Valdemar IV de Dinamarca

Valdemar IV
Rey de Dinamarca
Atterdag 1.jpg
Información personal
Nombre secular Valdemar Christoffersen
Reinado 24 de junio de 1340 -
24 de octubre de 1375
Nacimiento c. 1320
Fallecimiento 24 de octubre de 1375
Castillo de Gurre al norte de Selandia
Entierro Primero en el Castillo de Vordingborg, luego en la Abadía de Sorø
Residencia Castillo de Vordingborg
Predecesor Cristóbal II de Dinamarca
Sucesor Olaf II de Dinamarca
Familia
Casa real Casa de Estrid
Padre Cristóbal II de Dinamarca
Madre Eufemia de Pomerania
Consorte Helvig de Schleswig
Descendencia Christopher, duque de Lolandia
Ingeborg, duquesa de Mecklenburgo
Margarita I de Dinamarca

Coat of arms of Valdemar IV of Denmark.svg
Escudo de Valdemar IV

[ editar datos en Wikidata]

Valdemar IV Atterdag, (el epíteto en danés significa Nuevo Día), (c. 1320 - 24 de octubre, 1375). Rey de Dinamarca ( 1340- 1375). Era hijo y sucesor del rey Cristóbal II de Dinamarca.

De niño ascendió al trono por la nobleza que se rebeló y depuso a su padre ( 1326), sin embargo en 1330 tuvo que abdicar al regresó de este, pero debido a repentina la muerte de este, se inicia un período de interregno, que termina con su ascenso al trono nuevamente, en 1340. Él era el hijo menor de Cristóbal II y pasó la mayor parte de su infancia y juventud en el exilio, refugiándose en la corte de Luis IV, emperador del Sacro Imperio en Baviera después de las derrotas de su padre y la muerte, sumado al encarcelamiento y muerte de sus dos mayores hermanos Eric y Otto de la mano de los Holsteiners. Aquí él actuó como un pretendiente a la espera de una reaparición.

Tras el asesinato del conde Gerhard III por Niels Ebbesen y sus hermanos, Valdemar fue proclamado rey de Dinamarca en la Asamblea de Viborg (landsting) en el día de San Juan, 24 de junio 1340 bajo el liderazgo de Niels Ebbesen. Por su matrimonio con Helvig, la hija de Eric II, duque de Schleswig, y con la herencia dejada por su padre, él pasó a controlar aproximadamente una cuarta parte del territorio de Jutlandia, al norte del río Kongeå.

Él no estaba obligado a firmar una enmienda como su padre había hecho, probablemente porque Dinamarca había estado sin rey durante años, y nadie esperaba que el joven rey de veinte años de edad, pudiera causarle problemas a los grandes nobles como su padre había hecho. Pero Valdemar era un hombre inteligente y decidido, se dio cuenta de que la única manera de gobernar Dinamarca era conseguir el control de su territorio.

Ebbesen intentó liberar el centro de Jutlandia de los Holsteiners en el asedio del castillo de Sønderborg el 2 de noviembre de 1340, pero Ebbesen y sus hermanos fueron asesinados.

La Hipoteca de Dinamarca

Bajo Christopher II, Dinamarca se declaró en quiebra y fue hipotecada en parcelas. Valdemar trató de pagar la deuda y recuperar las tierras de Dinamarca. La primera oportunidad llegó con el dinero del dote de Helvig. La hipoteca en el resto del norte de Jutlandia se pagó por los impuestos recaudados de los campesinos que habitaban los dominios de Valdemar. Él fue capaz de obtener el norte de Frisia en 1344, que de inmediato se tributa a pagar la deuda del sur de Jutlandia, 7.000 marcos de plata. Los campesinos empezaron a enfurecerse debido a las constantes demandas de dinero por parte de la corona.

Valdemar posteriormente puso su mirada en Selandia. El obispo de Roskilde, que era dueño de Castillo de Copenhague y la ciudad, se los cedió a Valdemar para proporcionarle una base segura en la cual se acumularan los impuestos provenientes del comercio a través del Soun. Fue el primer rey danés en gobernar desde Copenhague, anteriormente una posesión del obispo de Roskilde. Valdemar fue capaz de capturar o comprar otros castillos y fortalezas hasta que pudo echar a los Holsteiners. Cuando se le acabó el dinero, tomó los castillos de Kalundborg y Søborg por la fuerza.

En el medio de esa campaña, se fue a Estonia a negociar con los caballeros teutónicos, que controlaban esa zona. Los daneses nunca habían emigrado allí en grandes número, por lo que Valdemar cedió a cambio de 19,000 marcos la Estonia Danesa, la provincia más lejana del lado oriental, lo que le permitió pagar parte de la hipoteca de Dinamarca, que era más importante para él.

Alrededor de 1346, Valdemar IV inició una cruzada contra Lituania. El cronista franciscano Detmar von Lübeck señaló que Valdemar IV viajó a Lübeck en 1346, y luego regresó a Prusia junto a Erich II de Sajonia con el fin de luchar contra los lituanos. Sin embargo, la cruzada contra los lituanos concluyó en nada, ya que Valdemar realizó una peregrinación a Jerusalén (sin permiso papal).[1] Tuvo éxito y fue nombrado Caballero del Santo Sepulcro en honor de su logro, pero fue censurado por el papa Clemente VI por no obtener aprobación previa para un viaje de tal extensión.

A su regreso, Valdemar reunió un ejército y procedió a recuperar el Castillo de Vordingborg, la sede principal de los Holsteiners, en 1346. A finales de ese año, Valdemar podría reclamar toda Selandia como suya. Hizo de Vordingborg su residencia personal, ampliando el castillo y construyendo la Torre del Ganso (“Gåsetårnet”) que se ha convertido en el símbolo de la ciudad. La reputación de Valdemar por su crueldad contra quienes se le oponían hizo que muchos se pensaran dos veces a la hora de traicionarlo. Su política fiscal aplastó a los campesinos que no tenían que hacer otra cosa más que pagar. Alrededor de 1347, Valdemar había expulsado a los alemanes y una vez más Dinamarca era una nación.

Con el aumento de los ingresos, Valdemar era capaz de permitirse un ejército más grande y por medio de conjuras entró en posesión del castillo de Nyborg y el este de la isla de Fionia junto con las islas más pequeñas. Valdemar puso su atención en Skåne que todavía estaba bajo el control del rey de Suecia, cuando el desastre golpeó a toda la región.

Other Languages