Valiato de al-Ándalus

Valiato de al-Ándalus, de Córdoba o Emirato dependiente, son denominaciones del periodo de la historia de al-Ándalus (la España musulmana) entre 711 y 756, así como de la institución política que la gobernaba.

Con la conquista musulmana de España, el antiguo reino visigodo se convirtió en un valiato, es decir, el territorio gobernado por un valí (gobernador) dependiente del califato de Damasco y subordinado al centro político del Maghreb (Occidente del imperio musulmán), que se encontraba en Kairuán (antigua Cartago, actual Túnez).

La capital del valiato se estableció en Córdoba.

Durante este período, el problema interno principal fue el enfrentamiento entre los conquistadores de origen árabe y los bereberes, debido al reparto desigual de las tierras conquistadas en favor de los árabes.

La independencia con el emirato

A mediados del siglo VIII, la sublevación abasí destronó y asesinó al califa Omeya de Damasco y a su familia, escapando solo el joven Abderramán. Este, primero, se refugió en el norte de África y, después, pasó a la península, donde tras imponerse se proclamó emir en el 756. Este título implicaba la independencia política de los califas abasíes (que trasladaron la capital del califato a Bagdad), aunque reconocía su autoridad religiosa.

Durante el emirato, al-Ándalus tuvo que afrontar problemas externos contra los cristianos del norte de la península que avanzaron hasta Zamora; y contra los francos, que tras conquistar Gerona y Barcelona, establecieron una marca o provincia fronteriza al sur de los Pirineos. La denominada Marca Hispánica. Además hubo problemas internos, causados por las sublevaciones de los muladíes o conversos al islam, pues se sentían discriminados respecto a los conquistadores musulmanes, que cobraban menos impuestos.

Other Languages