Vórtice de tanque agitador

La formación de vórtices en tanques agitadores es generalmente indeseada para los ingenieros químicos, es típico para los tanques de agitación que no contienen cortacorrientes (también llamados desviadores o deflectores). Los vórtices son formados por la fuerza centrífuga creada por el impulsor en un tanque agitador en forma cilíndrica. Un vórtice introduce gas o aire en el líquido que se está mezclando y esto puede ser indeseado para el material en cuestión.

En tanques agitadores cilíndricos se forman vórtices cuando la flecha que sostiene al impulsor se coloca en el centro del cilíndro, es decir, del tanque.

Utilidad del vórtice

La formación de un vórtice puede tener ventajas en algunos casos concretos como cuando se desea que el aire o el gas se mezcle, cuando se desea que la potencia del motor requerida sea menor que si se tuvieran cortacorrientes y si se desea utilizar el tanque para transferencia de calor. Si el vórtice alcanza la turbina, entonces la introducción de aire será mucho mayor.

El análisis de un vórtice requiere la adaptación de la ecuación de Navier-Stokes para coordenadas cilíndricas y principalmente depende del número de Reynolds (Re) y el número de Froude (Fr), espresados por número de Galileo.

Other Languages