Valentín (Cehegín)

Valentín es una pedanía de los ayuntamientos de Cehegín y Calasparra, que se encuentra situada sobre el límite entre los términos municipales de Cehegín y Calasparra —dividiendo la población en dos partes, aunque la población se siente calasparreña—, en la Región de Murcia.

Cuenta con unos 600 habitates contando los cortijos.

De su etimología, por muy pocos conocida, podemos decir que se justifica en la propia esencia y actividad de esta población. Val-entin (valle de barro), es una pedanía que se asienta sobre un suelo muy rico en materiales arcillosos. Esto ha propiciado, desde los tiempos más remotos, la aparición de una industria, cada vez más eficiente y competitiva, en torno a este material tan imbricado con la propia esencia del hombre: el barro.

Economía

En sus huertas regadas por el río Argos se cultivan todo tipo de frutas y hortalizas, aunque la actividad agrícola ha ido dejando paso a la cerámica artesanal de materiales de construcción (teja, losa, ladrillo...).

En los años 60 se construyó el embalse del río Argos que almacena agua para poder regar las huertas y frutales durante todo el año y sobre finales de siglo XX se construyó un canal que lleva el agua sobrante del pantano del Argos al pantano de Alfonso XIII.

Las frutas más abundantes son el albaricoque en la huerta y el almendro en el secano.

La industria del barro es la principal fuente de ingresos de Valentín con varias Tejeras o Ceramicas que han hecho de valentín un lugar conocido por sus tejas, ladrillos y losas en toda la provincia. La mayor parte de la producción se exporta a Francia, Italia, Inglaterra y Bélgica.

La zona es rica en tierra de arcilla que es la base junto con el agua y el fuego de un producto artesanal (solo barro y las manos de los artesanos velentineros) de una gran calidad, reconocida internacionalmente

Other Languages