Víctor de la Serna

Víctor de la Serna
AriasSalgado1943.jpg

Fotografiado durante una recepción con Otto Dietrich, jefe de Prensa del Tercer Reich
Información personal
Nacimiento15 de enero de 1896
Valparaíso
Fallecimiento25 de noviembre de 1958
Madrid
Residenciacalle de Goya Ver y modificar los datos en Wikidata
NacionalidadEspañola Ver y modificar los datos en Wikidata
Partido políticoFalange Española de las JONS
FET y de las JONS
Familia
PadresRamón de la Serna (padre)
Concha Espina (madre)
CónyugeMaría Gutiérrez-Répide y Crebs
Hijos
Información profesional
OcupaciónPeriodista
SeudónimoUnus Ver y modificar los datos en Wikidata
Miembro de
Distinciones
FirmaFirma de Víctor de la Serna.svg
[editar datos en Wikidata]

Víctor de la Serna y Espina (Valparaíso, 15 de enero de 1896-Madrid, 25 de noviembre de 1958) fue un escritor y periodista español, de militancia falangista. A lo largo de su carrera dirigió varios periódicos, siendo también autor de varios libros. Fue el representante más destacado en España de una literatura de viajes propagandística, caracterizada por su ensalzamiento del régimen franquista y de su modelo social y cultural.[2]

Biografía

Nació el 15 de enero de 1896,[3]​ durante la estancia de su madre —la escritora Concha Espina— en la ciudad chilena de Valparaíso. Su infancia transcurrió en España, en la localidad de Cabezón de la Sal, situada en la provincia de Santander.

Inspector de enseñanza primaria desde 1920,[6]

En la capital formó parte de la tertulia literaria falangista La Ballena Alegre durante los años de la Segunda República, formando parte del grupo de poetas fascistas que rodeó a José Antonio Primo de Rivera.[10]

Fue encarcelado a raíz de los incidentes que precedieron a la promulgación del Decreto de Unificación.[11]

En 1939, con el final de la contienda, se trasladó a Madrid. En la capital dirigió el diario Informaciones, y allí trabajó también para la embajada de la Alemania nazi.[15]​ Pasaría a asumir la dirección del periódico madrileño La Tarde.

Amigo personal del nazi argentino Carlos Fuldner, de la Serna lo protegió durante su estancia en España.[19]

Muchos de sus artículos los escribió con pseudónimo, por lo cual Alfredo Marquerie lo llamó "inventor de pseudónimos".

Fue presidente de honor de la Asociación de la Prensa de Cantabria (1950-1951) y en 1960 en homenaje a él, se añadió un frontón al monumento a su madre Concha Espina en los jardines de Pereda (Santander) reconociéndole como uno de los más renombrados periodistas del siglo XX.[21]

La Asociación de la Prensa de Madrid —de la que llegó a ser presidente—[5]​ creó en 1970 el Premio Víctor de la Serna de Periodismo al Mejor Periodista del Año.

Other Languages