corrientes térmicas ha adquirido el sobrenombre de "Capital del Vuelo Libre".

Clima

El clima en el Valle de Abdalajís es de tipo mediterráneo. Su especial situación entre dos elevaciones provoca, a menudo, fuertes vientos, y ocasiona, en verano, una menor insolación (la sombra generada por la sierra provoca unas temperaturas medias en las noches de verano menores a las de otros municipios de su entorno). Los veranos son calurosos durante el día, con temperaturas medias (20 °C aprox) por las noches y los inviernos son suaves, con temperaturas bajas pero no excesivamente (con muy baja frecuencia se producen heladas -menos de dos veces por año-). La temperatura media anual ronda los 15 °C. En invierno desciende hasta los 2 °C y puntualmente hasta los -3 °C., aunque son raras las nevadas. El verano, por su parte, es caluroso. Hay 2.800 h de sol al año.[3]

Las precipitaciones son escasas, alrededor de los 600 l/m² anuales,[4] y suelen ocurrir en otoño y primavera, siendo el periodo estival de sequía casi absoluta. Los vientos dominantes son los de levante, que provocan fuertes rachas de viento. El viento del norte es el más frío y poco frecuente.

Flora y fauna

jara

La vegetación de este municipio es la propia de un municipio mediterráneo de montaña, abundando el monte bajo de matorral y la vegetación xerófila debido al clima seco y caluroso. Además, por la rocosidad y abruptuosidad de la sierra y el destino de las tierras no rocosas al cultivo del almendro, los cereales y el olivar, las masas forestales resultan inexistentes.

Vegetación mediterránea típica de la zona

En la sierra se da, predominantemente, la vegetación típica de zonas calizas mediterráneas, caracterizada por bajo matorral ( tomillo, romero, espliego, lavanda, aulagas, chumberas, pitas, palmito, jaras, majuelos, genistas y retamas), además de una serie de flora menor como las siemprevivas, vincas, hierba de san Juan, amapolas, peonías, lirios, algunos tipos de orquídeas mediterráneas... En los márgenes del Arroyo aparecen numerosas especies de vegetación de ribera mediterránea y de rambla, como son zarzamoras, juncos y juncias, adelfas, retamar, lirios de agua, berros, matagallos, hiedras, etc. Sin embargo, la vegetación arbórea de ribera ha desaparecido en su totalidad debido al cultivo de los campos adyacentes al Arroyo.


Buitre leonado

Pese a lo creído popularmente, actualmente no existe ningún tipo de reserva natural (parque nacional, parque natural, paraje natural...) en el término municipal del Valle de Abdalajís, aunque sí existe el paraje natural del Desfiladero de los Gaitanes, en las localidades vecinas de Álora, Antequera y Ardales.


Galápago leproso

La sierra de Abdalajís alberga, sin embargo, una interesante fauna entre la que se encuentran un considerable número de especies protegidas como son el búho real, la cabra montés, el buitre leonado, el águila real, la culebra de escalera, la culebra de herradura, el gato montés, la jineta o el lagarto ocelado. Además, existe una gran variedad de aves menores (vencejos, gorriones, canarios, petirrojos, golondrinas...), insectos, arañas y pequeños mamíferos (conejos, liebres, topos).

En el entorno de la rambla del Arroyo se encuentran ranas y sapos comunes, culebras de agua, culebra de herradura, galápago leproso, zorros, conejos, liebres, hurones, tejones y otras especies comunes en el área mediterránea.

Demografía

La población es de 2842 habitantes, según el padrón del INE de enero de 2009, de los cuales 1396 son hombres y 1446 son mujeres.

Pirámide de población de Valle de Abdalajís (2009)

La evolución demográfica del municipio ha sido la que se refleja en el siguiente gráfico:

Evolución demográfica entre 1986 y 2009
1986 1988 1990 1992 1994 1996 1998 2000 2002 2004 2006 2008 2009
3.160 3.162 3.151 2.999 3.090 3.081 3.049 3.007 2.981 2.954 2.955 2.908 2.842

Como muestra la tabla arriba expuesta,[5] el Valle de Abdalajís es la localidad que más rápido decrece (una de las 3 únicas que decrecen en población) de la provincia de Málaga.


La emigración ha sido una variable importante en los cambios demográficos de la localidad, ya que una gran parte de vallesteros ha emigrado a lo largo de diferentes etapas de su historia.

Other Languages