Valeri Lobanovski

Valeri Lobanovski
Valeri Lobanovsky.jpg
Datos personales
Nombre completo Valeri Vasílievich Lobanovski
Nacimiento Kiev, 6 de enero de 1939
País Unión Soviética
Fallecimiento Zaporiyia13 de mayo de 2002 (63 años)
Altura 1,87
Carrera como entrenador
Deporte Fútbol
Debut como entrenador 1969
( Dnipro Dnipropetrovsk)
Retirada como entrenador 2001 (fallecido)
Carrera como jugador
Posición Delantero
Debut como jugador 1957
( Dinamo Kiev)
Retirada deportiva 1968
( Shajtar Donetsk)
Part. 2
[ editar datos en Wikidata]

Valeri Vasílievich Lobanovski (en ucraniano, Валерій Васильович Лобановський, en ruso, Валерий Васильевич Лобановский; 6 de enero de 1939 — 13 de mayo de 2002) fue un entrenador de fútbol ucraniano, notablemente reconocido internacionalmente por su actuación en el Dinamo de Kiev y en las selecciones de Ucrania, y de la Unión Soviética. En 1975, el Dinamo de Kiev que él entrenaba se convirtió en el primer equipo soviético en ganar un trofeo europeo cuando derrotó al Ferencváros en la final de la Recopa. Lobanovsky fue especialmente recordado por sus altos conocimientos y disciplina en la dirección técnica.[3]

Carrera profesional

Jugador

Valeri Lobanovsky fue un graduado de la escuela juvenil de fútbol de Kiev nº1 y la Escuela de Fútbol de la Juventud (Kiev). Comenzó su carrera futbolística como lateral izquierdo en el Dinamo de Kiev, el equipo de su ciudad, con el que ganó la liga y la Copa de la Unión Soviética. Pasó siete años con el club antes de terminar su carrera con breves estancias en el Chornomorets Odessa y el Shakhtar Donetsk.

Lobanovsky puso fin a su carrera deportiva a la edad de 29 después de haber anotado 71 goles en 253 partidos. También fue internacional en dos ocasiones con la Unión Soviética y jugó en dos Juegos Olímpicos. Lobanovsky jugó su primer partido internacional el 4 de septiembre de 1960 como visitante contra Austria. Fue especialmente famosa su carrera como jugador por su legendaria habilidad para anotar goles desde el córner y su capacidad para curvar el balón y colocarlo donde quiera que quisiera. Su inmensa fama adquirida con esto lo llevó a ocupar el cargo de entrenador del Dinamo de Kiev.

Entrenador

Un año después de retirarse como jugador, Valeri Lobanovsky fue nombrado el encargado del FC Dnipro Dnipropetrovsk. Después de cuatro años relativamente tranquilos con el Dnipro, Lobanovsky se trasladó a su antiguo club, el Dinamo de Kiev, antes del inicio de la temporada 1974, dirigiendo al club capitalino 15 de los próximos 17 años (en 1983–1984 fue nombrado seleccionador de la Unión Soviética). Durante estos dos periodos en Kiev, Lobanovsky logró romper la dominación rusa de fútbol soviético. Además, lideró a su equipo a sumar ocho ligas soviéticas, la copa en seis ocasiones, la Recopa de Europa de 1975 y 1986, y la Supercopa de Europa de 1975.

Lobanovsky pasó tres períodos como seleccionador de la Unión Soviética durante este período. Llevó a la selección soviética a la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de 1976 durante su primera etapa. Sin embargo, fue en tercer y último período en el que disfrutó de los mayores logros. Lobanovsky recibió la oferta de dirigir a la selección soviética en la víspera de la Copa del Mundo de 1986. El equipo, que consistía principalmente de sus propios jugadores del Dinamo de Kiev, terminó primero de su grupo, pero fue eliminado en la segunda ronda 4-3 por Bélgica en la prórroga. El equipo, sin embargo, lograr un éxito mucho mayor en la Eurocopa 1988. El equipo acabó otra vez primero de su grupo, superando a Holanda. Sin embargo, se reencontraron con los neerlandeses en la final y no pudieron repetir su victoria anterior.

A raíz de la perestroika muchos de los mejores jugadores de Lobanovsky dejaron la Unión Soviética para jugar en Europa Occidental. Al entrar en la Copa del Mundo de 1990, no pudo llamar a sus propios jugadores del Dinamo para formar el núcleo de su selección como lo solía hacer antes. Su posterior falta de capacidad para controlar por completo el equipo provocó que terminase último de su grupo.

Después de la debacle de la Copa del Mundo, Lobanovsky decidió dejar el Dinamo y aceptar la oferta lucrativa de la dirección del equipo nacional de fútbol de los Emiratos Árabes Unidos. Después de cuatro años relativamente mediocres fue despedido y se fue a pasar los próximos dos años entrenando a la selección nacional de fútbol de Kuwait, antes de ser nuevamente despedido.

En enero de 1997 regresó al Dinamo por tercera vez. El club en ese momento había caído algo desde sus logros anteriores. El club había sido expulsado de las competiciones europeas tras intentar sobornar a un árbitro de la UEFA, y el club tampoco atravesaba su mejor momento en la liga doméstica. Lobanovsky, sin embargo, logró convertir el club rápidamente en un equipo ganador y cambió la dinámica y el entorno. Además de llevar al equipo a ganar cinco campeonatos de liga consecutivos, Lobanovsky había logrado convertir al Dinamo en uno de los mejores equipos de Europa, llegando a las semifinales de la Liga de Campeones en 1999. Fue nombrado entrenador de la selección nacional de Ucrania en marzo de 2000, pero fue despedido después de que el equipo perdiese un desempate para llegar a la Copa del Mundo de 2002 contra Alemania.

Other Languages